domingo, 15 de enero de 2017

EL FLAMENCO QUE VIENE

María Terremoto por Taswo
María Terremoto por Taswo
Una noche hermosa, una noche de cante grande en una bodega como aperitivo de la XXI edición de los Jueves Flamencos gracias al acuerdo entre el Teatro Bretón y Bodegas Ontañón para que la avanzadilla del ciclo más femenino del universo flamenco internacional llegara a Logroño de la mano de María Terremoto. Y lo cierto es que la jerezana no defraudó; más bien todo lo contrario a pesar de tener apenas diecisiete años y la herencia de la generaciones de una de las sagas más grandes de la historia del flamenco a sus espaldas, un peso aplastante para cualquiera pero que ella acarrea con una enorme naturalidad. La jovencísima cantaora (seguramente la más bisoña de cuantas han pasado por este ciclo en sus dos décadas de vida) ofreció un recital soberbio, de urdimbre clásica, sin la más mínima concesión a la galería y con una cumbre sobresaliente por siguiriya. Tiene una voz que es una delicia, mecida como un velo, una voz que es un tesoro por su singular armonía y cuando se mete por dentro rebajando los tercios es capaz de dotarla de una hondura extraordinariamente flamenca; cantar hacia una misma, hundir la voz, rebuscar el requiebro preciso sin el más mínimo artificio, sin orfebrería, todo muy por derecho, con una nobleza de cante inmemorial.

Hija de la voz
María es hija de una de las voces y de las personalidades más extraordinarias del flamenco contemporáneo. Su padre Fernando, desaparecido prematuramente, era un caudal verdadero de creatividad. Componía, tocaba la guitarra y cantaba con un sabor antiguo incomparable. Y existen muchos rasgos de Fernando en la voz de María; veta de un mismo cante, adn intercambiable de un sentimiento profundo, de una manera de pisar las tablas y respirar los cantes de gran envergadura sin una monta de la más mínima afectación. Como es natural, María no es -ni puede ser- una cantaora redonda porque se nota que anda sumergida en su personal y genuina búsqueda. Da la sensación de que quiere amaestrar su potencia innata, el grito primigenio que domina y que no quiere que la cataloguen como una cantaora enciclopédica, aunque se recree en la malagueña, el los tientos o en las soleares del inicio. Además, María va muy bien acompañada con un tocaor también joven pero dotado de un excelente compás y sonido. Nos deleitó con una falseta por arriba en la siguiriya sencillamente colosal, enorme de talento y de musicalidad. El público la sintió muy dentro y antes de que María rompiera a cantar le propinó una de las ovaciones de la noche. Nono llevó a María montadita en su compás, con los estribos suelto para que el caballo se desbocara lo justo y nos estremeciéramos con aquella bellezas del flamenco que está a punto de llegar o que quizás haya llegado ya. La verdad es que enn Logroño ya sabemos quién es María Terremoto y las razones por las que se llevó el premio revelación de la Bienal de Sevilla. 

o XXI JUEVES FLAMENCOS   Primer concierto de la XXI edición de los Jueves Flamencos del Teatro Bretón (Fuera de abono). Cante: María Terremoto  Toque: Nono Jero. Lugar: Sala de exposiciones de Bodegas Ontanón. (Lleno). Jueves, 12 de enero de 2017

Tauroemoción presenta para marzo a Victorino con Curro Díaz, Paco Ureña y Varea

La empresa Tauroemoción, dirigida por Alberto García y concesionaria también de la plaza de Calahorra, ha sido la única que ha presentado plica ante el Ayuntamiento de Arnedo para organizar los festejos taurinos durante las próximas fiestas de San José de 2017 (una corrida de toros el sábado 18 de marzo y una novillada sin picadores -final del XVI Bolsín 'Zapato de Plata'- el domingo 19 de marzo). El cartel que ha presentado para la corrida está compuesto por toros de Victorino Martín para los diestros Curro Díaz, Paco Ureña y Varea. Ninguna otra empresa taurina ha concurrido a un concurso que se puso en marcha el pasado 23 de diciembre, que se publicó en la web municipal -'Perfil del contratante'- el 2 de enero y que contó finalmente con apenas ocho días naturales (menos de una semana) para que las empresas taurinas interesadas presentaran ofertas. En este contrato no hay presupuesto base de licitación; es decir, el Ayuntamiento no pagará cantidad alguna al adjudicatario por la organización, pero especifica que el año pasado (cuando se celebró el mano a mano entre Diego Urdiales y Alejandro Talavante) se recaudaron 144.481,81 euros. Como ha podido saber Diario LA RIOJA, la comisión taurina no ha sido informada oficialmente de la puesta en marcha de este proceso de adjudicación y antes de formalizarse el pliego de condiciones hubo al menos una toma de contacto entre el máximo responsable de Tauroemoción, Alberto García, y el alcalde de Arnedo, Javier García.

El crítico francés Marc Lavie abre el 27 de enero el ciclo del Club Taurino de Alfaro

El periodista francés Marc Lavie abrirá el próximo 27 de enero el IX Ciclo de Conferencias del Club Taurino de Alfaro. Lavie abordará el presente y el futuro de las corridas en Francia desde la perspectiva de uno de los periodistas más influyentes del país vecino. La siguiente charla será protagonizada el 3 de febrero por Paco Ruiz Miguel, uno de los diestros que participó en la legendaria corrida del siglo de Madrid, con toros de Victorino en el cartel. El ciclo finalizará el viernes 10 de febrero con el ganadero de Torrestrella Ávaro Domecq. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

sábado, 14 de enero de 2017

María Terremoto: «Siento que cuando subo al escenario siempre me acompaña mi padre»

Comienzan hoy los XXI Jueves Flamencos en Bodegas Ontañón con María Terremoto, cantaora revelación de la Bienal de Sevillla

María Terremoto es heredera de un misterio, hebra pura de un cante flamenco inaudito y genuino. Apenas tiene 17 años y se llevó el premio en la pasada Bienal de Sevilla a la cantaora revelación del evento. Llega esta noche a Logroño para inaugurar en Bodegas Ontañón la XXI edición de los Jueves Flamencos, y lo hace con el sentimiento puro de alguien que comienza en el cante profesional pero que tiene la memoria presente de su abuelo, el gran Terremoto de Jerez, y de su padre, Fernando Terremoto, una de las fuentes más caudalosas de lo jondo a pesar de que la vida fue demasiado rácana con él.
-¿Hija y nieta de dos Terremotos?
-Sí, ahí voy caminando con el orgullo de un cante que me fascina, con el temblor de una historia realmente asombrosa pero con la pasión de alguien que ama el flamenco como parte de su propia vida.
-No es mayor de edad y ya ha dado de que hablar en el cante.
-La Bienal de Sevilla ha sido muy importante porque el premio me ha dado a conocer de cara a los medios, los periodistas y a la gente... Pero llevo cantando desde que nací.
-¿Cómo recuerda a su padre?
-En cada momento, en ocasiones tengo la sensación de que cuando subo al escenario me acompañan él y mi abuelo, los dos Terremotos a mi lado. Voy a cantar y es como que percibo que están a mi lado.
-¿Le enseñó a cantar cuando era niña?
-Él tenía en casa un estudio para componer, ensayar, cantar y tocar, que era su verdadera locura. Pues bien, cuando tenía tres o cuatro años me empezó a enseñar los cantes. Tocaba por soleá y me explicaba cómo era cada uno de los tercios, las entonaciones, los ritmos. Y así con cada uno de los cantes. Yo era una esponja y lo sentía todo cómo él me lo enseñaba.
-Mucha gente recuerda a su padre por su cante, pero era un apasionado de la guitarra...
-Es verdad, su vida era el toque. Siempre estaba con la guitarra a vueltas. Era como su compañera más fiel.
-¿Y la composición?
-Era su refugio; era como su momento para desconectar y aislarse del mundo.
-¿Qué diferencia había con el cante de su abuelo, el legendario Terremoto de Jerez?
-Mi abuelo era todo espíritu, era el cante que se salía del pecho, el cante de raíz pura jerezana, todo intuición, todo conocimiento que había heredado por la vía de la sangre. Mi padre tenía esa fuerza, pero cantaba de otra manera distinta, con un conocimiento como más racional de la música que le otorgaba a todo su trabajo de una reflexión distinta. Era el mismo eco, un más primitivo, el otro más musical.
-¿La siguiriya de su abuelo y la malagueña de su padre?
-Ahí está. El cante de mi abuelo era como un volcán desatado, como una fuerza de la naturaleza; en mi padre existe una dulzura que en la malagueña se hace muy evidente. El eco es el mismo, el de Jerez, el de nuestra familia, pero entre ambos existen muchas diferencias que sirven para enriquecer el cante.
-¿Y usted dónde se sitúa?
-Yo estoy empezando en el cante y todavía no puedo decir nada; tengo todo el camino por hacer, todo por aprender y por escuchar.
-¿Pesa mucho el apellido?
-Desde luego, una de las razones más íntimas por las que canto es por mantener la llama de los Terremoto. En un momento dado te ayuda para comenzar, por el nombre, la expectación y todo eso, no cabe duda. Pero luego está la responsabilidad. Ahí existe un legado muy fuerte, una historia y unas expectativas que se hace la gente. ¿A ver cómo canta la niña de Fernando? Eso lo llevas dentro y te acucia.
-Ser profesional no es un juego.
-Ni mucho menos. Hay una responsabilidad de cara al público en el escenario y otra tuya muy personal que hace que esté todo el día estudiando. Ahora mismo tengo en la mano aquel disco de mi abuelo que se grabó en Sevilla casi de incógnito en la Peña Torre Macarena de Sevilla en 1997. Es una joya, con el toque de Manuel Morao. Ya no se canta así. Mi abuelo era muy fandanguero, admiraba a Caracol, pero la siguiriya es increíble. Lo escucho para empaparme de aquel sentido del cante tan extraordinario, tan cuajado de arte por todos los lados.
-¿Qué otros cantaores le emocionan?
-Ahí están Caracol, Fosforito, Chocolate, Agujetas o Camarón; soy mu camaronera. Y de los de ahora me encanta José Valencia. Tiene un quejío y una voz que me impresiona. o Esta entrevista la he publicado en Diario La Rioja

Fernando Terremoto, un cantaor flamenco excepcional
En febrero de 2010 nos dejó Fernando Terremoto, una de las voces más extraordinarias del flamenco y un artista que fue capaz de remontar su propia historia para diferenciar su eco del de su padre, una de las voces milenarias del cante jondo. Fernando tenía toda la dulzura de los grandes artistas y una capacidad innata para la creación, algo verdaderamente formidable en una concepción de una flamencura tan innata como la de su familia. Puro Jerez, esencia siguriyera y de raíz inequívocamente gitana. Fernando Terremoto debutó en Logroño en 2001, con Manuel Parrilla a la guitarra y con su disco ‘Cosa Natural’ recién salido del horno. Volvió por última vez en 2007 en una memorable actuación con Israel Galván en ‘La Edad de Oro’, una obra de cante, toque y baile colosal. Su cante perdurará siempre, su último disco es excepcional, aunque da la sensación de que apenas sea una brizna de todo lo que se llevó con él al paraíso del cante.

domingo, 1 de enero de 2017

PEDRO VIVANCO, EL FORMIDABLE INSTINTO DEL RIOJA (IN MEMORIAM)

Ver en el vino mucho más que vino; éste es uno de los grandes legados de Pedro Vivanco, un personaje absolutamente incontestable tanto en la revolución del Rioja como por su extrema capacidad para recrearse, reinventarse y florecer con un sueño de aventura que parecía quimérico e imposible para un muchacho que iba en un carrito por las calles de Logroño repartiendo el vino de Los Tinos de aquel primitivo despacho de la calle de los Yerros. El tiempo fue su gran aliado para darse cuenta de que en cada botella y en cada grano había una historia, una verdad a la que asirse para dar sentido a su vida. No quiso estudiar al principio, pero cuando asumió la cultura aquella de las calles y de los tratos, se dio cuenta de que era necesario sumar la Academia a su formidable instinto, a esa sensibilidad que ahormaba su talento innato de catador. Volvió de Requena transformado, como un hombre nuevo al que se disputaban las bodegas más grandes de la época pero que tenía muy claro que su destino lo iba a forjar él mismo, con su conocimiento y con su afán emprendedor. Pedro Vivanco se multiplicó, compraba vino y lo vendía a bordo de un camión con el que recorrió La Rioja de los terruños de cabo a rabo; comenzó a coleccionar objetos, a guardar libros, a darle la vuelta al mundo con la pasión de su abuelo Pedro, de Alberite, y el esfuerzo aprehendido de sus padres, Santiago que era albañil y Felisa, de la que heredó un sentido cartesiano para los negocios que siempre le acompañó. Tuve la suerte de poderlo tratar y conversar con él muchas tardes en su casa para relatarme aquella historia de superación, aquella lucha de un hombre eminentemente complejo pero que se desenvolvía con una apabullante sencillez. Era impresionante su despacho, pero no por su mínima envergadura o sus nulas pretensiones decorativas; lo era por aquel mapa de papelitos sobre la mesa en el que iba anotando sus asuntos pendientes. Pero era la memoria su gran aliada, la misma memoria que se mezclaba con su corazón para ayudar sin la más mínima mota de usura a un sinfín de personas que se lo pidieron en el sector del vino y también fuera de él. Su sueño fue el Museo de Briones: "Devolverle al vino lo que me había dado", tal y como solía decir. La obra es sencillamente descomunal. Hugh Johnson, autor de Altlas Mundial del Vino, lo calificó como el Museo del Prado de la cultura del vino. Cualquier museo palidece a su lado, cualquier iniciativa cultural en torno al sagrado líquido de nuestra región es y será devota de una Fundación que él alentó sin reparar en otra cosa que su dignidad, la dignidad del vino, de sus gentes y de su tierra. Pedro Vivanco es sinónimo de esfuerzo; ejemplo de soñador, creador de un estilo que tiene en sus dos hijos: Santiago y Rafael, los depositarios de un legado extraordinario que comprendieron desde el primer momento y con el que se identificaron como una forma de darle la continuidad natural a los sueños de su padre. Recuerdo la primera vez que entré a su casa, su mujer Angélica había cocinado pella y Pedro me dijo que disculpara aquel aroma tan característico, pero que era su verdura preferida. Me quedé alucinado con aquel personaje forjado a sí mismo pero que carecía de afectación y del más mínimo atisbo de afán de protagonizar nada. Él está y estará presente en cualquiera de sus viñas de Alberite, en las furgonetas de reparto de Los Tinos, en los maravillosos monovarietales de Rafael o en los pasillos del Museo que llevan a la sala Octogonal de una bodega en la que me lo sigo imaginando de paseo con Santiago atisbando nuevas ideas nacidas siempre de su enorme humanidad y de su descomunal instinto. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

miércoles, 28 de diciembre de 2016

LA HORA DE BELMONTE

Por Ignacio Sánchez Mejías

Ya finalizaba la faena, una eralilla cárdena salió a la placita, y con mucho brío y mucho coraje se arrancó varias veces al caballo de la tienta. Manó la sangre de los puyazos y como una sierpe se deslizó hasta la pezuña. Se iba el día: unas nubes negras y otras rosadas parecían caminar por los lomos de Sierra Carbonera. El monte bajo está cuajado de flores amarillas, la casa blanca de la vega y los verdes pinares tienen un color raro e indefinido. Belmonte sale de un burladero y con un capotillo engaña una y otra vez a la becerra. Juntas las manos lleva el capote en semicírculo por debajo de la cadera, con ese ritmo suyo que tan claramente se manifiesta en la media verónica. Los últimos destellos del sol se reflejan como un símbolo sobre la seda roja de su capa. Es la hora de Belmonte, cuando la luz se marcha de las plazas de toros y todo queda en el bravo espectáculo saturado de un color raro e indefinido que sólo acertara a describir Ignacio Zuloaga.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Las plazas se resisten al vacío

Según datos de Cultura aumentan la franjas de jóvenes que asisten a los toros

A lo largo de 2015, a los espectáculos taurinos de pago se acercaron en torno a 3,7 millones de personas, según el Ministerio de Cultura

Los toros viven inmersos en una singular encrucijada, quizás la mayor de una historia que se remonta hasta la antigüedad y que cuajó como arte mayúsculo en las primeras décadas del siglo XX; con las vanguardias pictóricas y poéticas nació el arte del toreo, el sentimiento de su belleza y su consideración espiritual como una expresión del alma. Pero todo ha cambiado, y aunque llegan los rumores de la increíble faena que el domingo pasado protagonizó Morante de la Puebla en la Monumental de México, la realidad es que el invierno taurino en España ha traído la lamentable noticia de la pérdida de Vitoria para la causa. En la capital de Álava el toreo venía herido de muerte desde hace años. Después de que ninguna empresa se haya presentado al concurso de adjudicación del coso, el Gobierno municipal, formado por PNV y PSE, ha decidido renunciar a repetir el concurso público y tampoco ha querido negociar directamente con alguna de las empresas que en un principio se interesaron de forma directa o indirecta por hacerse cargo del inmueble. Según El Correo, la decisión está tomada y no habrá toros el año que viene. El adjudicatario, según estipulaba el pliego, además de abonar un canon anual de 3.000 euros, debía costear la colocación de la arena de la plaza, los honorarios de la banda de música, así como costes médicos y veterinarios, aspectos todos que hasta ahora eran asumidos por el propio consistorio. El Ayuntamiento ha hecho todo lo posible para que no se den toros, pero de nuevo el sector taurino ha sido totalmente incapaz de reaccionar y ofrecer una respuesta conjunta. Nadie, ni toreros, ni empresarios... Los grandes han permanecido una vez más inmóviles.

El Gobierno de España edita cada año los algoritmos de los hábitos culturales de los ciudadanos. Y entre muchos números e ideas aparece en el nuevo anuario un dato más que revelador: la edad media de quienes se han acercado a alguna de las manifestaciones de la tauromaquia reglada se ha rejuvenecido con respecto a hace cuatro años y, además, se ha hecho más culta, tanto que en todos los parámetros que se analizan –museos, artes escénicas, música, etc...– los que se acercan a una plaza de toros superan de forma clara a la media nacional en sus inquietudes culturales. Como recoge ‘Taurología.com’ en un concienzudo informe, a lo largo de 2015, a los espectáculos taurinos de pago se acercaron en torno a 3,7 millones de personas. Pero lo más interesante radica en el incremento de espectadores que se registra en las franjas de 15 a 25 y de 25 a 35 años, que han crecido de manera apreciable con respecto a lo que ocurría en el periodo 2006-2007. Aunque en todos los grupos de edad, la asistencia a los toros mejora con respecto a hace cuatro años, estos tramos más jóvenes lo hacen en mayor medida. 

Toros y cultura 
Además, en todas las disciplinas de la cultura, quienes va a los toros se sitúan en una posición superior a la media nacional en asistencia al cine, teatro o conciertos musicales, lectura de libros o visitas museos. Parece que las plazas no se vacían del todo y que los que asisten a las corridas no son esos seres dantescos que el animalismo inventa a cada paso. La encuesta refleja también un apreciable grado de satisfacción en el espectador de toros: en un torno a un 38% puntuó con un sobresaliente entre 10 y 9 y más de un 45% lo hicieron con un notable alto: 8 y 7. Pero a su vez, a través de la televisión y de las nuevas tecnologías, se acercaron a la fiesta un número muy apreciable de espectadores. Hasta un 35% de las audiencias atendió a las transmisiones taurinas de la TV y más de un 2,5% lo hizo a través de Internet. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

martes, 13 de diciembre de 2016

La realidad de las subvenciones taurinas (ante las manipulaciones de ERC)

Alfred Bosch, el diputado de ERC que ha 
publicado el informe titulado ‘Toros & Taxes’
El toreo supone el 0,006% del presupuesto cultural del Gobierno de España: 30.000 € de los 494 millones

Un informe de ERC asegura que los toros reciben 571 millones pero sólo documenta el 0,16 %

Los presupuestos europeos no incluyen ninguna ayuda para espectáculos taurinos

Alfred Bosch, diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), ha publicado un informe titulado ‘Toros & Taxes’, en el que asegura que «sin la subvención de 571 millones de euros la fiesta taurina no sería posible». Este documento, también conocido como ‘Informe Bosch’, sigue presentándose en diferentes ámbitos políticos como ha sucedido recientemente en el Congreso de los Diputados por parte de Gabriel Rufián y se habla abiertamente de 571 millones de euros de subvención anual a los festejos taurinos. Sin embargo, a pesar de que los presupuestos de las Administraciones son públicos, ERC sólo identifica partidas por valor de 30 millones de euros, que corresponden al periodo comprendido entre 2006 y 2012. Por tanto, ‘Toros & Taxes’ identifica el equivalente a 2,5 millones de subvenciones por temporada, apenas el 0,44% de la cifra de 571 millones que traslada incesantemente como un mantra. Como explica la Fundación del Toro de Lidia, «el 99,56% de los datos de Alfred Bosch se basan en meras especulaciones». Una parte de esos 30 millones de euros que sí vienen respaldados por datos reales en ‘Toros & Taxes’ corresponden en realidad a obras de renovación y mantenimiento de plazas de titularidad pública, mientras que solamente se identifican 936.000 euros en concepto de ayudas a festejos taurinos (350.000 euros en Vitoria, 321.000 euros en Córdoba, 180.000 euros en Valladolid y 85.000 euros en La Coruña). Además, estas cifras están completamente desfasadas, ya que en la actualidad ninguna de dichas ciudades subvenciona sus ferias taurinas. La clave de la manipulación del ‘Informe Bosch’ descansa en dos pilares. Por una parte, ERC asume de manera completamente gratuita que todo festejo taurino celebrado en España recibe una subvención del 33%, y por otro lado infla de manera desproporcionada los costes de los festejos taurinos, apuntando que un espectáculo en plaza supone 600.000 euros y un festejo popular tiene un coste de 60.000 euros. Otro dato que se pone de relieve son las denominadas ‘subvenciones europeas a la tauromaquia’. Pues bien, entre 1999 y 2014, la Comisión Europea ha respondido en el Parlamento Europeo más de cincuenta preguntas sobre la financiación pública que reciben los toros. En todas y cada de estas respuestas, el ejecutivo comunitario ha aclarado que los presupuestos de Bruselas no incluyen ninguna ayuda a la celebración de espectáculos taurinos. En segundo lugar están los presupuestos nacionales de cultura, que emanan del gobierno de España. Estas partidas recogen exclusivamente una cantidad de 30.000 euros ligados a los toros, en concreto al Premio Nacional de Tauromaquia, lo supone apenas el 0,006% del presupuesto cultural del gobierno de España. En cuanto a las CCAA, la Autonomía de Madrid es la única que mantiene un presupuesto permanente dedicado a asuntos taurinos, si bien conviene señalar que los 1,4 millones de 2013 se financiaron holgadamente con los 2,3 millones que abonó la empresa gestora de la Plaza de Las Ventas en concepto de canon por su explotación. La Fundación del Toro de Lidia recuerda que «la tauromaquia es una actividad cultural legal y también tiene derecho a percibir subvenciones públicas, como sucede con otros espectáculos». o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

martes, 6 de diciembre de 2016

Curro Romero, la leyenda del faraón del toreo

El diestro de Camas acaba de cumplir 83 años entre el respeto y la añoranza de sus muchos partidarios

16 años despues de su retirada, la figura de Curro Romero sigue iluminando la tauromaquia 

Curro Romero, mejor dicho Curro, porque en el toreo con ese nombre es suficiente para desvelar todos los significados, acaba de cumplir 83 años. Tan grande fue que un día hasta un magistrado dictaminó en una sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que ser ‘currista’ es un «sentimiento altruista» y «una forma de entender la vida», que justifica una ardorosa defensa del diestro de Camas ante cualquier tipo de ataque. Y es que se trataba de una resolución que desestimaba las pretensiones de una empresa frente a un trabajador cuyo despido por defender a Curro había sido declarado improcedente. Casi nada.Curro está lleno de sentencias: «Mi público preferido es el del tenis, que siempre está en silencio», dicen que dijo un maestro que siempre ha preferido la discreción y el segundo plano mucho antes que ser pasto de periodistas que mil veces han tratado de entender dónde residía su magia, dónde radicaban las fuerzas telúricas que hicieron que cada lance suyo fuera cantado como una obra de arte de inconmensurable belleza. «Porque un artista no trabaja por encargo, no es una fábrica».

Curro flamenco
En una entrevista con Alberto García Reyes, Curro le contó algunas de su andanzas con flamencos de postín. Como aquella noche en Triana en la que se llevó a la taberna del Morapio a su hermano Camarón y tuvo que pedirle a Antonio Ordóñez que se marchara para que la fiesta cogiera cochura. El de la Isla cantó una siguiriya «y nos rompimos las camisas, lloramos, nos abrazamos unos a otros, eso fue inexplicable». Curro andaba por la plaza con una majeza especial y el ‘currismo’ comenzó a extenderse como la pólvora porque también había una brizna de derrota en aquellas formas a las que nunca quiso traicionar. «Siempre he sido fiel a mí mismo. «Yo tenía técnica para poder hacerle a cualquier toro cuatro cosas y contentar a la gente, pero no lo sentía y por eso no lo hice. Ésa es mi dignidad: no me he traicionado», le dijo al periodista. Curro Romero nació en la calle Ángel de la localidad sevillana de Camas el uno de diciembre de 1935. Desde muy niño trabajó como mancebo de una de las tres farmacias que había en su pueblo. Junto a esta labor, rondaba las fincas para dar pases a los becerros hasta que le surgió la primera oportunidad en la plaza de La Pañoleta de su localidad natal, donde cautivó por sus formas de torero caro.  Las Ventas se presentó como novillero el 18 de Julio de 1957. Recibió la alternativa en Valencia el 18 de marzo de 1959 de manos de Gregorio Sánchez, como padrino, y Jaime Ostos, como testigo. El toro de esta efeméride tenía por nombre ‘Vito’ y pertenecía a la ganadería del Conde de la Corte. Tras torear cerca de 900 corridas de toros y conceder 35 alternativas (la primera de ellas en Logroño al arnedano Antonio León), anunció su retirada tras participar en un festival benéfico junto a Morante de la Puebla en la placita de carros de La Algaba (Sevilla) el 22 de octubre de 2000. En su vida profesional abrió siete veces la Puerta Grande de la Monumental de Las Ventas madrileña, lo que da una idea de su grandeza como torero. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

sábado, 3 de diciembre de 2016

JOAQUÍN VIDAL, UNA GENEROSIDAD QUE NUNCA OLVIDARÉ

Joaquín Vidal fue no sólo un periodista ejemplar y un crítico sobresaliente, sino también una persona generosa y afable que a mí me trato con un cariño que nunca olvidaré. Un día de 1997, armándome de valor, llamé a El País y pregunté por él. Se puso, le expliqué que era periodista, que solía escribir de toros en La Rioja y que en El País llevaban sin cubrir la feria de Logroño varios años. Vamos, que me ofrecí para el asunto. Joaquín Vidal –que me escuchó muy amablemente– me pidió que le mandara algunos artículos para ver el percal. A la vuelta de un mes –más o menos– me llamó y me dijo que desde ese año se iba a cubrir la feria de San Mateo y que lo iba a hacer yo. Jamás me dio ninguna instrucción, tan sólo que procurara sacar el título de la crónica del primer párrafo. Siempre que tuve una duda le llamé; un problema o cualquier cosa, siempre –sin conocerme nada más que por teléfono– me la resolvía con enorme ternura. Cuando le ofrecía una noticia o algo de interés, siempre estaba dispuesto a escucharme, a tratarme bien, a ser una persona cordial y afectuosa. Nunca olvidaré ni su maestría periodística ni la oportunidad que me dio de escribir en el periódico en el que él firmaba. Hasta siempre, maestro.
(Este artículo lo escribí hace más de diez años)

lunes, 28 de noviembre de 2016

Victorino Martín: «Tenemos que apoyar a la empresa de Las Ventas porque Madrid es vital para el toreo»

Foto: Juan Pelegrín
El ganadero de la ‘A’ coronada recibió el viernes el premio a la corrida más completa y al toro más bravo de la Feria de San Mateo

«De momento la empresa ‘Chopera’ no nos ha dicho nada de Logroño ni tampoco de Bilbao»

«Estamos en un tiempo decisivo para la tauromaquia y es fundamental que todos apoyemos. La apuesta de Simón Casas en Madrid es muy ambiciosa y todos los estamentos de la fiesta tenemos que apoyar a Las Ventas, que es el gran faro de la tauromaquia», explicó Victorino Martín García el viernes tras recibir dos premios por su gran corrida en la pasada feria de San Mateo: el de la ganadería más completa, que le entregó la Federación de Peñas; y al toro más bravo, que el Círculo Taurus le concedió por ‘Planteadito’, el bravo ejemplar al que una buena parte de la afición logroñesa le pidió el indulto y al que Manuel Jesús ‘El Cid’ le acabó cortando dos orejas.
–¿Fue el toro ‘Planteadito’ merecedor del indulto?
–La verdad es que desde mi punto de vista sí; fue un toro muy bravo con mucha clase en la muleta y con mucho que torear. Respeto la decisión del presidente y espero que en siguientes ocasiones demuestre la misma exigencia.
–¿Tiene corrida apartada para Logroño el próximo año?
–De momento la empresa ‘Chopera’ no nos ha dicho nada. Este año tenemos en el campo unas 13 corridas y ya sabemos que tenemos dos tardes en Las Ventas, Sevilla y varias plazas de Francia.
–¿Y para Bilbao?
–No puedo decir nada porque todavía no nos han llamado, pero como sucede con Logroño son dos plazas que han sido muy importantes en nuestra trayectoria.
–Hace unos días el Ministerio de Cultura le concedió a su padre el Premio Nacional de Tauromaquia. ¿Siente un especial orgullo?
–Independientemente de que yo sea su hijo, contemplo la figura de mi padre y veo la de una personalidad esencial para comprender buena parte de la evolución del toreo contemporáneo. Él tuvo la inmensa virtud e ingenio para recuperar un encaste que estaba en vías de extinción (de hecho, iba al matadero). Se em peño hasta las cejas porque no tenía un duro, y no sólo lo puso en órbita sino que se convirtió en la ganadería más importante de la segunda mitad del siglo XX. Recuperó la emoción del toro bravo, su complejidad y una personalidad que diferenció su hierro del resto. Triunfar con un toro de nuestra casa siempre tiene un punto más de importancia por las dificultades intrínsecas que conlleva su especial comportamiento.
–¿Sería posible que se repitiera en estos tiempos un fenómeno mediático como el de la Corrida del Siglo?
–No. Las circunstancias lo han cambiado todo y las televisiones generalistas han dado la espalda al espectáculo taurino. En aquellos años hasta siete millones de personas pudieron ver la corrida. Ahora estamos relegados a las televisiones de pago y obviamente se llega a mucha menos gente. Con aquella corrida se paralizó el país y hubo tanta demanda que hasta se tuvo que repetir.
–¿Qué le parece cómo trata la televisión pública a los toros?
–Existen algunas televisiones autonómicas que dan corridas y tienen cuotas de audiencia muy destacadas. En TVE se da algún festejo muy puntual, pero de plazas de muy poca relevancia y compromiso en la temporada. Lo digo con mucho respeto a los actuantes, pero no entiendo que fuera descabellado volver a lo que se hacía antes, donde se emitían corridas buenísimas de las mejores ferias: Sevilla, Madrid, Pamplona o Bilbao... Y no olvido el hecho de que en los informativos sólo se hable de toros cuando hay una tragedia, no cuando ha sucedido una gran tarde o un triunfo importante.
–¿Cree que el sector taurino es capaz de ofrecer una respuesta conjunta?
–La verdad es que hasta el momento no hemos sido capaces de ir unidos, de olvidarnos de intereses particulares para defender nuestra importancia en la sociedad. A pesar de los pesares, del bloqueo mediático y de tanto viento en contra seguimos siendo el segundo espectáculo de masas de España y la industria cultural que más impuestos paga.
–¿Llegará la unidad?
–Así lo espero. Yo tengo confianza en la Fundación del Toro de Lidia. Sus pasos están siendo lentos, pero en muy buena dirección. Creo que es vital que seamos capaces de ir unidos de una vez por todas. o Esta entrevista la he publicado en Diario La Rioja.

domingo, 27 de noviembre de 2016

José Tomás, vivir es saber morir

El fotógrafo mexicano Carlos Cazalis desentraña el alma más trágica y profunda del toreo de José Tomás

Sangre de Reyes es un libro ciertamente extraño obra del fotoperiodista Carlos Cazalis (Ciudad de México, 1969), ganador de World Press Photo por un trabajo sobre la pobreza en Sao Paulo y que después fue capaz de retratar la agonía hospitalaria de su padre, con el consentimiento de un hombre que admiraba el ojo apóstata de su hijo. Por eso, Sangre de Reyes, dedicado a José Tomás no es exactamente un libro de toros, ni un álbum fotográfico del diestro, es un testimonio sangrante de nueve años y también de la peregrinación de este fotógrafo por cosos de España, Francia y México, donde la deslumbrante coreografía de la corrida se convierte en un retrato hiperrealista de sus gentes, de sus formas y de su alma. Existe una textura que subyuga en las imágenes de Cazalis, una singular firma de autor que no se distrae en el mero componente estético de la corrida, que ahonda en la profundidad de cada instante, en lo desgarrador de la lidia, de la batalla interior del torero consigo mismo y, desde luego, en lo descarnado que puede llegar a ser el toreo cuando se vive con la intensidad con la que se precipita José Tomás en los ruedos. Por eso conmueve, no es un alegato a favor de los toros, es un retrato repleto de dramatismo, de crudeza y de algo parecido a una especie de tensión hipnótica con la que Cazalis reproduce el ensimismamiento, la entrega descarnada de un torero con ribetes de absoluta inmolación en varias escenas donde la muerte se asoma sin ambages en su objetivo.

Grandes medios
Cazalis ha publicado en medios como The New York Times, El País, Le Monde, Le Fígaro, Newsweek Japón, International Herald Tribune, Sports Illustrated y Vanity Fair, y ha hecho posible este libro buscándose él mismo la financiación a través de 'crowdfunding'. Además, hace unas semanas acaba de publicarse con el amparo de la editorial RM. El propio autor explica que para contar esta historia existen dos personajes: «Uno es el matador José Tomás, quien además de ser considerado el último gran torero, es una persona intrigante que tarde a tarde ha dado pruebas de que estaba dispuesto a morir haciendo lo que más ama. Con esta pasión fue demostrando lentamente y toreando cada vez menos que vivir es saber morir. El otro personaje es el toro de lidia, un bellísimo animal, con una profunda nobleza a quien amamos por su existencia pero que sin embargo hacemos llegar a su muerte». El libro cuenta, además, con la colaboración de tres autores muy distintos: el francés Jacques Durand, cronista del diario Liberation; el mexicano José Cueli, psicoanalista y el corresponsal de guerra Jon Lee Anderson. Un elemento más de la obra son extractos facsímiles del libro 'Pagan Spain', del ganador del Pulitzer, Richard Wright, con sus primeras impresiones de la inconfundible majestuosidad y fuerza del toro.

Impacto y trascendencia
Cazalis explica que confía «plenamente que el libro tendrá un impacto importante, tanto en el mundo taurino como en el de la fotografía, ya que narra la transcendencia que ha tenido José Tomas en los últimos siete años. Muchas de las fotografías que se incluyen son de tardes históricas, especialmente en Barcelona el 7 de Julio de 2009 con la encerrona de seis toros, así como la última corrida que se llevó a cabo en dicha plaza antes de su cierre el 25 de Septiembre de 2011. Estuvimos en su regreso a Valencia en el 2011. En Nimes (Francia) en 2011 y 2012 con la encerrona de seis toros en la que logró once orejas, un rabo y hasta un indulto. Finalizamos el dos de mayo de 2015 con su reaparición tras durísima tarde de Aguascalientes. También incluimos a Jerez de la Frontera, Alicante, Huelva, Gijón, Burgos, Linares y Bayona». o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

sábado, 26 de noviembre de 2016

AMO A LOS ANIMALES

Amo a los animales profundamente; los amo tanto que incluso me siento capaz de amar a los bípedos implumes. Los amo y los respeto y creo que nadie tiene derecho monopolizar dicho amor y ensañarse con los que creen que no practican la doble moral de colocar a todos los seres de la creación a la misma altura del hombre, porque no es lo mismo un pollo que un asno o una liebre. El antitaurinismo clásico, por ejemplo el de Jovellanos o Eugenio Noel, tenía una raíz humanista; el de la secta contemporánea, tiene un aliento animal; el animal en el centro de todas las cosas hasta llegar al absurdo mismo de no comprender nada. El animalista actual es producto de la cultura urbanita y del desapego con el mundo rural. Confunde la sensibilidad con la sensiblería y lejos de intentar comprender lo que no entiende o no entra en su casilla del saber, recurre a la educación para decirnos a la cara (muchas veces insultando) que nosotros somos asesinos y que nuestra pasión taurina es producto de una educación tenebrosa heredera de Puerto Hurraco en el mejor de los casos. Pues no, no necesitamos que se elabore una ILP tan larga y obtusa que parece la constitución de Corea del Norte para prohibir a mis hijos, por ejemplo, que vayan a las vaquillas de San Mateo o que se apunten al Aula de Cultura Taurina de Diego Urdiales. Calamaro habló del Reich Animalista y lo clavó. Andrés, como yo y tantos otros, somos seres sin sentimientos ni educación, seres corrompidos por la sangre de los toros, cráneos vacíos que no recurren a falsos dictámenes de la ONU ni a recomendaciones del lobby animalista que trata de cercenar algo tan bello como es la libertad. Pero encima de todo esto, la ILP es una chapuza, un galimatías legal insostenible. Los locos éramos nosotros, los taurinos, esa gente burda y asocial que asiste a las corridas y quema los contenedores de las calles cuando Morante ha tenido una mala tarde. Me río: ¡ja!
 o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

lunes, 14 de noviembre de 2016

Alianzas y ‘clústeres’ taurinos

Alberto Bailleres, el potentado mexicano.
El grupo de Simón Casas y la alianza ente Bailleres y Chopera se reparten el control del toreo

Los dos nuevos grupos empresariales lucharán por el control de las ferias, nuevas plazas y el dinero de los toreros 

Con la alianza conocida esta semana entre la familia Chopera (gestora de la plaza de toros de Logroño, Bilbao, San Sebastián, Palencia, Almería y Salamanca, entre otros cosos) y el magnate mexicano Alberto Bailleres, que dirige un gran número de plazas, entre otras la de Ciudad de México y que en España tiene la FIT, el mundo del toreo asiste a un impresionante terremoto interno en el que se han recolocado las piezas angulares del sistema tras la jugada maestra de Simón Casas que dejó en la estacada al propio Bailleres y a José Antonio Chopera para adjudicarse la plaza de toros de Las Ventas en compañía de ‘Viajes Nautalia’ y el fondo de inversiones que lleva adherido dicha compañía. Simón controla Madrid, Valencia, Alicante, Zaragoza y Nimes. Así que excepto Pamplona y Sevilla, el gran circuito taurino queda prácticamente en dos manos empresariales que en pocos años se disputarán el cetro del toreo con el próximo concurso de Madrid. Parece lejano, pero puede pasar cualquier cosa. La crisis ha certificado un cambio casi impensable en las empresas taurinas que han tenido que recurrir a alianzas o ‘clústeres’ de empresas para intentar por todos los medios rebajar los costes de un espectáculo lastrado por dos cuestiones fundamentales: los altísimos costes de producción y la inexistencia de ingresos atípicos provenientes de la publicidad o la televisión. La presión empresarial incidirá en los honorarios de los toreros: contar con varias plazas hará que se vendan los contratos por paquetes y muy pocos afortunados podrán estar por encima de dichas exigencias; de hecho habrá figuras que o quedarán fuera o pasarán por el aro de las nuevas estructuras empresariales. A la sombra ha vuelto a quedarse Matilla, con el control de ganaderías y de muchos cosos menores y de cuatro toreros fundamentales: dos figuras como Manzanares y Talavante para los compromisos mayores, y dos mediáticos para las periferias de la fiesta. 2017 llega repleto de incógnitas y de momento las espadas del duelo tienen dos dueños. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

martes, 8 de noviembre de 2016

Poesía, literatura, periodismo y toros

‘El Quite’ organiza su Invierno Cultural con un mano a mano entre Pérez Pastor y el novillero Javier Marín

La Peña Taurina ‘El Quite’ ya ha organizado su tradicional Invierno Cultural Taurino y en esta ocasión con la literatura como clave de bóveda y eje de sus actividades. Y es que como explica Alejandro Lerena, presidente de la entidad, «este año celebramos el IV Centenario de la muerte de un español universal y padre de la novela moderna, el gran Miguel de Cervantes, motivo por el cual, en colaboración con Ibercaja Obra Social, Ayuntamiento de Logroño, y Gobierno de La Rioja, hemos organizado un ciclo de conferencias que muestra el maridaje perfecto que existe entre la literatura, la tauromaquia y también el periodismo, ya que van a estar con nosotros un torero que estudia Filología Hispánica y que es muy riojano; un poeta que anda en las lides de la política y el hijo de Joaquín Vidal, quizás el crítico que mejor ha escrito de toros en los últimos tiempos». La primera conferencia (sábado, 12 de noviembre) se titula ‘Diálogo entre un poeta y un torero’ y en ella se celebrará un peculiar mano a mano entre un poeta y un torero: el senador José Luis Pérez Pastor y el novillero riojano-navarro Javier Marín. José Luis Pérez Pastor ha compaginado su profesión, la enseñanza de la Literatura y la Lengua Española, con la publicación de varios libros de poemas. En la actualidad es senador por La Rioja. Javier Marín, que vive en Cintruénigo pero su familia es de La Rioja Baja, es uno de los novilleros triunfadores de la temporada pasada con exitosas actuaciones en plazas como Madrid o Pamplona, cortando una oreja en ambas. Su tiempo lo reparte en su formación como torero y sus estudios de Filología Hispánica, donde está cursando el último año.

La segunda conferencia se titulará ‘Critica taurina 2.0. De Joaquín Vidal a nuestros días’. Se celebrará el sábado tres de diciembre y estará en Logroño Joaquín Vidal, hijo del gran maestro de la crítica taurina, periodista, que en estos momentos dirige el diario on-line ‘Estrella Digital’, y a lo largo de su carrera profesional ha trabajo en otros medios, como ‘Interviú’. La crítica taurina es un auténtico género literario que alcanzó la excelencia con su padre, el recordado Joaquín Vidal, crítico taurino del diario ‘El País’, escritor en palabras de muchos deslumbrante, dotado de un inteligente sentido del humor. Falleció en abril del 2002, su maestría se antoja insuperable y su recuerdo se agiganta en la memoria de los aficionados por su labor en pro de la integridad de la fiesta. En palabras del maestro Esplá «Joaquín tuvo la virtud de interesar a los intelectuales por el mundo del toro. Mucha gente a la que no le gustaban como espectáculo leía sus crónicas. Él creó esa complicidad de la que estaba huérfana el toreo. Aunque sólo coincidí con don Joaquín un par de veces, me sentía identificado con él por su escepticismo y recelo hacia el taurino profesional. Su sorna castiza me recordaba a Ramón Gómez de la Serna, incluso escribiendo. Esa pluma voraz captaba y resumía cualquier situación en un par de renglones. Me reí mucho con sus crónicas en las que, sin faltar nunca el respeto a los toreros, era capaz de convertir en jocoso lo que no tenía remedio. Añoraremos mucho su pluma, porque no aburría nunca», decía Luis Francisco Esplá, que era un gran admirador de este periodista. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

lunes, 31 de octubre de 2016

José Tomás, el rey de la incógnita

SYLVAIN FRAYSSE
Con seis tardes ha marcado el año con su toreo y con la expectación que genera

Cuanto menos torea más expectación levanta, ya que ha vendido todos los abonos de las ferias completas en las plazas en las que se ha anunciado  

José Tomás le han bastado seis corridas (Jerez, Alicante, Huelva, San Sebastián y Valladolid, donde actuó dos tardes, ya que una de ellas fue el homenaje a Víctor Barrio) para volver a marcar diferencias abismales con el resto, tanto en el toreo como en su poder de convocatoria, ya que incluso a su núcleo más cercano le sorprendió el hecho de que los aficionados agotaran los abonos de las ferias de dichos cosos para asegurarse el boleto de la tarde del diestro de Galapagar. Da la sensación de que cuanto menos torea más interesa y más expectación levanta y más suerte tienen los empresarios que logran contratarle porque se aseguran el éxito económico de sus ferias, tal y como ha sucedido en todas las plazas de un año en el que sólo se le resistió la Puerta Grande de San Sebastián, tarde en la que estuvo sencillamente memorable con la mano izquierda y con el capote pero en la que se fue a hombros Julián López ‘El Juli’. Su promedio ha sido de 1,4 orejas cortadas por toro lidiado. Ha puntuado en 10 de los 11 toros estoqueados, con 7 orejas de los toros que lidió en primer lugar y 8 de los segundos de su lote, tal y como recoge ‘Datoros’ en un concienzudo informe estadístico sobre el torero de Galapagar. Pero la realidad es que el fenómeno de José Tomás va mucho más allá de los números y con su casi absoluto hermetismo ha roto barreras mediáticas y de todo tipo. Es la excelencia del toreo contemporáneo y apenas se sabe nada de él; no se deja entrevistar ni televisar a pesar de las suculentísimas ofertas que ha recibido en un año que comenzó llenando hasta los pasillos del coso más grande del mundo un 31 de enero en México DF.

Las críticas de los amables portales
Es más, los artículos más duros y sesgados que se escriben en los siempre ‘amables’ portales taurinos suelen tener en él a su principal destinatario: los ha habido de todo tipo, incluso poniendo en entredicho su capacidad profesional. Tiene seguidores insignes como Miquel Barceló o José Andrés -el chef de Obama-, incluso el Rey Emérito, al que no le ha brindado un toro en toda la temporada a pesar de las múltiples oportunidades que ha tenido para hacerlo. Pero José Tomás va a su aire y se sabe de donaciones que ha realizado para determinadas causas que casi siempre tienen que ver con niños... Y poco más.

La gran pregunta que tienen los aficionados qué va a hacer el año que viene, ¿volverá a Madrid, Sevilla o Bilbao? ¿O planteará otra temporada al margen del primer circuito y con un número muy medido de tardes? Este año ha roto con cosas que parecían harto complicadas: actuar con toros de Núñez del Cuvillo, contratarse con la empresa ‘Chopera’ y actuar por vez primera en una corrida con otros cinco matadores. Por lo tanto nada parece descartable ni imposible. El nuevo empresario de Las Ventas, el francés Simón Casas, lo llevó a Nimes a su tarde más gloriosa y este año lo contrató en Alicante. Lo intentará todo para Madrid con José Tomás, del que se supo que hace unos días estuvo en Ribadesella descasando y jugando al golf, tal y como publicó el diario ‘El Comercio’.A partir de ahí absoluto mutismo y todas las interrogantes del mundo para tratar de descifrar cualquier paso en la carrera del tipo en el que descansa buena parte del peso de la tauromaquia. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

lunes, 24 de octubre de 2016

SER TORO POR SU HERMANO

Juanjo Urdiales tomó al grupo de muchachos del Aula Taurina municipal y se los llevó a la azotea del Arnedo Arena. Que no se asusten los padres porque exactamente los encaramó al lado de donde se sienta la presidenta de la plaza, Noelia Moreno, y muy lejos del bullicio de los tendidos y de las peñas con el objetivo de que no se perdieran el más mínimo detalle de la novillada. Todos los niños en primera fila de su palco sin perder ripio de lo que sucedía en la arena con las doctas enseñanzas de Juanjo, que yo lo conozco, y sé perfectamente que desde su humildad es un catedrático del toreo porque entiende al toro como nadie y donde está el toro está la fiesta. Estoy convencido de que Juanjo les habló de lo que supone en el toreo la casta de santacoloma, lo difíciles y tobilleros que se ponen y cómo recortan si no se les lleva muy sometidos con la muleta: no galopan, caminan, giran sobre las patas y cuando se aburren sacan la cara suponiendo que sobre la cubierta existe un mar de nubes o de avecillas que refrescan sus picos en el Cidacos. Juanjo Urdiales lo sabe todo de un toro. Tanto lo sabe que cuando tuvo que convertirse en toro para embestir a su hermano no dudó un solo segundo en enfundarse en su piel para ayudar a Diego, para embestirle como un santacoloma, como un juampedro o como un victorino. Lo hizo desde siempre, pero en los años oscuros en los que no toreaba, Juanjo, todo generosidad y hombría, se convirtió en toro para su hermano. Pero no en un toro solo, lo hizo en toda la cabaña brava. Estudió infinidad de vídeos de corridas y fue interiorizando el galope de los Núñez, la diferencia que existe entre una arrancada de un Cebada Gago y la de un Zalduendo, el genio sostenido de uno de Dolores Aguirre y la nobleza mansita de un Atanasio. No debe de ser nada fácil transmutar la piel de uno por la de un toro. Pero lo hizo por su hermano, para que cuando no le llamaban para las plazas y se le hacía complicado hasta entrar en tentaderos, mantuviera un mínimo contacto con las embestidas. Pero Juanjo fue mucho más allá y se convirtió en tantos toros que le dio a Diego la oportunidad de torear infinidad de ganaderías sin pisar una dehesa. Es tal la compenetración que existe entre ambos que resulta impresionante verlos entrenar en un mano a mano fraternal entre el hermano torero y el hermano toro. Es enternecedor y hermoso hasta dónde llega su complicidad taurina. Un día para comprobarlo, me dejó Diego su muleta en la vieja plaza de Arnedo. Juanjo embistió al cronista con la delicadeza con la que lo hacían aquellos bombones de Galache a Curro Romero. Lo juro, me sentí hasta un poco torero por el compás que fue capaz de imprimir a mi muleta. Luego le reté: «¡Hazme uno de Cebada Gago!». Ni uno fui capaz de darle. Me hubiera gustado ser niño ayer, subirme con Juanjo al lado del palco donde se sienta Noelia Moreno, y disfrutar con sus enseñanzas de la corrida con todo su grupo de afortunados alumnos. Quizás se lo pida hoy. o Este artículo lo publiqué en Diario La RIOJA



Toreando en la vieja plaza de Arnedo
Amo el toreo, me encanta torear (de salón) y un día de otoño le dije a mi amigo (y mi torero) Diego Urdiales que si me dejaba enseñarle un poquito cómo sentía ese arte difuso de la tauromaquia. Estábamos haciendo un reportaje para el programa de TVR Sol y Sombra tras su actuación en Madrid en la pasada Feria de Otoño y faltaban dos días para su encerrona benéfica en el coqueto coso de su ciudad. Y mi buena amiga y compañera Estíbaliz Mazo, que estaba allí con su cámara, hizo esta pequeña maravilla, con la guitarra de Vicente Amigo, las maravillosas embestidas de Juanjo Urdiales y el torero más estrafalario del planeta; es decir: yo mismo.

La batalla de Barcelona

La iniciativa de abrir el coso está en el tejado de su propiedad, la empresa Balañá

La alcaldesa Ada Colau avisa que los servicios técnicos del consistorio ya trabajan para que no se den toros en la plaza de la Ciudad Condal 

Ada Colau, que se encuentra en el primer tercio de su mandato al frente del Ayuntamiento de Barcelona y que todavía no ha aprobado ni el presupuesto, ni el Plan Acción Municipal (PAM) ni el Plan de Distritos, ya ha establecido un protocolo para no permitir que vuelvan los toros a la Ciudad Condal a pesar de que la sentencia del Tribunal Constitucional se hizo pública el miércoles: «Haremos todo lo posible para dejar sin efectos prácticos la sentencia, ya que si no podemos permitir clavar una banderilla a un perro de la calle, no podemos dejar que se maltrate a un animal en un recinto cerrado», argumenta. La alcaldesa ya ha avisado que los servicios técnicos del consistorio están trabajando «desde el punto de vista jurídico» para no permitir más corridas en la Ciudad Condal. Pero el coso de Barcelona, la Monumental, es propiedad de la familia Balañá, que tiene en su zurrón cosos como el de Palma de Mallorca, Jerez o Linares, pero que desde hace tiempo decidió ceder la administración de su más emblemática plaza a la empresa salmantina ‘Casa Matilla’. Como explicaba el viernes el apoderado de José Tomás, el catalán Salvador Boix, «la iniciativa le corresponde ahora a la propiedad de la Monumental, concretamente al representante de la segunda generación Balañá al mando, don Pedro Balañá, el dueño. Es conocido el precario estado de salud del patriarca, como lo es su intención decidida a volver a dar toros en Barcelona, pese a las dudas de sus descendientes, al frente de un imperio en teatros, cines y propiedades varias». La gran pregunta que se hace la afición de Barcelona es si Pedro Balañá tomará la decisión de programar corridas y si logrará reabrir la plaza tras la nueva batalla jurídica que se avecina con el Ayuntamiento y la Generalitat. La Federación de Entidades Taurinas de Cataluña (FETC) ha emitido un comunicado tras la resolución del TC en el que explica que «se abre un nuevo escenario para el toreo en Cataluña en el que resultará imprescindible la implicación de todo el sector taurino (profesionales, aficionados, medios de comunicación) en el que el objetivo principal es abrir la Monumental al toreo. La clave reside en seguir en la lucha para que la sentencia del Tribunal Constitucional se aplique conforme a derecho y que las corridas de toros, desde la legalidad arrebatada que ahora se devuelve, se puedan organizar y celebrar con normalidad en Cataluña. Una lucha en la que sabemos no estamos solos», explican. Uno de los pocos toreros que se ha manifestado ha sido Enrique Ponce: «Hay que ponerse manos a la obra ya mismo. Si no, ¿de qué nos sirve el fallo del Constitucional? Esperemos que la empresa pronto se haga cargo de la plaza de nuevo. Yo espero y deseo poder hacer pronto el paseíllo allí. La empresa debe de plantearse cuanto antes una fecha de reapertura de la Monumental. Es el momento». Javier Araúz de Robles, el abogado que redactó y fundamentó el recurso de inconstitucionalidad avalado por medio centenar de senadores del Partido Popular, explicó el panorama que se abre desde este momento: «¿Y por qué no va a volver los toros a Barcelona?, si la ley lo ampara y lo permite. A esas voces que dicen que no volverán los toros a las plazas catalanas a pesar de esta sentencia les diría que eso está por ver. La plaza Monumental de Barcelona se encuentra en perfecto estado, el derecho lo permite y por tanto se dan las condiciones para regresar». Y pormenorizaba de la siguiente manera en una entrevista concedida a Íñigo Crespo: «El Alto Tribunal ha lanzado un mensaje muy claro en cuanto a que los toros son Bien de Interés Cultural y un Patrimonio Cultural de todos los españoles que nadie tiene potestad para prohibir». Muchos aficionados confían en el regreso de los toros a Barcelona, aunque en su fuero interno se especule con la teoría de que sólo un milagro lo posibilite. En la mente de muchos está la figura de José Tomás, que siempre ha llenado la plaza de Barcelona y que se decida en serio en regresar a su ruedo. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

BARCELONARENA, por Ander Duque

BARCELONARENA from Ander Duque on Vimeo.

Un documental de Ander Duque

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)