lunes, 23 de marzo de 2009

Aquel día que a El Juli le partió un Torrealta el labio en Bilbao y demostró su grandeza como torero

Casi por casualidad me he topado con este vídeo de El Juli. He aquí una forma de explicar la torería, esa profesión sin parangón con ninguna del mundo: un chaval, un crío que se crece como un gigante y que supera cualquier adversidad con tal entereza que llega a asustar. El torazo de Torrealta le lanza una cuchillada y le revienta el labio. Casi sin mirarse se va al toro, puede con él, ejerce ese singular dominio de la situación que sólo tienen los torero, lo tira sin puntilla y se va andando a la enfermería...

o Los datos de este vídeo: El Juli llegó el día antes a Bilbao con los puntos frescos por una grave cornada en Málaga, lo cual no fue impedimento para cortar dos orejas a un lote de Victorino Martín. Al día siguiente, El Juli asombraba al mundo con una lección de gran figura, cuando le cortaba las dos orejas de un toro de Torrealta, Melonero de nombre, que le partió la boca en un derrote. Emotivas imágenes de uno de los toreros más importantes de la historia de la tauromaquia. El año 2001 de El Juli, temporada de innumerables triunfos y también de varias cornadas. Bilbao. 23/08/2001. El Juli. Dos orejas y cornada

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que enorme diferencia entre este Juli y lo que es ahora!!

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)