jueves, 11 de agosto de 2011

CON MORAÍTO EN EL ALMA

Tuve una vez la suerte un día de compartir mesa y mantel con Moraíto cuando vino a Logroño a tocarle a Fernando de la Morena. Hablamos de muchas cosas, de Flamenco, claro... Pero lo que recuerdo con más nitidez es la forma en la que amaba el vino, era un experto, un conocedor, un curioso. Y chanelaba una barbaridad. No puedo ahora nada más que recordar su sonido, la gracia que imprimía a su inimitable son de su guitarra. Que Dios lo tenga en su gloria.

1 comentario:

lesaqueño dijo...

este si que me gusta como toca.
sin grandisimos alardes, pero me transmite.

y SIN ENGANCHONES, NO COMO JOTATE.

ES MUY COMPLICAO HABLAR DE FLAMENCO ESCRIBIENDO, DESISTO., NO ES EL MEDIO. SI YA CON LOS TOROS NOS PASAMOS, "PUEDEN TENER UN PASE".
CON ESTO NO, POR FAVOR.
NO SE PUEDE HABLAR DE FLAMENCO ESCRIBIENDO.

saludos del saltillo pequeño. de flamenco no os pienso contar mis forofismos.....aunque tambien soy cardeno, no me impresionan los fuegos artificiales.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)