domingo, 29 de abril de 2007

Sevilla se desborda

Culmina hoy la Feria de Abril más pródiga en triunfos de la década: Ventura, El Cid y Talavante abren la Puerta del Príncipe, y triunfan Rincón, Morante y Manzanares

Manuel Jesús ‘El Cid’ se acerca con cuatro Puertas del Príncipe al récord de cinco que poseen Curro Romero y Espartaco; Alejandro Talavante, que ayer mismo protagonizó ‘Informe Semanal’, ha impactado con su hieratismo a los tendidos sevillanos y Morante de la Puebla, en su último toro, se fue a la puerta de chiqueros, causó asombro con su capote y fue capaz de conmover el espíritu de los aficionados con una faena onírica, en la que parecía trasmutado por no se sabe qué constelaciones. Y bordó el toreo y rindió a una plaza que parecía esperarlo de uñas. Esto no son nada más que tres pinceladas sobre lo que está sucediendo en Sevilla en una Feria de Abril absolutamente pródiga en orejas y tardes de triunfo. Y además, con la paradoja de muy pocas corridas completas, aunque eso sí, repletas de toros sueltos con opciones de triunfo.
Talavante ha impactado por su quietud y por ser capaz de sobreponerse a la locura colectiva que causó Morante. Parecía imposible que nadie triunfara después y sin embargo lo consiguió. Muchos critican su toreo –dicen incluso que es un mal torero– pero lleva un inicio de temporada aplastante con triunfos en Valencia, Sevilla y Madrid. ¿Alguien da mas? Otra de las cumbres sevillanas la ha protagonizado César Rincón en su despedida del coso del Baratillo. El colombiano veía como los Torrestrellas deambulaban por el ruedo anodinos y grises. Le devolvieron su segundo y salió el sobrero: un toraco muy encastado y con poder al que sometió con su muleta. Fue volteado de muy mala manera, cayó peor, pero volvió a la cara del toro –sin aspaviento alguno– con esa serenidad exclusiva de los que son capaces de sortear a la muerte sin tapujos, de los que conocen la cicuta de la cornada. Y empezó a templar más que antes, a someter, a ligar muletazos entrelazados y rindió de nuevo a todos los aficionados. Otro de los matadores que ha dejado un gran sabor de boca ha sido José María Manzanares, por la calidad que atesora y por la que se le adivina. Se hizo con las dos orejas de un Zalduendo tras una faena marcada por el empaque y, a veces, por la profundidad de su bello toreo al natural. Antonio Ferrera y López Chaves reivindicaron su torería con las corridas duras y Sebastián Castella, que ha cortado dos orejas a sendos toros, ha sido uno de los diestros que ha quedado por debajo de las expectativas, al igual que ‘El Juli’, que también ha pagado su factura por apuntarse a corridas tan comerciales. Ponce sólo ha aburrido y Gallo, ‘El Capea’, Salvador Cortés y Perera no han dicho casi nada.

o Tres Puertas del Príncipe: Los toreros que han franqueado el ansiado fielato han sido Diego Ventura (rejoneador); Manuel Jesús ‘El Cid’ (con los Victorinos) y Alejandro Talavante (Núñez del Cuvillo). Para conseguir este privilegio hay que cortar tres orejas.
o Faenas de dos orejas: Morante de la Puebla, César Rincón y José María Manzanares. o Faenas de una oreja: Antonio Ferrera, Domigo López Chaves, El Juli, Talavante, El Cid y Sebastián Castella (2) y Pablo Hermoso de Mendoza (2).
o Ganaderías destacadas: Victorino Martín, con la vuelta al ruedo al toro ‘Borgoñés’, al que El Cid le cortó tres orejas. No ha habido ninguna corrida completa, aunque eso sí, toros sueltos muy buenos de Núñez del Cuvillo, Torrealta, Cuadri y sendos de Zalduendo y Torrestrella.
o (Artículo publicado hoy en la página temática de toros de Diario La Rioja)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Toro "muy bueno" de Cuadri? No creo que el ganadero piense lo mismo.

Pablo G. Mancha dijo...

Me encantó el primero por su viaje humillado, por esa hondura seria de su quererse comer la muleta...; el cuarto tuvo altibajos aunque cuando Fernández Pineda lo enganchaba por delante con los vuelos se desplazaba con armonía, aunque mirase al toreo, que estuvo firme y decidido. El quinto, de nombre Turronero, tuvo algo más de decisión pero le faltó fondo. Acaso flirteó con la bravura pero no se enredó en la mata de pelo de la entrega, esa que suele ser proverbial en los astados de Comeuñas. Me decepcionó la corrida, además, por su perezosa lentitud, porque los toros enseguida se ponían a pensar... y porque, por ejemplo, Serafín Marín se mostrara, por momentos, tan desconfiado.

Esto es lo que pienso de los Cuadris de Sevilla, anónimo lector

Anónimo dijo...

Buscando la feria de Sevilla por internet he encontrado una bonita página de toros.

www.terciodequites.com

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)