martes, 28 de julio de 2009

Urdiales: decir y sentir el toreo

El toreo unas veces se dice, otras se esculpe con un cincel, pero en la mayoría de las ocasiones hay que sentirlo muy por los adentros para dictarlo como lo hizo ayer Diego Urdiales ante ‘Minador’, un boyante y buen toro de Victorino Martín, con el que el torero arnedano compuso una faena de perfecta arquitectura basada en la colocación, el temple, la media distancia y ese medio pecho por delante al natural con el que volvió a acariciar ese regalo que es el toreo auténtico, el clasicismo y la hondura. Hablamos de victorinos, pero conviene precisar que se trató de un auténtico corridón de toros con trapío para saltar en ruedos de mucha más exigencia que el de Tudela. Por ejemplo, la corrida de Santander de hace unos días o el envío de este mismo ganadero a la plaza de La Ribera (Logroño) del año pasado palidecían sin contemplaciones ante la desmesura de muchos de los ejemplares corridos en el festejo de ayer. El quinto, abierto y asaltillado de cuerna, fue un toro de envergadura descomunal: ancho de sienes, hondo, y muy largo de viga. Y qué decir del sexto, alto como un caballo, o los puñales astifinos del tercero. Toros de verdad, toros de plaza de primera para dos toreros (Diego Urdiales y Sergio Aguilar) que les dieron trato de jandillas, aunque no vean semejantes hierros más que por televisión. Y encima, el viento: una tarde huracanada en la que parecía heróico blandir un capote o echarse la muleta en la izquierda para torear al natural... Y lo hicieron estos dos diestros, mientras Padilla rebuscaba en su torería de artificio recursos para no salir de detrás de la mata ni un tanto así. Lo peor le llegó al sobresaliente banderillero Vicente Yestera, que fue feamente empitonado por el cuarto, que le propinó una fea cornada en el escroto de siete centímetros que le evisceró el testículo izquierdo. Fue operado en la enfermería y trasladado al Hospital Reina Sofía con pronóstico menos grave. Pero vayamos con lo importante, con el toreo, con esa aventura radical y auténtica que supone acariciar con la muleta en medio de un huracán un cinqueño de Albaserrada coronado por dos puñales. Y en ese proceloso mar navegó Urdiales para conjugar en una faena precisa los verbos claves de la tauromaquia. Además, la coronó con una excelente estocada para lograr una oreja de peso, una oreja que hubiera cortado igual en cualquiera de las plazas fundamentales de circuito de las grandes ferias. El quinto, de imponente arboladura, apenas dio opciones. Sin embargo, lo entendió desde el capote y se fajó en una porfía corajinuda para exprimirlo por su único pitón potable: el derecho. En esta ocasión falló con la espada y perdió con seguridad la segunda oreja. Lo mejor de Sergio Aguilar llegó en el sexto: un victorino enorme aunque feo y menos ofensivo de cuerna. Pero lo bordó al natural en dos series en las que se sacó la muleta por debajo de la pala del pitón. El madrileño está dotado de ese valor de verdad que no se ve pero que se siente y está llamado a figurar por derecho en carteles de mayor relieve. Alargó, acaso, en demasía sus dos faenas y a punto estuvo de perder una meritoria oreja.

o III de Feria de Tudela. Toros de Victorino Martín, muy serios, cinqueños y desiguales de juego. El mejor, el segundo. Juan José Padilla: silencio y bronca. Diego Urdiales: oreja y silencio tras aviso. Sergio Aguilar: silencio y oreja. La plaza registro más de media entrada en una tarde muy ventosa. La foto, preciosa, es obra de Miguel Pérez Aradros y esta crónica la he publicado hoy en Diario La Rioja.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosa crónica y tarde de toreros auténticos (Urdiales y Aguilar) y toros de verdad.

Ramón Arrieta

Angel Sarabia dijo...

Estoy entusiamado con la forma de torear de Diego Urdiales. Lo he visto varias veces, pero la corrida de ayer me demostró que une valor con clase y con un enorme conocimiento del toreo.

Anónimo dijo...

Carlos Escolar "Frascuelo", cuando se vaya, que sea tarde, ya tiene sustituto: Diego Urdiales se llama. El torero autentico hace escribir de manera auténtica.Felicidades.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)