viernes, 25 de diciembre de 2009

Sierra Cebollera, un paseo por La Rioja más recóndita

Un paseo por la Sierra Cebollera, sus impresionantes glaciares y los bosques de hayas y pinos en los que se sumergen cascadas y senderos donde disfrutar a pleno pulmón de la naturaleza

o Este artículo lo he publicado en el suplemento Viajar de Abc

Las cumbres de Sierra Cebollera destacan por su impresionante relieve glaciar, modeladas por unos espectaculares ríos de hielo que gozaron de su máximo esplendor hace casi 20.000 años y que descendían hasta las zonas más umbrías del valle. Con su decadencia, merced al calentamiento del planeta de hace unos 10.000 años, sólo quedaron sus huellas: hoyos, circos y simas de nieve que confieren a este lugar su paradigmática belleza actual. Por el efecto de la erosión, la Cebollera se ha convertido en un conjunto de sierras de contornos redondeados, poblada de densos bosques que alternan con claros en las zonas más elevadas para dejar espacio a los pastos y matorrales de montaña. En otoño, el mosaico de frondosas que inunda sus laderas se desparrama a los ojos de los senderistas en su mayor plenitud. Toda una gama de colores cálidos, del amarillo al ocre y al rojo, revelan una riquísima diversidad camuflada por el verdor de las estaciones más cálidas: hayas, rebollos, abedules, robles atlánticos, arces, serbales, mostajos, olmos de montaña, álamos temblones, fresnos...sobre ese fondo verde más cerrado, intenso y monótono de las coníferas. Además, en este singular espacio protegido, cuya máxima altura son los 2.164 metros del pico de La Mesa, la fauna está presente con muchas e interesantes especies como la perdiz pardilla ibérica, un buen número de rapaces forestales, el corzo, el ciervo, el jabalí, la nutria, el desmán ibérico, el visón europeo e incluso el siempre esquivo zorro.

Seis senderos. El parque cuenta con seis senderos (La Dehesa, la Virgen, el Achichuelo, las Cascadas, Pajares y la Vía Romana) señalizados por el Gobierno de La Rioja que en su conjunto suman algo más de 70 kilómetros practicables. Al inicio de cada itinerario un panel muestra sobre un mapa el recorrido, su desnivel, tipo de vegetación, historia y puntos de interés. A lo largo de cada ruta se encuentran marcas de pintura de color naranja y verde (muy similares a las empleadas para señalizar los GR) y algunos postes de dirección. Los itinerarios varían en duración y dificultad, aunque todos ellos corresponden a rutas de media montaña, de nivel no muy exigente. Pero para conocer y sacar el máximo partido a la visita, conviene pasar por el Centro de Interpretación de Sierra de Cebollera, ubicado en Villoslada de Cameros, que cuenta con una exposición permanente titulada ‘Sierra de Cebollera: refugio atlántico en un mundo mediterráneo’, a través de la que se divulgan los valores ambientales más singulares del enclave, con especial atención al medio natural así como a la enorme biodiversidad presente en los distintos ecosistemas que componen el enclave.

La Sierra de Cebollera ofrece numerosas posibilidades para disfrutar de la naturaleza en su máximo esplendor. Uno de los parajes más misteriosos son las Cascadas de Puente Ra, donde un arroyo, afluente del río Iregua, forma en su curso alto numerosos saltos de agua que originan pequeñas cascadas de gran belleza. Un paseo por la pista que parte del área recreativa del Achichuelo nos acercará hasta las cascadas por un camino paralelo al río que discurre a través de una suave pendiente protegida por hayedos y pinares. Otro lugar privilegiado son los Hoyos de Iregua: una curiosa sucesión de lagunas y humedales formados por la erosión de los glaciares y que ahora enriquecen la biodiversidad del paraje porque proporcionan agua y sustento a numerosas especies que encuentran aquí un espectacular hábitat. Entre la variada masa arbolada que domina el paisaje destacan, por su extensión y belleza, los pinares y los bosques de hayas. Los pinos silvestres ocupan la franja montañosa comprendida entre los 1.500 y los 1.900 metros. Las hayas se sitúan un poco más abajo, entre los 1.200 y los 1.700 metros de altitud. Forman un bosque umbrío, tapizado de hojas, que en otoño y hasta bien entrada la estación más fría adquieren tonalidades ocres, amarillas y rojizas. Los hayedos, salpicados de otras especies, acompañan buena parte del cauce del río Iregua y de los arroyos de Puente Ra y Las Rameras. Un paseo por cualquiera de las pistas que parten del área recreativa del Achichuelo permitirá al viajero disfrutar de varios de los lugares más recónditos de La Rioja.

o Localización. El Parque Natural Sierra de Cebollera se encuentra al sur de La Rioja (España), en la comarca de Los Cameros. Está ubicado en la vertiente norte de las montañas del Sistema Ibérico y ocupa una extensión de 23.640 hectáreas y abarca los municipios de Villoslada de Cameros, Lumbreras, el Horcajo y San Andrés. Dista unos 50 kilómetros de Logroño, desde donde se puede llegar por la Nacional-111.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En interés propio y conocedor del lugar, en las coatro estaciones del año, de todos sus rincones, comparables enbelleza cn cualquier parque natural de España, ¿no sería de interés indicar también, que "El Parque Natral de la Sierra Cebillera" dispone de buenos servicios de asistencia al viajero, como un camping-restaurante, (verano-invierno) en el corazón del parque, bungalow, casas rurales, y hopederías, en el pueblo de Villoslada de Cameros

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)