viernes, 28 de mayo de 2010

LAS HECHURAS TAURODÉLTICAS DEL TORO (y van...)

Ahí tienen a Joyero, sobrero (ter, no tris), propiedad del Conde de Mayalde, que fue lidiado y estoqueado por Sergio Aguilar ayer en Las Ventas. Esta joya de toro culipollo, cabezón, sin cuello, acorne, feo como cualquiera de los dos hermanos Calatrava, estrecho de popa y de mirada torva, es un ejemplo más del tipo de bóvido bicorne que lanza Choperita/Choperón a sus miles de abonados en esta feria de nuestras desgracias que se está convirtiendo San Isidro. Todo el mundo sabe de la proverbial generosidad de los empresarios, de la afición que tienen por el toreo, y de sus desvelos en busca del toro más bravo (y hermoso) por las dehesas más ignotas. He aquí un cumplido ejemplo de la ductilidad de los veedores de Taurodelta, de su sobria capacidad para seleccionar no sólo por hechuras, sino por reatas, vales, pagarés, cheques, letras de cambio, giros y descuentos.

1 comentario:

enrique dijo...

Además de todo eso, arreglado.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)