domingo, 26 de julio de 2015

Ahora vas y lo cuentas

Foto: André Viard
Ahora vas y lo cuentas. Faena repleta de naturalidad al cuarto, con pasajes cuajados de esa desacostumbrada lentitud urdialiesca a la que paradójicamente nos tiene acostumbrados y como es norma de la casa, la espada se llevó un triunfo grande y cantado. Pero que nadie piense que pinchó al toro; todo lo contrario, lo despenó de una estocada en los rubios, un estoconazo por lo clásico marcando los tiempos aquellos de ‘El Viti’, yéndose a la cruz haciendo la cruz y enterrando el acero en todo lo alto. Y el toro de Garcigrande, de nombre ‘Primitivo’, lejos de morirse derrumbándose sin puntilla, como finalmente hizo, se amorcilló en territorio de chiqueros en unos cinco minutos que se nos hicieron eternos. El toro era una estatua, el torero riojano flexionado frente a sus pitones inmóviles tragándose la vida con la misma rabia que el toro se tragaba su muerte. El toreo es una cadencia que disecciona lo desconocido y Diego Urdiales ayer en Mont de Marsan dibujó una de esas tardes de torero contra los elementos, contra la burocracia y frente al conformismo. Estaban en el cartel dos máximas figuras del asunto: Miguel Ángel Perera y Talavante. Pues bien, los desnudó con ese toreo suyo ignoto de muñecas frágiles, de vuelos lacios de su muleta contra las prisas o lo preestablecido. No hubo ni un solo efectismo, ni con el exigente primero, un toro de ritmo confuso con el que dibujó verónicas al ralentí y un final de faena propia de los elegidos; ni con el cuarto, el de la faena sinfónica con dos series con la mano izquierda repletas de esa torería tan difícil de explicarse cuando se cantan más los arrimones en la trinchera que soltar los vuelos fijando la embestida con la yema de los dedos, acariciando la bestia con la urdimbre de la tela. La faena tuvo momentos especialmente bellos, como los inicios por alto, con pases de pecho de pitón a rabo llevándose la embestida a la hombrera contraria o desafiando el toreo por bajo con varios muletazos de castigo de enorme aplomo, sin arabescos, pero regalándose para sí el peso del toreo. Molinetes sin ser recurso para vaciar las series y esos naturales ‘made in Urdiales’ en los que toreó con la palma de la mano, como si no hubiera o hubiese muleta. Ahora vas y lo cuentas; mascullé para mis adentros mientras el toro luchaba contra su ocaso como el cielo de Logroño hizo el martes. No se quería rendir a la muerte aunque su muerte, como la de los demás y como la mía misma, sea un hecho incontestable. El público esperó respetuoso, no había lugar ni para el descabello ni para otra cosa que no fuera esperar sin desesperarse. El año pasado Diego Urdiales salió a hombros de esta plaza y tengo para mí, que aunque ayer se fuera a pie, acompañado por una enorme ovación, la tarde tuvo, si cabe, más importancia, mayor hondura, más reposo y un punto de torería sin estridencias a pesar de un primer toro al que había que someter con dulzura y un cuarto, noble y bueno, que pedía la mesura propia del toreo cincelado. Porque hay que decir que la corrida de Garcigrande y Domingo Hernández fue brava y exigente, con un toro excelente como el tercero y con varios más exigentes porque pedían que delante hubiera muy buenos toreros. Y los hubo, aunque Perera no lograra acoplarse en sendas faenas que furoon de más a menos, especialmente la del quinto, un toro muy parecido al primero de Urdiales con el que se empeñó en el arrimón entre los pitones. Lo que sucede es que la afición de Mont de Marsan no se lo permitió. Tanto es así que la gente se fue agriando y acabó por pitar al extremeño, igual que a Talavante que decidió esfumarse en el sexto tras una notable faena al tercero. Talavante tuvo el mejor toro de la tarde, el tercero, más fino de hechuras y menos remate que sus hermanos, pero que tuvo nobleza, acometividad, movilidad y buena clase. Lo recibió con el envés del capote por tijerillas con una facilidad inaudita y compuso un primer tercio de enorme colorido, como el resto de la faena, un punto volandera pero no exenta de esa personalidad de Alejandro, con remates inauditos y una forma de decir el toreo marcada por un sentido único del escenario.

Foto: André Viard
Feria de la madaleine 2015
o Toros de Garcigrande, bien presentados y de juego exigente. Destacaron el tercero por su bravura y clase; el cuarto por su calidad por el pitón izquierdo y el segundo por su ritmo. La corrida, excepto el sexto, cumplió en el caballo. Diego Urdiales: Silencio y gran ovación tras leve petición. Miguel Ángel Perera: Silencio y pitos. Alejandro Talavante: Silencio tras petición y pitos. Plaza de toros de Mont de Marsan (Francia): Casi lleno en tarde calurosa y encapotada. Miércoles, 22 de julio de 2015. Primera de feria. o Esta crónica la he publicado en Diario La Rioja.

lunes, 20 de julio de 2015

El Juli, en su laberinto de vulgaridad

La principal figura del toreo ha tocado fondo con faenas ventajistas y toros por debajo de los mínimos

Julián López ‘El Juli’ tocó fondo el pasado lunes en Pamplona con la paradoja de su salida a hombros «sin que dejase más huella que el desprestigio», tal y como escribió en una durísima crónica Zabala de la Serna en el ‘El Mundo’. La corrida de Garcigrande (traída de su capricho a Pamplona por el torero de Madrid) fue, de lejos, la peor presentada de la Feria del Toro: estrecha, con algún ejemplar anovillado y con indicios más que evidentes de manipulación fraudulenta en sus astas, tal y como quedó de relieve con el quinto, con los pitones sonrojantemente aniquilados como se demuestra en la fotografía que acompaña este reportaje y que le sirvió a Zabala para titular así el mencionado artículo: ‘El Juli y sus garcigrandes de la vergüenza’. La Casa de Misericordia, organizadora de la Feria del Toro, tiene un disgusto enorme con este torero puesto que no es la primera vez que el elemento toro prácticamente desparece cuando se anuncia en la Monumental y no es nada descartable que el año que viene ‘El Juli’ sea excluido de los carteles del abono. Pero más allá de su escasez de toros está el toreo de ‘El Juli’; o mejor dicho, su destoreo. Ha hecho del ventajismo en la colocación y del retorcimiento en su expresión las piedras angulares de su actual tauromaquia, basada en toques muy rudos, en vaciar las embestidas hacia las afueras quedándose siempre de perfil y con la pierna de salida retrasada exageradamente para ligar una y otra serie de muletazos marcados todos y cada uno de ellos por la misma ausencia de sentimiento, por una vugaridad que sólo compite cada tarde con lo previsible de sus actuaciones. Da la sensación de que torea un robot aburrido, puede con todo, a todos los toros los muele a muletazos y a casi todos los despena con estocadas traseras con su también ventajista suerte de entrar a matar bautizada por los aficionados como el ‘Julipié’. Y es que a estas alturas de su carrera cualquier parecido con ‘El Juli’ colosal de la faena de ‘Cantapájaros’ en Madrid se antoja una entelequia. ¿Qué ha sucedido para que una de las máximas figuras de todos los tiempos y uno de los diestros más poderosos de la historia haya desnaturalizado de tal manera su concepto? Quizás sólo lo sepa él mismo, creador de G-10 y del G-5; instigador máximo del veto a Sevilla y superpoderoso diestro que controla muchos resortes de la fiesta y de la que es su portavoz en los Desayunos de TVE y su ‘twitter’. ‘El Juli’ está en la obligación moral de liderar el toreo en estos tiempos truculentos y de constantes ataques. Cuando más se le necesita da la sensación de que se ha borrado tanto de la pelea en los ruedos (su paso por Madrid fue más que decepcionante) como de la batalla por la defensa y la unión de la tauromaquia. Cambió de apoderado (el independiente Roberto Domínguez por la casa Lozano) y sigue sumando tardes en las principales ferias, en carteles arropado por las mismas figuras haciendo de tapón a las emergentes promesas. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

sábado, 18 de julio de 2015

TOREANDO EN UNA PLAYA DE GIRONA

Álvaro Girona 2015-7 / Toreando from Pablo García-Mancha on Vimeo.

ESPECIAL SOL Y SOMBRA DE TVR CON EDUARDO GAVÍN, DEL MONOSABIO

SOL Y SOMBRA (19-JUNIO-15) 1º PARTE / ESPECIAL EL MONOSABIO from Pablo García-Mancha on Vimeo.

SOL Y SOMBRA (19-JUNIO-15) 2º PARTE / ESPECIAL EL MONOSABIO from Pablo García-Mancha on Vimeo.

Arte para anunciar la feria taurina de San Mateo

Diario LA RIOJA y la Casa Chopera convocan un concurso de carteles para la Feria Matea del 2015

Está abierto a todos los participantes que lo deseen y el premio será dos abonos para cuantos espectáculos se celebren en el coso logroñés

La empresa propietaria de la plaza de toros de Logroño, 'Casa Chopera', y Nueva Rioja, empresa editora de Diario LA RIOJA, han llegado a un acuerdo para la convocatoria de un concurso de carteles para anunciar la próxima feria taurina de San Mateo. El premio consistirá en dos abonos para cuantos espectáculos se celebren en el coso logroñés, desde la propia feria taurina a los conciertos o cualquier otro espectáculo que se celebre en el recinto a lo largo de un año. La idea, tal y como explica Óscar Martínez Labiano, empresario del coso, es dar una nueva imagen a la feria: «Este concurso se engloba dentro de una serie de actuaciones de promoción que vamos a realizar este año y que son continuación de pasos que ya venimos haciendo desde hace una serie de años, tales como el abono joven o la exposición de fotografías sobre la faena de Morante de la Puebla».

Los requisitos
El procedimiento para la realización del cartel será libre y el tema, tal y como señalan las bases, deberá resaltar los valores culturales de la tauromaquia y la tradición de los festejos taurinos en la ciudad de Logroño y La Rioja. Cada concursante podrá presentar un máximo de tres obras, en soporte original y en formato 50 cm. de ancho x 70 cm. de alto. El cartel taurino ha sido históricamente el mayor reclamo propagandístico de las corridas de toros. Desde los iniciales, en la época de los primeros borbones, a los revolucionarios de los últimos tiempos en el que se ha incorporado una iconografía diametralmente alejada del lenguaje más tradicional: el toro y el torero. Uno de los concursos de carteles más importantes del mundo taurino es el de la Plaza de Las Ventas, donde al igual que en Logroño a partir de este año, se abre a la libre participación de cuantos artistas quieran que la Feria de San Mateo lleve su huella en su imagen. La participación será libre, sin límite de edad, lugar de residencia o formación académica y el plazo de presentación de los originales concluirá el viernes 31 de julio de 2015. Las obras deberán dirigirse a Diario LA RIOJA, haciendo constar Concurso de Carteles 2015, el nombre del autor o autores y una dirección, teléfono de contacto y correo electrónico. El jurado de este premio estará formado por un representante de cada una de las dos empresas organizadoras ('Casa Chopera' y Nueva Rioja) y un miembro de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja (Esdir)

o Se puede participar a través de la web http://www.larioja.com/concursocarteltaurino/

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)