jueves, 17 de febrero de 2011

LA ENFERMEDAD DEL NACIONALISMO


El nacionalismo es una enfermedad. De eso me di cuenta hace muchos años, en el Campus de Lejona, donde por poner un ejemplo, un día llegó a clase indignado un profesor de Teoría General de la Información porque el conductor del autobús le ponía Radiolé. Comenzó su clase argumentando que aquello era «colonialismo cultural español», y yo, que llevaba una camiseta de Camarón y el clasificador lleno de fotos de Rafael de Paula, no me mondaba con sus gilipolleces porque en su discurso se amparaba en el terror de ETA y sus secuaces del PNV, tan laxos con la estrategia cegadora terrorista y tan duros con las víctimas del totalitarismo comunista situándose en una indignante equidistancia, lugar en el que me temo que todavía siguen estando. Pasa el tiempo y veo las mismas cosas, la misma enfermedad multiplicada por mil en España a través de una ridícula espiral, tan lamentable como esos ‘chikilicuatres’ del autodenominado ‘Front Unitari per l’Emancipació de la Terra’, de Olot, que malgastan su tiempo secuestrando un cuadro del Rey de la sala de plenos del Ayuntamiento y exigiendo para su liberación que sean eliminados «los títulos nobiliarios, retirados todos los símbolos fascistas, incluido el del monarca, y se declare la república catalana». Así anda este país, inoculado de una fiebre disgregadora que se ha venido fomentando desde las instituciones autonómicas a través de una educación sólo interesada deslegitimar cualquier valor que ensalzara los principios de la Constitución. Todo vale, cualquier mamarrachada es lícita para sostener esa aldea nacionalista de la prevaricación, del cohecho de las ideas, de la malversación tenaz de la inteligencia. Todo les vale, pero lo que más miedo me da es que sea demasiado tarde para echar atrás, para desandar el camino más desafortunado que ha emprendido España desde que se murió Franco, un gran nacionalista, por cierto.

o Este artículo lo he publicado hoy en Diario La Rioja en una serie que aparece los jueves y que se denomina Mira por dónde.

1 comentario:

ramón martínez dijo...

muy buena lo del gran nacionalista!
distintos perros con el mismo collar.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)