lunes, 20 de marzo de 2017

Fernando Plaza consigue el Zapato de Plata

Foto: Sonia Tercero
El diestro de Madrid logró la única oreja de la final ante una astifina novillada de Daniel Ramos y el buen nivel de sus compañeros

Fernando Plaza logró ayer la actuación más completa de los tres finalistas del Zapato de Plata y se llevó merecidamente el premio por una actuación muy seria y torera ante el único eral de la exigente, astifina y muy seria novillada de Daniel Ramos, que rompió a embestir por abajo con clase, ritmo y entrega. Y eso que el astado, en similar línea que sus hermanos, cabeceó tanto en el capote como en banderillas, pero el joven madrileño se percató de la codicia del eral por el pitón izquierdo y logró acoplarse muy pronto a una embestida que se hacía más dulce cuanto más sutileza aplicaba el coletudo a los engaños. El novillo, curiosamente, era muy distinto por el otro pitón, por eso Plaza se fajó con la zocata en una faena que sustentó su arquitectura en el temple, la búsqueda de la ligazón y algo que marcó diferencias toda la corrida, la reunión que imprimió a su toreo. Se pasó una y otra vez muy cerca al astado y fraguó los tiempos de la faena con solemnidad pero sin afectación. Actuación cuajada, abrochada con bernadinas de riesgo y la mejor estocada de una tarde de muy deficientes espadazos. La oreja era sinónimo del Zapato de Plata, pero más allá del premio quedó la rúbrica de un novillero con muchas posibilidades, con personalidad y valor. En su primer eral estuvo muy serio con un animal que se venía recto y con poder pero que se desinfló demasiado pronto.

Los compañeros de terna a buen nivel
Aarón Rodríguez y Jaime Casas también cuajaron una tarde importante. El primero de ellos rozó la oreja en sus dos toros pero su calamitoso manejo de los aceros dejó su esportón vacío. Con el primer novillo, un animal muy manejable, hizo una faena muy asentada y torera, limpia, ligada y con buen aire por ambas manos. Toreó Aarón muy relajado y con extrema facilidad, tanto que el público arnedano le devolvió las tandas con demasiada indiferencia. Tiene un corte magnífico pero tiró todo por el suelo con la espada. El quinto fue el novillo más manso. Embestía a oleadas y arrollando a cuantos engaños se le ponían por delante. Salió decidido Aarón y dibujó una faena de entrega bajo la fenomenal pitada que se llevó el presidente por no dar permiso para que el director de la banda atacara el pasodoble. El público coreó la faena en plan guasa a pesar de lo poco consistente de una actuación mediatizada por la mansedumbre del eral. Aarón volvió a marrar con la tizona y todo quedó en una generosa vuelta al ruedo.
Jaime Casas se presentó con un arriesgado farol de rodillas al tercero. Torero espigado y seco, también destacó al natural manejando con inteligencia  las distancias y los terrenos. El novillo no humilló apenas y a base de colocación logró muletazos con calado. El astado que cerró plaza sacó motor pero poca entrega. Casas quizás se aceleró un punto y logró lo mejor de su obra por el pitón derecho, aunque se le amontonaban los muletazos y la faena no terminó nunca de tomar el vuelo que el torero y el público esperaban.

o Feria de San José. Plaza de toros de Arnedo. Domingo, 19 de marzo de 2017. Segunda de feria. Final del Zapato de Plata. Algo menos de media entrada. Novillada sin picadores. Erales de Daniel Ramos, serios, astifinos y de juego manejable, aunque sólo humilló el quinto. Aarón Rodríguez, de verde hoja y oro: saludos y vuelta al ruedo. Fernando Plaza, de verde manzana y oro: silencio tras aviso y oreja. Jaime Casas, de azul noche y oro: silencio y vuelta al ruedo tras aviso. Fernando Plaza fue proclamado ganador del XVI Zapato de Plata. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

domingo, 19 de marzo de 2017

Los toros de Victorino impusieron su ley

Foto de Sonia Tercero para www.larioja.com
Solitaria oreja de Varea en una tarde con mucho público en el Arnedo Arena

El ruedo de Arnedo quemó ayer como nunca. Seis victorinos de postín en los corrales y embistiendo casi todos a la excesiva frugalidad de las telas de los tres diestros, que cada uno a su manera, y cada cual con sus posibilidades, anduvieron por debajo del más que interesante envío del ganadero de Galapagar. Hubo toros de toda condición (cuatro de ellos cinqueños), aunque sobresalieron dos ejemplares: el exigente sexto (que se tragó un primer puyazo de plaza de primera) y que se comía literalmente la muleta de Varea; y el nobilísimo segundo, un albaserrada de una clase extraordinaria, especialmente por el pitón izquierdo, aunque con ese punto de mansedumbre ideal para abrirse en los vuelos de Paco Ureña, que estableció con él un diálogo sincopado y planteó una faena sin una estructura precisa. Comenzó con la mano derecha obligando en exceso al mansito, que amagó varias veces con irse a las tablas, y luego se gustó con la izquierda corriendo la mano a media altura con algún notable natural pero sin extraer la profundidad final a un toro que colocaba la cara una y otra vez con singular nobleza y con mucho recorrido. Le costó cuadrar al animal en la cercanía de los chiqueros y se lo llevó a los medios, donde pinchó en la suerte de recibir tras escuchar el primer aviso. Le cayó otro más y fue ovacionado tras una obra sin demasiados perfiles.

El sexto, el toro de la corrida
El toro de la corrida fue el sexto, serio, largo, asaltillado y un punto veleto de cuerna. Varea se peleó con el capote de salida pero cerró la tanda con una excelente media verónica, tan buena quizás como la que ensayó en el quite por delantales tras una suerte de varas con un primer puyazo de notable exigencia. El victorino fue remolón al segundo encuentro y el banderillero Raúl Martí se desmonteró tras un gran par, pleno de riesgo y emoción. El toro tenía carbón en los pies y pedía una muleta dominadora y firme que se encontró a medias. Máxima voluntad del joven espada que se tragó una colada por el pitón derecho fruto del poco mando que imprimió a un toro que se desplazaba pero que no era nada fácil. Estuvo muy afanoso el diestro y la mayor virtud de su obra fue la medida de la faena: intensa y corta. Se tiró a matar como un titán y cobró una estocada baja pero fulminante. La oreja tuvo el mérito de la voluntad y de la entrega. Era su primera corrida con toros de este hierro y eso se paga. Lo mejor de un Curro Díaz muy espeso toda la tarde fue la gran estocada al cuarto, un astado que desmereció en su trapío y juego el notable nivel ganadero de la corrida. El diestro de Linares no estuvo fino con el primero, otro buen ejemplar que humillaba mucho pero que se quedaba corto, hacía hilo y con el que Díaz nunca dio con la tecla para tirar de él y quedarse en el sitio. La descomunal muleta de Díaz no logró acoplarse con ninguno de sus dos oponentes y pasó con más pena que gloria en su presentación arnedana.

El quinto y los naturales del final
Un toro raro fue el quinto, quizás el de más volumen de la corrida. Ureña pasó sus apuros con el capote porque tras lancearlo a la verónica y sacárselo a los medios comenzó a apretar y le costó un mundo deshacerse de él. Empezó la faena embistiendo a lo bruto por el pitón derecho, con la cara alta y sin rebosarse nunca. Pero por esas cosas raras que tiene el destino y la genética taurina, cuando la faena se deshilachaba en las redes de la monotonía, comenzó a descolgar por el pitón izquierdo y Ureña le sacó varios naturales de nota. Fueron sueltos y salpicados entre ellos, pero ahí quedaron para el que los quiso o los supo ver. Al doblar el sexto y con los matadores en el callejón, tras la vuelta al ruedo con la única oreja del festejo paseada por Varea, se presentó en Arnedo el becerrista de Calahorra Alberto Donaire. Lidió una vaquita colorada con capote y muleta y levantó los olés unánimes del numeroso público que se dio cita ayer en el Arnedo Arena, que vivió una interesante tarde de toros merced al juego de los victorinos y las ansias de triunfo de Varea. 

Plaza de toros de Arnedo. Sábado, 18 de marzo de 2017. Primera de feria. Tres cuartos de de entrada. Toros de Victorino Martín. Bien presentados, de diferentes hechuras y de juego variado (todos cinqueños menos 2 y 3). Destacaron el segundo, por noble y repetidor, y el sexto, por encastado. El 1 humilló, aunque sin demasiado recorrido. El 3 fue manejable. 4 deslucido y el de peor presentación y el 5, manso pero con un buen pitón izquierdo.

Curro Díaz, de azul y oro: media estocada y dos descabellos (silencio). En el cuarto, gran estocada (silencio).

Paco Ureña, de blanco y oro: tres pinchazos, media estocada y descabello (ovación tras dos avisos). En el quinto, dos pinchazos y media estocada (silencio).

Varea, de tofe y azabache: pinchazo y estocada baja contraria (silencio). En el sexto, estoconazo desprendido (oreja). o Esta crónica la he publicado en Diario La Rioja

ANTONIA CONTRERAS RECUPERA EL ARTE OLVIDADO

Antonia Contreras dejó el jueves un sensacional concierto en Logroño, probablemente el mejor de este ciclo, sin menospreciar a nadie, pero sí el más profundo, emotivo y rico en sensaciones, matices y cante grande, como esa impresionante malagueña de la Trini, en la que rescató los sonidos más profundos y genuinos del flamenco merced a una interpretación colosal en la que asomaron todas las certidumbres y los hilos nerviosos de una composición en la que se adivinaron hasta los primitivos ecos de los fandangos de Málaga. Antonia Contreras, ganadora de la Lámpara Minera de 2016, tiene una voz hermosísima, profunda, poderosa, cristalina y bella, con la que jugó desde los ojos verdes hasta la soleá inicial, que le resultó incómoda por una levísima hemorragia en la nariz. Parece imposible cantar así, pero lo hizo, y mientras se solucionaba el entuerto, su tocaor, el gran Juan Ramón Caro, nos regaló su preciosa guajira ‘Azucarito’, precisamente la misma con la que abrió su disco Rosa de los Vientos, una fenomenal obra que merece ocupar su espacio en los anaqueles de discos de los aficionados a la sonanta. Antonia se recuperó, se sintió libre y cuajó la malagueña con una sinceridad que conmovió a los espectadores, que la jalearon con vivas y oles al rematar una interpretación que a este cronista le provocó que la piel se le pusiera de gallina y los pelos enhiestos. ¡Será el arte!, me dije. El arte y el alma de una artista que el jueves nos transportó al ‘parnasillo’ del cante jondo. La segunda cumbre musical de Antonia llegó con los tangos. Qué belleza y qué inspiración y qué forma de parar el tiempo cuando se pasó al territorio ‘morentiano’ para homenajear al inolvidable maestro de Granada. Hacer lo de Morente sin ser Morente, cantar con el alma, con la raíz, el poder y la sutileza de Antonia Contreras, que se ha revelado en Logroño como una de las voces más interesantes del flamenco contemporáneo. Una voz que merece el sitio que por su calidad y pureza demanda.

o XXI JUEVES FLAMENCOS. Cante: Antonia Contreras. Toque: Juan Ramón Caro. Salón del Columnas del Teatro Bretón (localidades agotadas). Jueves, 16 de marzo de 2017. Esta crónica la he publicado en Diario La Rioja

sábado, 18 de marzo de 2017

Victorino debuta hoy en Arnedo con una corrida de tres cinqueños

Curro Díaz, Paco Ureña y Varea abren a las 17.30 horas la temporada taurina con los míticos 'albaserradas'

Comienza esta tarde (17.30 horas) en el Arnedo Arena la temporada taurina en La Rioja con una corrida de Victorino Martín, lo que supone un verdadero acontecimiento por la historia de esta singular vacada y el sensacional momento que atraviesa. Esta corrida, además, significa el debut en la capital del calzado de la empresa 'Tauroemoción', que ha confeccionado un cartel con Curro Díaz, Paco Ureña y el castellonés Varea, un joven diestro que confirmará su alternativa de manos de Enrique Ponce en la próxima Feria de San Isidro. Como explica a Diario LA RIOJA el gerente de la empresa concesionaria del coso de Arnedo, Alberto García, se espera una «entrada similar» a la del año pasado con el mano a mano entre Diego Urdiales y Alejandro Talavante. Además, y tras acabar el festejo, se presentará en la plaza el becerrista calagurritano Alberto Donaire, que tentará una becerra. La divisa de Victorino Martín llega a Arnedo para abrir una temporada muy importante en su historia, con dos corridas en Madrid y otra esencial en Sevilla, donde el año pasado se vivió el indulto de 'Cobradiezmos', uno de los toros más bravos de la historia. El ganadero de Galapagar ha traído a Arnedo seis ejemplares, tres de ellos cinqueños: «La corrida nos hace mucha ilusión por muchas razones y hemos intentado completar un lote con las mayores garantías para dar un gran espectáculo a los aficionados».

Los toreros
La corrida la abrirá Curro Díaz, un torero de Jaén que el año pasado hizo la mejor temporada de su vida, con salida a hombros de Las Ventas en los inicios de la temporada y después con una formidable actuación en la Feria de Otoño, quizás la corrida más completa de su vida. Curro Díaz logró una oreja en la Feria de San Mateo con un toro notable de Victorino y su cima con este hierro llegó el año pasado en Calasparra, donde indultó a un toro de este hierro llamado 'Plebeyo'. Curro Díaz se presentará en Arnedo, ciudad en la que no llegó ni a actuar como novillero en el Zapato de Oro en su etapa con utreros. Al igual que Curro Díaz, Paco Ureña viene de la feria de Fallas de Valencia de cortar una oreja. El torero murciano es uno de los toreros en mejor momento del escalafón, tal y como demostró hace unos días en la calle Xátiva de Valencia con una templada faena rematada con un sensacional estoconazo. Paco Ureña se dio a conocer en un verano en Las Ventas y ese mismo año entró en Logroño en San Mateo en una tarde de desafío Santacoloma. Cortó una oreja y la Casa Chopera decidió apoderarlo. Entró en las ferias y logró su cénit el año pasado en Madrid con un toro de Adolfo Martín en la Feria de Otoño. Desde este año está apoderado por Simón Casas, empresario de Las Ventas. Su mejor actuación con los victorinos fue en la pasada feria de Sevilla con una faena de dos orejas. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

jueves, 16 de marzo de 2017

«Ganar la Lámpara Minera ha dado un vuelco a mi carrera»

La malagueña Antonia Contreras debuta hoy en el Salón de Columnas en plena madurez artística con el toque de Juan Ramón Caro

Malagueña del alma, cantaora por los cuatro costados y flamante ganadora de la última Lámpara Minera de la Unión, Antonia Contreras se presenta esta noche (21 horas) en el Salón de Columnas: «Vengo a cantar flamenco con todo mi espíritu y es un privilegio estar en la Gira del Norte, un evento que se ha convertido en la gran cita del invierno en el flamenco».
-¿Existe una Antonia Contreras antes y después de que el pasado verano ganara en la Lámpara Minera de la Unión?
-Yo creo que soy la misma aunque hayan sucedido cosas muy fuertes en mi vida. Ganar un premio así marca mucho, ofrece un prestigio muy importante y te abre puertas, aunque la realidad es que el Teatro Bretón ya me había llamado para actuar este año antes de que ganara la Lámpara Minera, lo que demuestra la sensibilidad de las personas que se encargar de programar un ciclo tan importante como es éste.
-¿Esperaba ganar?
-Uf, la verdad es que yo pensé que si me presentaba tenía la obligación de ir con una preparación excepcional, con los cantes absolutamente trabajados y con las formas que gustan en el concurso. Me he visto muchos vídeos de concursos de otros años y he contado con la inestimable ayuda de Juan Ramón Caro, mi guitarrista, que tiene mucha experiencia en este concurso y que me ha dado muchos consejos y mucho apoyo.
-Usted es una cantaora con mucha trayectoria y con éxitos como el de la IV Bienal de Málaga de 2015. ¿Por qué se presentó al concurso?
-Por un cúmulo de muchas circunstancias que surgían del desencanto que me provoca cómo está el mundo profesional del flamenco. Muchos programadores te piden premios en el currículo para entrar en conciertos o discos grabados. Yo tengo algún galardón de cuando era joven y colaboraciones discográficas como un trabajo sobre Falla con una sinfónica francesa, pero no un trabajo en solitario. Le di muchas vueltas y el último día de las inscripciones mandé la mía. Pensé para mis adentros que iba a ser para bien en todo caso, ganara o no.
-¿Le costó mucho tomar la decisión final?

martes, 14 de marzo de 2017

Una exposición coral recorrerá los mejores recuerdos del Zapato de Oro en el siglo XXI

El Club Taurino de Arnedo vive en una incesante actividad de cara a la Feria de San José, con la corrida de Victorino Martín con Curro Díaz, Paco Ureña y Varea del sábado y la final del Zapato de Plata del domingo, con Aarón Rodríguez, Fernando Plaza y Jaime Casas, que lidiarán erales de Daniel Ramos. Uno de los eventos más llamativos del los organizados por el club arnedano es la exposición fotográfica de los días 18 y 19 de marzo, en el que fotógrafos como Carmelo Betolaza, Joël Buravand, José María Charles, Luis Miguel Parrado, Miguel Pérez-Aradros y Juan Poyatos recordarán las imágenes más llamativas del Zapato de Oro en el siglo XXI. La expo se podrá contemplar en el museo taurino del Arnedo Arena, un espacio que va recobrando sentido desde la inauguración del coso. El club también ha organizado un concurso de dibujo infantil taurino dirigido a niños y niñas de tres a doce años y que está dotado con una tablet y una invitación para la final del Zapato de Plata. Además, habrá una comida de hermandad el viernes 17 de marzo en el hotel Virrey y el domingo, tras la novillada, ha organizado en el mismo espacio una mesa redonda taurina (moderada por Isabel Virumbrales) y el jurado dará a conocer el ganador del Zapato de Plata de 2017. El Club Taurino, que recientemente ha renovado su directiva, se ha volcado con el inicio de la temporada en La Rioja con la corrida de Victorino y el Zapato de Plata, en el que el ganador podrá elegir ganadería en septiembre durante el abono del Zapato de Oro. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

lunes, 13 de marzo de 2017

Urdiales se recrea con la izquierda

Carmelo Bayo
Puerta grande en el inicio de temporada del riojano que comparte triunfo y toreo excelso con su amigo Tomás Campos 

No pudo comenzar mejor la temporada para Diego Urdiales: faena de cante grande, naturales de seda y salida a hombros con su amigo Tomás Campos, que se entretuvo en el sexto de la tarde en dar una dimensión inapropiada para un matador nuevo en la profesión. Tomás es de Llerena pero lleva tres años afincado en Arnedo forjándose al lado del diestro riojano, buscando ambos la pureza del toreo en interminables jornadas de entrenamiento y conversación. Por eso ayer era un día muy especial, ya que era su primer paseíllo juntos y cada uno a su manera dio buena cuenta de las forma que tiene de concebir e interpretar el arte del toreo. La tarde fue fría y lluviosa y el conjunto de toros de El Pilar, desigual y complejo, como el que rompió plaza, un burel de esos que quitan la respiración por la informalidad de su embestida, metiéndose siempre por dentro, gazapón y a su aire. Urdiales tuvo que poner de relieve su arsenal de recursos técnicos para imponerse al dificultoso y correoso devenir del astado salmantino. Comenzó por abajo y tras intentarlo por ambos pitones sacó el látigo para poderle en el terreno de tablas. El oficio del riojano fue esencial para que no se le encaramara a las barbas. Lo grande llegó en el cuarto, un toro noble pero sin excesiva clase que tuvo la virtud de repetir. Con el capote dibujó varios lances a la verónica de enorme expresión, cuajando el capotazo de cadera a cadera y reduciendo el viaje con singular hondura y temple. Y tomó la muleta para materializar el faenón de la
Carmelo Bayo
tarde. Precioso y relajado inicio saludando al toro por alto para sacárselo a los medios y sin dilación derramar el toreo. Fue una maravilla al natural, compás, vuelos, colocación y soberanos pases al ralentí llevando cosida la embestida hasta ese más allá de la cadera con inaudita lentitud. Se cuajó Diego con un toro que pasaba sin codicia pero que se tragó los muletazos casi sin enterarse. Hubo varios remates por bajo de verdadero cartel y un estoconazo en todo lo alto le pusieron las dos orejas y la puerta grande en las manos. Estuvo tan por encima de sus dos toros que las sensaciones que emitió en la coqueta plaza navarra permiten abrigar las mejores esperanzas de cara a las corridas que le aguardan en Sevilla y Madrid. Campos ya dejó su aroma con el primero de su lote, muy rajado y refugiado en tablas. Estuvo sensacional con el capote en ambos y con el sexto realizó un inicio de faena sencillamente primoroso. El toro se apagó demasiado pronto, pero Tomás comenzó a pisar los terrenos que queman sin pasar el más mínimo apuro. Si algo define su actuación de ayer es un sobresaliente empaque: toreo profundo con formas de elegido; el fondo es la forma, que escribió Hegel y que ayer quedó bien claro en un torero que pide ya escenarios grandes para contrastar su exacerbada pureza. Juan Leal asistió como convidado de piedra a una fiesta que terminó con dos amigos del alma a hombros por la puerta grande. 

o Feria de San Raimundo (Fitero) Toros de El Pilar, bien presentados, de juego muy irregular, flojos y de poco fondo. El más manejable resultó el cuarto, que aunque careció de clase, repitió sus embestidas. El segundo tuvo un buen pitón izquierdo pero se movió descoordinado. Diego Urdiales: ovación y dos orejas. Juan Leal: saludos tras aviso y silencio tras aviso. Tomás Campos: ovación y dos orejas. Plaza de toros de Fitero: casi lleno en tarde fresca y lluviosa. Diego Urdiales y Tomás Campos salieron a hombros. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

domingo, 12 de marzo de 2017

«Sé la responsabilidad que tengo en Madrid y me llena de orgullo»

Diego Urdiales comienza hoy la temporada con una corrida en Fitero a la espera de las cuatro tardes de Sevilla y Madrid

«Se me presenta un inicio de temporada muy intenso con tardes de máxima responsabilidad en Sevilla y Madrid en un año decisivo. Me llena de orgullo», explica Diego Urdiales apenas 24 horas antes de que dé inicio su decimoctava temporada esta tarde (17 horas) en Fitero, con Juan Leal, y su amigo Tomás Campos y astados de la ganadería de ‘El Pilar’, una de las que le esperan en San Isidro.
-El miércoles estuvo en la novedosa presentación de San Isidro. ¿Qué le pareció la idea de hacer una gala de estas características?
-Muy bien, hay que ponerse al día y dar la importancia que se merece a un acontecimiento de un mes de duración que concita cada día en Las Ventas a más de 24.000 espectadores. Si uno analiza lo que supone semejantes cifras se da cuenta de que no hay nada igual. Por eso creo que hay que actualizar la tauromaquia con los nuevos códigos de comunicación que marcan el rumbo de la sociedad. Siempre he pensado que no se comunican las cosas bien y en gran medida eso ha sido la causa de ese desprestigio que tenemos en una parte de la sociedad que cuando oye hablar de toros sólo le asaltan los tópicos.
-¿Le sirve de algo su perfil de twitter?
-Yo soy un mero espectador porque es un amigo el que lo lleva directamente, pero bien utilizado me da la opción de comunicarme con aficionados y seguidores de todo el mundo. Cuando he ido a América lo he notado y ha sido espectacular.
-Comienza el año con cuatro tardes de máxima responsabilidad. ¿Buen trabajo de Luis Miguel Villalpando?
-Ir a Sevilla era muy importante y también esencial de cara a la colocación en Madrid. El trabajo de mi apoderado ha sido impecable; es un gran taurino, de los que van quedando cada vez menos. Llevamos toda la vida juntos y nos entendemos a la perfección.
-¿Pensaba que tras abandonar la FIT iba a ser todo más duro?
-Cuando tomé la decisión valoré todas las cuestiones que podían suceder, pero yo necesito estar muy seguro de todo lo que me rodea. No lo vimos claro y decidimos dejarlo. Y estaba claro que si me iba con alguien tenía que ser con Luis Miguel Villalpando.
-¿Se quedó satisfecho con la pasada temporada?
-No, pero no tuvo la culpa nadie en concreto. Simplemente las cosas no salieron como esperábamos porque no me acompañó el toro ni en Madrid ni en Sevilla; hubo tardes muy buenas como San Sebastián, Istres, Vitoria, Olivenza y especialmente Bilbao, tanto la corrida de la salida a hombros como en el día de Jandilla, que para mí fue una de las más importantes de mi temporada.
-¿Por qué no torea el próximo fin de semana en Arnedo la corrida de Victorino?
-No ha existido entendimiento con la empresa en cuanto al fondo y forma de la corrida.
-¿Ha sido una cuestión económica?
-No hubo opción porque ni siquiera se habló de ese tema.
-¿Ha sido el problema la ganadería de Victorino?
-Ni mucho menos, es un hierro que me encanta; de hecho lo he pedido para Madrid y allí estaré con ella, como tantas veces. Llevo más de treinta paseíllos en mi vida de esta ganadería.
-Esa corrida con Talavante y Ureña es de las que se pondrá en cartel de no hay billetes, de las tardes más esperadas de la feria. ¿Le quita el sueño?
-Hombre, preocupa porque sabes la responsabilidad que acarrea una tarde tan esperada. Es el anhelo de todos los toreros estar anunciado en Madrid, con una ganadería de máximo prestigio, con la plaza llenísima, con toda la expectación del mundo. Fíjese desde que sabes que estás en una corrida así ya te acompaña en el cuerpo, como que se te mete esa responsabilidad por dentro.
-Esta tarde en Fitero comparte cartel con Tomás Campos, un ganador del Zapato de Oro que decidió instalarse en Arnedo para entrenar junto a usted.
-Mucho más que eso, somos verdaderos amigos, convivimos un montón de días al año y él está comenzando en la profesión. Torear uno al lado del otro es algo precioso para los dos. Surgió la posibilidad de hacer el paseíllo juntos Fitero y es como que se va a cumplir un sueño. Tomás Campos tiene unas condiciones descomunales, una pureza y unas formas impresionantes. o Esta entrevista la he publicado en Diario La Rioja

viernes, 10 de marzo de 2017

Tres tardes en Madrid y el reencuentro con los victorinos

Diego Urdiales ocupa un lugar de privilegio en la feria de Madrid 

Dos corridas en el abono y el ‘mano a mano’ con Ureña en la Goyesca 

Tres tardes en Madrid (dos en San Isidro y el mano a mano de la corrida goyesca de Dos de Mayo) es la carta de presentación de Diego Urdiales en el primer abono presentado por ‘Plaza 1’, la nueva empresa gestora del coso de Las Ventas, dirigida por el productor francés Simón Casas y con la empresa ‘Nautalia’ como compañera de viaje. Y no se antojaba nada fácil lograr semejante colocación en un año en el que el torero riojano ha dejado de ser apoderado por la Fusión Internacional de la Tauromaquia, un conglomerado empresarial dirigido por el potentado mexicano Alberto Bailleres, y que entre otras plazas de categoría ha unido sus fuerzas con los hermanos Chopera para dirigir el coso de Logroño. Regresar a la independencia de cualquier interés empresarial significa asumir un riesgo máximo y el diestro arnedano tenía claro lo que significa volver a caminar en solitario. El nuevo apoderado de Urdiales, Luis Miguel Villalpando (que siempre ha estado a su lado y que ahora dirige en solitario su carrera) se propuso lograr que el nombre de Diego estuviera presente en las dos grandes ferias del inicio del año taurino, Sevilla y Madrid: «Era esencial, sabíamos que no iba a ser fácil porque la temporada anterior fue muy extraña y hasta el gran triunfo en las Corridas Generales de Bilbao se minimizó en cuanto a su trascendencia. Pero Urdiales es la referencia de la pureza para muchos aficionados y su trayectoria está ahí y es indiscutible». La empresa de Sevilla fue receptiva y Urdiales tiene su sitio en el abono del Baratillo con la corrida de Fuente Ymbro y con ‘El Cid’ y Joselito Adame en el cartel: «Era muy importante estar en Sevilla de cara a las negociaciones con Madrid», explica Villalpando, que conoce al dedillo cómo funcionan los hilos que tejen la temporada taurina tras las bambalinas de los carteles. Al apoderado de Urdiales lo llamaron a los despachos de Las Ventas tras cerrar las negociaciones con figuras como Julián López ‘El Juli’. La oferta que Simón Casas y Curro Vázquez (torero que asesora al empresario francés) fue de dos corridas en la Feria de San Isidro, pero con la ventana abierta hacia un posible tercer festejo. En ese momento del dibujo del damero que son 31 corridas, con tres toreros en cada tarde, no se sabía quién quería apuntarse a la ‘victorinada’, un hierro de máximo compromiso en Madrid y de una trascendencia absoluta en la temporada. El ganadero de Galapagar conocía el interés de Urdiales por esa corrida. La empresa vio claro que el torero riojano tenía que ser uno de los integrantes de un cartel en el que quería entrar Alejandro Talavante. Se dio por hecho, se publicó en varios medios de tirada nacional pero después se desinfló como un azucarillo y hasta los portales taurinos desterraron del cartel al torero extremeño. Diario LA RIOJA dio la primicia varios días después de la reincorporación de Talavante a lo que será una de las citas con más expectación del abono, de esas en las que la reventa hará su agosto en la primavera madrileña. Toros de Victorino Martín para Diego Urdiales, Alejandro Talavante y Paco Ureña. Apunten la fecha: martes seis de junio. Victorino sabe que Urdiales ha sido capaz de protagonizar tardes memorables con sus toros en cosos como Bilbao, Logroño, Mont de Marsan, Dax, San Sebastián y Madrid, donde debutó con este hierro en 2008 con una oreja de mucho peso en la Feria de Otoño. Victorino ha sido clave en la carrera del torero riojano desde su relanzamiento con el indulto de ‘Molinito’ y con corridas en el ruedo negro de Bilbao en las que el riojano fue capaz de cruzar esa raya que sólo franquean los elegidos. Villalpando lo tiene claro: «Es una ganadería muy genuina; queríamos esa corrida porque Diego entiende esa forma tan especial que tienen de embestir estos toros, y además, con los malos tiene un poder excepcional, los reduce y los acaba metiendo en la muleta». Tras cerrar el compromiso de Victorino se habló ya de dos tardes más. 

Y la Goyesca del Dos de Mayo, mano a mano con Ureña
En principio ambas iban a ser en la feria, pero como la Comunidad no veía la encerrona en solitario para el Dos de Mayo de un solo torero, la empresa le propuso a Villalpando un mano a mano con Paco Ureña y tres toros de diversas ganaderías, además de la tarde pendiente en el abono. Y aceptaron, al fin y al cabo un mano a mano tiene tres toros, lo que significa un cartucho más para el triunfo en una tarde en la que volverá a competir con Ureña, un torero que se abrió paso en las ferias tras cortar una oreja en San Mateo y decidir la empresa Chopera apoderarlo. Ahora milita en la ‘cuadra’ del empresario francés, donde habita una larga nómina de toreros como Juan Bautista, Javier Jiménez, David Mora o Rafaelillo, entre otros. Y la última tarde será la segunda a nivel cronológico. Es decir, el 13 de mayo, con toros de El Pilar (la ganadería que inauguró el Arnedo Arena con José Tomás) y con David Mora y José Garrido en el cartel, dos toreros muy del gusto de Madrid. El primero fue uno de los triunfadores del año pasado y Garrido dejó una tarde grande en Otoño. Villalpando está muy esperanzado: «Diego está metido en el campo sin parar de torear y la verdad es que el nivel en el que está es muy alto. Lo veo bien, con la responsabilidad lógica de los inicios de la temporada con tardes a la vista de tanta responsabilidad, pero con una confianza en sus posibilidades impresionante. Creo que va a ser su año». o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

domingo, 5 de marzo de 2017

MÁGICA ESPERANZA

Marta Vila
Esperanza Fernández ofreció un grandísimo concierto en jueves en el Teatro Bretón. La cantaora de Triana se dejó el alma en una actuación profusa, amplia, con mucho cante, con muchos palos viejos y un tocaor que estuvo a una altura más que sobresaliente, Miguel Ángel Cortés, que por momentos llegó a superar el nivel que ofreció el pasado año acompañando a Rocío Márquez, y ese día estuvo colosal. El tocaor granadino estalló ya desde el principio con el maravilloso toque inicial por malagueña, una verdadera belleza de Esperanza, que hizo un concierto de menos a más, con dos cumbres que para este humilde cronista de lo jondo fueron su mágico cante por siguiriya y la imperial guajira que se marcó con ese vestido negro tan elegante con el que nos dejó atónitos por su inmarcesible flamencura, por esa gitanería suya de tanta clase y elegancia. El concierto estuvo dotado de una enorme musicalidad, con un acoplamiento hermoso y bello entre la voz de Esperanza y el toque de un Miguel Ángel Cortés que se marcó, en el tema que hizo en solitario, un trémolo sencillamente espectacular que estrenó en la Bienal de Sevilla de 2014. ¡Qué bárbaro! Esperanza Fernández fue uniendo los cantes por analogías rítmicas y sensoriales. Por ejemplo, las alegrías gaditanas rompían en tanguillos. De la caleta a Puerta de Tierra, como quien no quiere la cosa. Me entusiasmó por soleá, tan de Triana para irse a la Caña, el sacrosanto palo de uno de los flamencos más geniales del universo jondo, Rafael Romero ‘El Gallina’. Otro de los cantes más bellos fue esa siguiriya para depositarse después en la serrana, la liviana y algún atisbo de fandango del Albaycín, o la Petenera, tan hermosa como olvidada, al igual que la Mariana, que la remató por unos tangos de Granada que no me pregunten las razones pero me sonaron con un nítido acento extremeño. También tuvo tiempo para acordarse Esperanza de la Paquera, de su legítimo y volcánico garbo, de su entereza cantaora, por unas poderosas bulerías al final de una noche repleta de jondura y arte. Esperanza es todo pasión en el escenario y se nota cómo ha sido capaz de dibujar una de las carreras más personales y libres del flamenco contemporáneo. Y saben por qué: pues porque se sabe libre. # Esta crónica la he publicado en Diario La Rioja

jueves, 2 de marzo de 2017

Esperanza Fernández: «Convivir con músicas distintas al flamenco me ha enriquecido como cantaora y artista»

Esperanza Fernández trae al Teatro Bretón una nueva visión del flamenco con la unión de distintos cantes y el toque de Miguel Ángel Cortés

Esperanza Fernández debutó en los Jueves Flamencos en 1999 y con el concierto de esta noche (21 horas, Teatro Bretón) sumará cuatro actuaciones en un ciclo al que adora: «Me encanta actuar por el norte, aquí la gente vive el flamenco de una manera especial, con un respeto y un cariño que me conmovió desde mis inicios y que me sigue emocionado como la primera vez que actué en Logroño».
-¿Siempre el cante en su carrera?
-Nunca lo podré dejar porque me siento cantaora de flamenco desde antes de nacer. En mi casa se respiraba todo este mundo desde siempre y yo estaba predestinada a cantar y además me siento muy orgullosa de ello porque me ha dado la oportunidad de vivir cosas inolvidables.
-Sin embargo, sin abandonar el cante, siempre ha estado muy cerca de otras músicas.
-Eso es y ha sido constante fundamental en mi carrera. Tuve la enorme suerte en 1994 de hacer el espectáculo ‘A Oscuras’ con Enrique Morente en la Bienal de Sevilla organizada por José Luis Ortiz Nuevo. Yo era una niña y estar en aquel escenario con uno de los más grandes de todos los tiempos me marcó mucho. De hecho, la figura de Enrique ha sido esencial en el flamenco contemporáneo porque se atrevió a abrir unas puertas e indagar en unos territorios que en esos momentos estaban prácticamente inexplorados. El flamenco se puede abrir y mi crecimiento personal como artista también ha estado ligado desde siempre a la experimentación de otros mundos y otras expresiones musicales.
-Vino a Logroño también en un ‘Actual’ con Gerardo Núñez en músicas muy relacionadas con el jazz.
-Ése ha sido otro de los grandes espacios vitales de mi carrera. El jazz es una música que permite buscarte de una manera diferente pero marcada a la vez por una profundidad muy verdadera.
-Siempre habla de aquel trabajo con Mario Maya como una de las claves en los inicios de su carrera.
-Y tanto, yo apenas tenía dieciséis años y tuve la oportunidad de ir de primera cantaora en su grupo. Me di a conocer y marcó mi vida. De alguna manera dejé de ser la hija de para pasar a que me reconocieran por mi valía. Además, es que me enseñó a moverme por el escenario, porque hay que saber hacerlo todo y con él comencé a soltarme de verdad.
-Luego llega la figura de Manuel de Falla y el ‘Amor Brujo’.
-Ha sido muy importante porque me dio la oportunidad de entrar en el mundo de la música clásica. Comencé con la orquesta Joven de Andalucía interpretando en diversos conciertos y con la que grabé la versión íntegra de la obra -versión 1915- con la dirección de Juan Udaeta. Recibí el Premio Andalucía Joven de Flamenco de la Junta, y al año siguiente, grabé otro Amor Brujo con la Orquesta Sinfónica de Cataluña, bajo la dirección de Edmon Colomer con motivo del Año Falla. Gracias a esta obra he tenido el privilegio de actuar por todo el mundo y ser dirigida por los mejores directores, como Yehudy Menuhin o compositores de música contemporánea como Mauricio Sotelo.
-Y dar sus pinitos como actriz...
-Eso fue en el Café de Chinitas, con el Ballet Nacional de España. Fue muy importante porque siempre me había gustado interpretar y en esta obra además de cantar hay que actuar. Fue muy hermoso y una experiencia inolvidable.
-¿Todo eso la separó del flamenco más ortodoxo, de lo jondo?
-Para nada, todo lo contrario, me enriqueció. Personalmente no tengo ningún debate hacia el tema. Sé que se dijeron y se dicen cosas, como que te puedes contaminar, pero creo que es exactamente todo lo contrario. Te hace crecer como artista porque lo que haces es sumar cante en tu alma, estilos, recursos, experiencias. Y luego te sirven para desenvolverte en el escenario y para buscarte todavía más profundamente como artista.
-¿Le ha cantado hasta a Saramago?
-Y muy orgullosa de ello. ‘Mi voz en tu palabra’ fue un disco con la dirección de David Peña Dorantes y me ha dado enormes satisfacciones.
-Y lego llegó el homenaje al maestro Lecuona.
-Muy emocionante. Ahí tuve la oportunidad de conocer al pianista Gonzalo Rubalcaba y fue el detonante de uno de mis últimos proyectos. Me encanta Benny Moré y pensé en unir su música a la de nuestro Manolo Caracol. Dos músicos muy distintos pero con mucha alma. Cogí un avión y me fui directa a Miami a exponerle la idea a Gonzalo Rubalcaba y se ha transformado en uno de los proyectos más bonitos de mi vida. Nos acaban de llamar de Miami porque le han dado un premio al mejor espectáculo musical de los estrenados allí el año pasado.
-Ha trabajado con los más grandes del flamenco, y todos ellos, como es su caso, han tenido la inquietud de buscar cosas nuevas.
-Es lo natural, lo que te hace sentirte viva, con ideas frescas, con ganas de crecer como artista.
-¿Cómo será el concierto de esta noche?
-Un repertorio grande que estrené en la Bienal de Sevilla. Vengo con Miguel Ángel Cortés, con el que llevó toda la vida en el escenario y que tiene la capacidad de sonar diferente con cada artista, tanto con Arcángel o con Rocío Márquez. Mi idea es fusionar cantes. Por ejemplo, la soleá de Triana con la caña; la Mariana con los tangos de Gracia. Es una cosa que hicimos en Sevilla y que impresionó a la gente, porque transito por Serranas o marianas, que son cantes muy desconocidos y que no suelen caber en los repertorios de los cantaores. Me gusta mucho rebuscar en esos cantes el flamenco más grande y más genuino. Creo que la gente va a disfrutar porque yo lo pienso hacer...

El extraordinario toque de Miguel Ángel Cortés 
Miguel Ángel Cortés entusiasmó el año pasado en su actuación con Rocío Márquez, de la misma forma que lo había hecho ya en Logroño tanto con Arcángel como la primera vez que vino con Esperanza en 2004. Este tocaor de Granada se ha convertido en una de las principales guitarras flamencas contemporáneas, tanto en su versión como guitarrista en concierto como en tocaor de acompañamiento. Miguel Ángel está en la senda de los grandes guitarristas del flamenco, con un lenguaje muy personal y dotado, además, de una exiquisitez sencillamente maravillosa. Su disco ‘El calvario de un genio’, a pesar de que ha pasado un tanto desapercibido, es una joya del toque. o Esta entrevista la he publicado en Diario La Rioja

miércoles, 1 de marzo de 2017

Diego Urdiales y Alejandro Talavante se las verán con los ‘victorinos’ en Madrid

Foto: Santana de Yepes
Se confirma la presencia del torero extremeño con los astados de la A coronada en una de las corridas con más atractivo de San Isidro 

Los despachos de Las Ventas echan humo estos días con la confección de la Feria de San Isidro que la nueva empresa ‘Plaza 1’ –dirigida por Simón Casas– quiere presentar la semana que viene. Una de las principales incógnitas de las combinaciones del ciclo reside en la más que compleja inclusión de las principales figuras en las corridas más potentes en un abono de un mes de duración y las negociaciones sobre emolumentos y ganaderías se suelen hacer interminables. Pues bien, ya se sabe uno de los carteles más importantes del ciclo madrileño, el de la corrida de Victorino Martín, en el que el riojano Diego Urdiales compartirá terna con Alejandro Talavante, tal y como finalmente se cerró ayer a última hora de la tarde. El torero extremeño ha firmado cinco tardes con la empresa de Simón Casas, una de ellas será en la corrida de la Beneficencia, con ‘El Juli’ y José María Manzanares; tres en San Isidro (Victorino, Cuvillo y el Puerto de San Lorenzo) y la quinta para la feria de Otoño. Todo un hito para un diestro que se convierte en piedra angular de la temporada de la capital de España y que planea su asalto definitivo al cetro del toreo. 

Goyesca y más 
Diego Urdiales, que ya ha cerrado su entrada en la Corrida Goyesca del dos de mayo (mano a mano con Paco Ureña), también negocia una tercera tarde en Madrid, que podría ser la de la corrida de El Pilar, aunque este extremo está todavía sin confirmar. Al torero riojano se le presenta un gran inicio de una temporada que dará comienzo el 12 de marzo en la feria de San Raimundo en Fitero (toros de El Pilar, con el francés Juan Leal y el extremeño Tomás Campos) y que continuará con su regreso a la Feria de Abril de Sevilla (astados de Fuente Ymbro con Manuel Jesús ‘El Cid’ y Joselito Adame en el cartel). A partir de ese momento, tres paseíllos en la plaza más importante del toreo en un año en el que vuelve a caminar en solitario de la mano de su apoderado Luis Miguel Villalpando, que ha conseguido en una temporada en la que cada cartel es un triunfo ofrecerle a su torero cuatro tardes en los dos cosos de máxima responsabilidad y trascendencia del toreo. La corrida de Victorino de la próxima Feria de San Isidro, que podría rematarse con Paco Ureña en el cartel, tiene una enorme intrahistoria personal para ambos diestros, ya que tanto Diego Urdiales como Talavante tienen su personal ‘hoja de servicios’ con los grises de las Tiesas de Santa María. De hecho para ambos diestros supone un reencuentro con buena parte de su pasado. El extremeño tiene la necesidad de cerrar su herida de aquella encerrona de 2013 con los toros de Victorino en la que saboreó todas las hieles de Madrid en una tarde que se le puso cuesta arriba casi desde el paseíllo. Aquella corrida fue durísima para Alejandro y cuatro años después ha decidido matar sus fantasmas interiores en una apuesta impresionante. Será su segunda tarde con esta divisa. Por su parte, el torero riojano se reencontrará con los albaserradas tras dos años sin catarlos. Su última corrida con ellos se remonta a la feria de la reapertura del coso de Illumbe (San Sebastián) de 2015. Pero para el riojano no será la segunda corrida de esta divisa; será la número 33 de una particular historia que comenzó en la Feria de San Mateo de 2002 y que ha tenido varios capítulos de gloria, el indulto de ‘Molinito’ en 2007 (que relanzó su carrera), varias faenas grandes de Madrid, como la oreja del día de su debut en Las Ventas con este hierro, los triunfos de Dax, San Sebastián o Mont de Marsan y especialmente las seis orejas seguidas de Bilbao, plaza en la que ha marcado diferencias con esta ganadería. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja y Hoy de Extremadura

lunes, 27 de febrero de 2017

Chapu Apaolaza: «La clave de una narración es dejar que la realidad hable por sí sola»

FOTO  DAVID ALONSO / LIBERTAD DIGITAL
El reportero guipuzcoano dirigirá a partir de ahora las retransmisones taurinas de Canal Toros

Chapu Apaolaza iba para farmacéutico pero alguno de los encargos que recibió tras el fallecimiento de su padre, el inolvidable cronista taurino Paco Apaolaza, le hizo descubrir el periodismo, abandonar el laboratorio y estudiar Ciencias de la Información. «Huía del toro y quería que sólo fuera una afición». Chapu pronto destacó como excepcional cronista en toda suerte de periodismos y acontecimientos, desde el accidente de Angrois a los atentados del Estado Islámico en París, pero también en reportajes con profunda carga humana. Los lectores de LA RIOJA pueden disfrutar, además, se sus columnas semanales, un verdadero prodigio de literatura. Ahora, desde la Redacción Central de Vocento, ha pasado a ser el nuevo narrador de las corridas para Canal Toros, de ‘Movsitar Plus’.
-Su padre fue un gran cronista. ¿Qué cree que sentiría al verle a usted narrando las corridas?
-Es la pregunta del millón. No consigo hacerme una idea. Por una parte estaría feliz y por otra me daría una colleja... Toda mi vida de periodista ha sido sin su mano porque lo perdí antes de comenzar en la profesión y eso me pesa muchísimo, pero cuando pienso en este asunto aparece él, ya que no se me puede comprender sin su figura, que es fundamental. Él, además, es un listón muy alto en el sentido taurino, periodístico y moral. También creo que las cosas suceden por mecanismos bastante sobrenaturales, y no me importa decirlo porque no sé de qué manera funciona el mundo, pero si esto ha sucedido es por algo; estoy convencido de que él, de alguna manera, está ahí.
-¿Cómo se imagina que serán sus narraciones de las corridas?
-Aquí operan dos cuestiones importantes. Una de ellas, es que en muchas ocasiones los periodistas tenemos que dar un paso atrás y dejar que sea la realidad la que hable, y más en el caso de algo tan poderoso y radical como son los toros. Aspiro a ser un mero transmisor de lo que sucede porque la gente es mucho más lista de lo que el periodista se piensa. Por otro lado, me gustaría que fueran las claves humanas las que marquen el discurso de la corrida, por encima de las cuestiones técnicas. Ése lenguaje es fundamental porque operan las pasiones, los miedos, las dudas, las ambiciones, la gloria, los fracasos. Creo que eso lo entiende todo el mundo porque es algo universal.
-Canal Toros ha destacado por una realización que ha marcado un antes y un después.
-Estoy convencido de que me incorporo a uno de los mejores equipos de retransmisiones que existen en el mundo, que controla perfectamente el lenguaje de la imagen combinado con el de las emociones.
-¿Va a ver las corridas a partir de ahora de una manera distinta?
-Cada uno es preso de sus circunstancias y ahora las veré de una manera mucho más analítica. Sin embargo, creo que es muy importante que no dejemos de lado el prisma del espectador.
-Cañabate decía que el crítico tiene que ser un aficionado menos...
-Yo creo que hay que sentir las cosas para ser capaz de contarlas, aunque hay que mantener siempre unas formas en la manera en la que expresemos dichas sensaciones. Pero está claro que si uno no es capaz de sentir todas las convulsiones que se dan cita en una plaza de toros no sirve para nada. Pero quiero aclarar una cosa: yo no soy crítico taurino ni me considero tal cosa. Además, ésa no es mi misión como narrador. Alrededor de mi trabajo habrá profesionales del toreo y cronistas que realizarán esa labor de crítica.
-¿Sacará el jugo de los toreros que se sienten con usted en las narraciones?
-Ése será mi reto, conseguir que se sientan a gusto porque son un mar de sabiduría.
-Y desentrañar al toro.
-Es lo más difícil y lo principal de la corrida. El toro es el eje de todo este espectáculo y buena parte de lo que sucede gira en torno a él, a lo que le ofrece al torero. o Esta entrevista la he publicado en Diaro La Rioja

sábado, 25 de febrero de 2017

Urdiales regresa a la Goyesca de Madrid

El riojano actuará ‘mano a mano’ con Paco Ureña el próximo dos de mayo 

Será su cuarto paseíllo en esta corrida en la que este año se lidiarán toros de las ganaderías de Adolfo Martín, José Vázquez y Victoriano del Río 

 Diego Urdiales volverá a vestirse de goyesco para la primera de sus tardes en la próxima primavera de Las Ventas. El diestro riojano actuará en la tradicional corrida del Dos de Mayo en Madrid en un mano a mano con Paco Ureña en el que con toda probabilidad se estoquearán astados de tres ganaderías distintas: Adolfo Martín (encaste Albaserrada), Victoriano del Río (Juan Pedro Domecq) y José Vázquez (Zalduendo). El torero riojano, que iniciará la temporada el próximo 12 de marzo en Fitero y que actuará en la feria de Sevilla el 23 de abril (ayer se presentaron los carteles de la Maestranza aunque Diario LA RIOJA adelantó este extremo el domingo) conseguirá un hito nada común en la carrera de un torero, ya que será el cuarto paseíllo que trenzará en esta corrida extraordinaria en Las Ventas. El matador riojano debutó en este festejo en 2009, tarde en la que cortó una oreja (la tercera de su carrera en Madrid) a un toro de Carmen Segovia de 640 kilos. Estuvo a punto de lograr la Puerta Grande tras una gran faena que en San Isidro le hubiera valido los dos trofeos. Regresó al año siguiente y pudo cortar una oreja del segundo tras una actuación en la que destacó por naturales. Estropeó el resultado con el descabello. Nada pudo hacer con el quinto, un toro que se echó tres veces durante la lidia. La tercera de las goyescas de Urdiales fue en 2014, en una tarde de pavoroso viento y ante una corrida muy seria y complicada de ‘El Cortijillo’. Diego ofreció una gran dimensión y logró la única vuelta al ruedo de la tarde tras una faena para la que se pidió con mucha fuerza la oreja, pero don Trinidad López-Pastor, el presidente de turno, no tuvo a bien concederla. Esta corrida supone un nuevo paso en la planificación de la temporada para Diego Urdiales en un año muy complejo en el que los intereses empresariales priman mucho más que lo logrado merced a los triunfos en los ruedos. Además, tras abandonar la FIT y continuar en solitario con su apoderado de siempre, Luis Miguel Villalpando, las negociaciones en los despachos se antojan cada vez más complicadas. Sin embargo, lo bueno que tiene la Goyesca para los toreros es que se celebra en una fecha en la que todavía existen bastantes ‘huecos’ en las ferias del verano, tanto en España como en Francia, lo que da valor a un triunfo para el diseño de la temporada. De este detalle son muy conscientes tanto Urdiales como su apoderado, que estos días está negociando también la colocación del torero riojano en los carteles de la Feria de San Isidro, la primera que vendrá con la firma del empresario francés Simón Casas. Pronto habrá más noticias puesto que la intención es presentar las combinaciones alrededor del ocho de marzo. Ha trascendido poco, pero se sabe que Alejandro Talavante actuará tres tardes y una de ellas será con toros de Victorino Martín, una de las corridas para las que suena también en los mentideros el nombre del diestro riojano. Las tres ganaderías de la corrida del Dos de Mayo son del gusto de la afición de Madrid. La de Adolfo es una de las de más cartel en Las Ventas y el riojano ha logrado dos de sus mejores faenas con estos toros, especialmente la de la Feria de Otoño de 2014, cuando Zabala de la Serna tituló su crónica ‘Urdiales resucita el toreo perdido’. La de Victoriano del Río es una ganadería con la que han triunfado en este coso José Tomás, ‘El Juli’. o Luis Francisco Esplá en su memorable despedida. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja 



Diego Urdiales en la Goyesca del Dos de Mayo (Madrid-2014)Vimeo.

Aarón Rodríguez, Fernando Plaza y Jaime Casas, finalistas del Zapato de Plata

@clubtaurino
Esta novillada completará la Feria de San José 2017

Los novilleros Aarón Rodríguez (Toledo), Fernando Plaza (Madrid) y Jaime Casas (Collado Villalba) han sido designados finalistas de Zapato de Plata que se celebrará en el Arnedo Arena el próximo 19 de marzo frente a erales de Daniel Ramos. Este fin de semana se han disputado en Guarromán (Jaén) los tentaderos clasificatorios en los que participaron 14 becerristas y de los que han salido los tres jóvenes seleccionados. Los miembros del jurado han destacado el gran nivel porque hasta 9 de los 14 actuantes obtuvieron algún aval para la final, lo que da prueba de la categoría del certamen. El orden de actuación en la final es el que ha establecido el sorteo realizado de manera previa a la celebración de dichos tentaderos. Esta novillada completará la Feria de San José 2017.  o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

lunes, 20 de febrero de 2017

Diego Urdiales estará en Sevilla con la corrida de Fuente Ymbro

El diestro de Arnedo actuará en La Maestranza domingo 23 de abril en un cartel con Manuel Jesús ‘El Cid’ y el mexicano Joselito Adame 

Diego Urdiales ya ha cerrado su contratación para la próxima Feria de Abril de la plaza de toros de Sevilla. Tras las negociaciones realizadas por su apoderado Luis Miguel Villalpando con Ramón Valencia (gestor del coso hispalense), el torero de Arnedo hará el paseíllo en el ruedo del Baratillo el domingo 23 de abril en la corrida de la divisa de Fuente Ymbro con el diestro de Salteras Manuel Jesús ‘El Cid’ y el hidrocálido Joselito Adame como compañeros de terna. La realidad es que la contratación del torero riojano no se antojaba nada fácil, exactamente todo lo contrario, porque tras dejar de ser apoderado por la FIT, Urdiales se ha quedado en un ‘terreno de nadie’ en el juego de los intereses de unas empresas taurinas que colocan a sus toreros en las plazas suyas e intercambian los puestos en los cosos de los demás. Así, en los carteles de esta feria, que se presentarán el proximo martes, día 21 de febrero, hay ausencias inexplicables y que sólo atienden a las cuestiones derivadas de esa dialéctica de las empresas. Sorprende que no estén Rafaeillo ni Javier Castaño en la de Miura o que Jiménez Fortes y Curro Díaz no tengan sitio en un abono donde campean a sus anchas toreros con muchos menos argumentos ‘taurinos’. Para Diego Urdiales, que abrirá la temporada el próximo 12 de marzo en la feria de San Raimundo de Fitero (toros de El Pilar, con Juan Leal y Tomás Campos como compañeros de terna), la contratación en Sevilla supone una bocanada de aire fresco y una noticia muy importante de cara a las negociaciones en las que se encuentra inmerso su apoderado para la próxima Feria de San Isidro, de la que apenas se tienen noticias en los mentideros taurinos y que aguarda a la más que complicada decisión de José Tomás de regresar a Las Ventas. Pero para Urdiales estar colocado en Sevilla es un paso fundamental para lograr la más óptima de las colocaciones posibles en el abono de la capital de España. En cuanto al resto del abono, sobresalen las cuatro tardes en las que actuarán Morante de la Puebla. Tres tardes estará anunciado José María Manzanares y dos Alejandro Talavante, al igual que Antonio Ferrera, Juan José Padilla, López Simón, Roca Rey y El Juli, que hará uno de sus paseíllos entre los hermanos Rivera Ordóñez. La corrida del Domingo de Resurrección será el 16 de abril con toros de Cuvillo para Morante, Manzanares y Roca Rey.


Confraternizar con el toreo y el arte

La finca ‘Río Bravo’, del ganadero Carlos Lumbreras, acogió ayer una clase práctica con los niños del Aula de Cultura Taurina ‘Diego Urdiales’


Sergio Argáiz es uno de los alumnos del Aula de Cultura Taurina de Diego Urdiales que ayer se puso delante de una becerrita de Álvaro y Pablo Lumbreras en la coqueta plaza de tientas de Río Bravo. Un verdadero debut en público, con los compañeros pendientes de él, los padres y los componentes de la peña del torero riojano. Sergio no se amilanó, a pesar de que la vaquita reponía y se metía por dentro. Atento a las instrucciones de su maestro, el joven aprendiz de torero logró varias verónicas marcadas con el temple y el corazón. Para él se trata de superar un reto y el pequeño torero se fue más que feliz del trance. «Nuestra idea» -explica Desi, una de las profesoras del aula- «no es hacer toreros; es poner la simiente de la afición en niños que comprendan la belleza y la profundidad de este arte, el amor por el toro y todos los valores que encierra este mundo. Así que una o dos veces al año organizamos una fiesta campera con Diego para que los niños le vean torear y el que se atreva que salga a hacer sus pinitos». Así que ayer, la finca Río Bravo, de Villamediana, la vistió de gala Carlos Lumbreras para acoger a los alumnos, padres y miembros de la peña, que asistieron a un magnífico tentadero en el que Diego Urdiales se entretuvo en bordar el toreo, especialmente toreando al natural a la primera vaca y con el capote, a la verónica, en varios lances en los que ha ahondado aún más en su expresión artística: «Ha habido momentos buenísimos. La verdad es que la primera becerra de Carlos ha tenido una enorme calidad y la segunda un picante importante. Pero más allá de eso lo que buscábamos era vivir y convivir en un bonito día de campo con los chavales en una ganadería riojana». Tras las dos primeras vacas, destinadas para el maestro, fueron saliendo alguno de los chavales de la escuela, el propio Sergio y otros chicos que también ensayaron recortes. Hubo una vaca arisca, de las que pesan, miden y esconden la cabeza entre las manos. La recibió con el capote Juanjo, hermano de Diego, y después ‘El Víctor’ estuvo superior con la mano derecha en varias tandas repletas de dominio para superar la exigente embestida. Diego Urdiales cree que es muy importante acercar la cultura taurina a los niños: «Nos encanta venir al campo, que vean cómo se trata a los toros en las ganaderías y la forma en la que personajes como Carlos Lumbreras viven para este maravilloso animal». o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

jueves, 16 de febrero de 2017

Victorino Martín: «Me ha sorprendido la ausencia de Diego Urdiales del cartel»

«Me ha sorprendido la ausencia de Diego Urdiales del cartel porque su relación con nuestra ganadería es muy íntima y pensaba que estaría anunciado, pero creo que la corrida es muy interesante y espero que los aficionados puedan disfrutar de un gran espectáculo», explica el ganadero Victorino Martín, que participó ayer en el acto de presentación de la corrida del próximo sábado 18 marzo en el Arnedo Arena en las Fiestas de San José en la que tal y como adelantó Diario LA RIOJA se lidiarán astados de su propia ganadería por los diestros Curro Díaz, Paco Ureña y Varea. Este festejo, así como la final del Zapato de Plata del día siguiente, están organizados por la empresa ‘Tauroemoción’, que ganó la licitación de urgencia convocada por el Ayuntamiento de Arnedo.
-¿Aunque sólo han anunciado un astado en un festival su relación con esta ciudad se remonta en el tiempo?
-Yo mismo me despedí como novillero sin caballos en la vieja plaza en 1983; después toreé ocho novilladas con los del castoreño antes de dejarlo y ponerme a estudiar. Pero es verdad que nuestra familia siempre ha tenido una gran relación con la ciudad e incluso como apoderados ganamos dos zapatos de Oro, con Miguel Abellán y César Jiménez. Arnedo es una referencia taurina en toda España porque la feria de las novilladas tiene un prestigio internacional impresionante. 
-Ustedes no lidian novilladas. ¿Les apetecería hacerlo algún día en esta feria?
-Hace años nos lo propusieron pero sería traicionar un poco el espíritu de nuestra ganadería y sentar un precedente complicado con otras ciudades.
-¿Cómo ha seleccionado la corrida que van a presentar en el Arnedo Arena?
-Es un conjunto muy de casa, con tres toros de cuatro años y otros tres cinqueños. Hay varios astados que nos encantan por reata y hechuras y tenemos mucha confianza en que den buen juego. Es a lo que aspiramos porque para nosotros es importante debutar en una plaza como Arnedo.
-¿Qué le parece el cartel?
-Con la salvedad del hecho de la ausencia de Urdiales, los tres diestros anunciados me encantan. Curro Díaz hasta hace dos años no se había anunciado mucho con nuestros toros pero el año pasado cuajó la temporada más importante de su carrera. Paco Ureña cortó dos orejas a un toro de casa en Sevilla el día del indulto de ‘Cobradiezmos’ y es uno de los matadores con más ambiente del momento. Luego está Varea, un chico nuevo que saltó a la palestra al indultar a un novillo de ‘Los Maños’ en Zaragoza. Ha acusado, como es normal, el paso al escalafón superior, pero me apetece mucho verlo porque reúne condiciones excelentes.
-Este año parece que hay fila de máximas figuras para sus corridas. ¿Ha cambiado algo?
-No lo sé, pero es muy importante que los toreros más relevantes abran su catálogo de ganaderías para abrir el espacio que se merecen todos los encastes.
-¿Puede ser esta temporada crucial en el devenir de la tauromaquia?
-Sin duda estamos en un momento de cambios profundos en muchas cuestiones del toreo, desde las empresas a cosos como Las Ventas que estrena una etapa nueva de la mano de Simón Casas. Nosotros vamos con dos corridas, la de abril y después en San Isidro. Y estamos muy orgullosos de ser uno de los puntales de Madrid y un hierro de referencia para los aficionados.
-¿Vendrán a San Mateo?
-No lo sabemos. La empresa ‘Chopera’ nos ha reservado tres corridas, la de Bilbao y otras para dos de sus cosos, pero sin saber cuáles concretamente. El año pasado nos llevamos los premios a la mejor corrida y al mejor toro y tenemos confianza en regresar porque Logroño es una de nuestras plazas históricas. o Esta entrevista la he publicado en Diario La Rioja

miércoles, 15 de febrero de 2017

AHÍ ESTA CURRO

Ahí está Curro, a punto de encenderse el cigarrillo, con el pitillo en la boca, con la presión exacta y contenida para saber que lo tiene levemente asido pero que se sujeta y no se cae. 

Ahí está Curro, tras un cristal haciendo no sé qué, pero con esa seriedad para nada retórica que le adorna, con esa impresión de que todo lo que mira, divisa o espera tiene el valor añadido de su ansia. ¡Pero si Curro no tiene ansia! ¿Qué dices? 

He ahí el maestro, con una comisura que lo dice todo sin desprender sílaba, verbo o adjetivo alguno; sin el chasquido de los labios te emociona con esos ojos de senador romano,, de Escipión el Africano, de Don Antonio Chacón, porque Curro tiene los ojos de Papa del toreo y se le pone rictus de sabio cuando le da la gana y quiere

Y qué me dicen de su frente, tan ampliamente despejada, tan sosegada como el horizonte del Aljarafe. Curro tiene una frente preclara, una frente de imponente sobriedad, como su mirada, como sus labios que presionan con sutil y delicada armonía el cigarillo rubio que está a punto de encenderse. Ahí está Curro, el faraón, en un momento de intensa calma, como si supiera por dentro lo que es y estuviera hondamente satisfecho sin que nadie sepa casi nada.  
o Foto: Matito, de www.sevillataurina.com.

sábado, 11 de febrero de 2017

NO BUSQUEN CERTIDUMBRES

Es invierno. Aprietan los aires revueltos. El frío se encarama por los tobillos prietos, por la taleguilla y como un caracol se introduce por la espalda breve y las costillas recompuestas de tantos palizones. Manos de fibra, dedos cincelados, de hueso duro pero de yema táctil como la nata, como las muñecas antiguas que se retuercen cóncavas y convexas para fusionar cada célula del hombre con la urdimbre inconsciente de las telas. Son dos arquitecturas microscópicas, dos eslabones perdidos que cuando se fusionan describen una gramática que supera al silencio y al tiempo para rescatar de los anaqueles más remotos las huellas de una manera de hacer que se escabullen en el compás más profundo de los viejos maestros. Me gusta imaginar cómo entrena Urdiales en las mañanas grises de invierno. Cómo estira su capote y lo mece sin temblor entre las caderas ateridas con el tranco imaginario del toro que en ese momento le acontece. Hay toros invisibles que disimulan que lo son pero Diego los ve venir, como los ha visto desde siempre. Por eso se suele deshacer de ellos sin jeribeques y a otra cosa. El invierno es granito, de toreo clandestino de plaza vacía, olés íntimos, zapatilla y manta por las veredas sin persignaciones. Cavilaciones, miradas secretas, toda la mente se enciende como por ensalmo. Caminata para que bombee el corazón y se llenen de calma los pulmones. Sudor con frío a la sombra, agua de nieve que llevarse a la boca para que sonría la primavera. No busquen certidumbres, aquí solo vale la vida, darse a ella sin pausa ni palabras trémulas que nos quiten el miedo. Es el toreo, nadie ha dicho que ésta sea la última palabra. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

jueves, 9 de febrero de 2017

miércoles, 8 de febrero de 2017

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)