miércoles, 25 de octubre de 2006

Los turistas del vino

Los turistas del vino son aquellos viajeros que atribuyen un valor muy especial al desplazamiento hacia los territorios donde se produce el vino.Y no sólo quieren degustar los caldos sino también conocer la historia de sus viñedos y la cultura de su tierra y las gentes que la habtan. Un censo presentado en la última edición de Vinitaly, en Italia, indicó que el mundo existen cuatro millones de enoturistas ‘practicantes’ y dos millones ‘ocasionales’, que gastan 2.500 millones de euros al año para dar rienda suelta a su pasión: es decir que cada 10 euros gastados en una bodega generan al menos 50 euros de otros gastos turísticos en la región a la que visitan Un estudio de la consultora Deloitte revela que el gasto medio de un enoturista en España no alcanza los 10 euros al día y que la estancia media de este tipo de turismo en las zonas vitivinícolas en nuestro país es inferior a los dos días. Estas pobres cifras contrastan con los datos de otros países con mucho menor tradición vitivinícola, como es Alemania, donde los enoturistas tienen un gasto medio de 80 euros y una estancia media de seis días. El mismo estudio revela que, a pesar de las diferencias que existen entre la calidad de los vinos alemanes y los españoles, así como del número de bodegas, en España tan sólo entre el 5 y el 10% de las bodegas pueden ser visitadas, frente al 60% de las bodegas visitables en Alemania.
El bajo nivel del enoturismo en España también es comparable con otras regiones europeas. Así, según los datos de Deloitte, las regiones francesas de Alsacia y Borgoña cuentan con un gasto medio de 90 y 75 euros, respectivamente; mientras que las estancias medias de los turistas del vino son de cuatro y cinco días, respectivamente. El escaso nivel del enoturismo español se ve también perfectamente reflejado en cifras comparadas con países como Australia de una escasa tradición vitivinícola. El gasto medio del enoturista en las antípodas es de 50 euros y la estancia media en las ciudades con atractivos enoturísticos es de tres días. Las nuevas tendencias del Enoturismo destacan que el modelo es realizar mayor número de viajes a lo largo del año pero con una intensidad y duración mayor. Por ello, una de las claves para obtener éxito como región enoturística es la diversificación de la oferta y así atraer a nuevos segmentos de la demanda.

Perfiles enoturísticos
o El profesional: se trata de una persona experta en vinos y en la cultural del vino, de 30 a 45 años de edad y está capacitado para analizar con el bodeguero o el enólogo las virtudes o defectos de un vino. Suele ser curioso e interesado en cosas nuevas, y se muestra dispuesto a dedicar su tiempo para descubrirlas y disfrutarlas.
o El neófito apasionado: Suele ser una persona de entre 25 y 35 años de edad, de buena posición socioeconómica, que disfruta del vino y lo identifica como medio para establecer amistades, socializarse, disfrutar de la comida y explorar el territorio. Suele viajar rodeado de amigos, que pertencen a su perfil profesional.
o El narcisista: Suelen ser personas de buen posicionamiento social y de entre 40 y 50 años de edad. Además, estaán interesados en la cultura del vino por el status social asociado y con la intención de poder presumir de conocimientos en viticultura y así poder distinguirse. Está satisfecho con un conocimiento de lo básico e imprescindible para poder impresionar y siente una especial atracción por las bodegas famosas y los vinos de renombre. De hecho, el informe señala que son más fáciles de impresionar que los perfiles anteriores.
o El bebedor: Este perfil atiende a una persona que está entre los cincuenta y los sesenta años de edad y visita la bodega en grupo los domingos como si se tratara de un bar. Disfruta con el vino, pide más y también compra a granel.

1 comentario:

Anónimo dijo...

bueno, bueno y bueno

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)