lunes, 16 de marzo de 2015

Tres tardes grandes en San Isidro

Urdiales hará triplete en Madrid y actuará con figuras como Talavante y Castella

Las ganaderías serán las de Núñez del Cuvillo, Victoriano del Río y de Adolfo Martín

Diego Urdiales hará tres tardes el paseíllo en la próxima Feria de San Isidro, que será presentada el próximo lunes y que la empresa ‘Taurodelta’ tiene prácticamente rematada a falta de la contratación de Enrique Ponce y de los carteles de las novilladas y los festejos de rejones. Para el diestro riojano es, sobre el papel y de largo, el mejor San Isidro de su vida. Y no sólo por el número de tardes sino por entrar en dos de ellas con figuras en la terna, lo que marca una diferencia acusadísima con respecto a los anteriores ciclos isidriles en los que viene participando sin solución de continuidad desde el 13 de mayo de 2008, cuando cortó su primera oreja en Madrid en una corrida en la que entró por vía de una sustitución. Y además, a todo ello hay que sumar la importancia de las propias ganaderías, ya que sin abandonar la de sus últimos triunfos en Madrid –la de Adolfo Martín, a la que cada año se apunta una figura–, se las verá con dos de los hierros predilectos de los primeros espadas del escalafón: Núñez del Cuvillo, en uno de los carteles más fuertes de la feria con Castella y Talavante como compañeros de terna. Y la de Victoriano del Río, con ‘El Fandi’ e Iván Fandiño, precisamente uno de los matadores que el año pasado abrió la Puerta Grande de Las Ventas en San Isidro.  La ganadería de Victoriano del Río, encastada en Domecq y que pasta en la sierra de Madrid, es una de las divisas predilectas de José Tomás, que logró con estos toros su apoteósica tarde de las cuatro orejas en Madrid en 2008, o el extraordinario ejemplar ‘Cantapájaros’, con el que Julián López ‘El Juli’ realizó su mejor faena en Las Ventas, que a la postre le valió para su única salida a hombros en este coso. El otro hierro es el de Núñez Cuvillo, una ganadería larga, frondosa y desigual, pero muy del gusto de diestros como Morante o el propio José Tomás, que indultó en Barcelona al famoso ‘Idílico’. El hierro torista es el de Adolfo Martín, sobrino de Victorino, con el mismo encaste Saltillo-Albaserrada, y con el que el riojano cortó su última oreja en Madrid en la pasada Feria de Otoño. Además de Diego Urdiales, los toreros que estarán tres tardes en Madrid serán Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante, Sebastián Castella y Miguel Abellán, y aunque todavía no se ha cerrado, parece muy complicado que finalmente Enrique Ponce entre en la feria, aunque todavía quedan varios días para poder cerrarlo. Llama la atención que no haya ninguna alternativa y que Morante de la Puebla y José María Manzanares hayan decidido actuar una sola corrida. También se ha confirmado la encerrona de Manuel Jesús ‘El Cid’ con los toros de Victorino Martín en lo que será el colofón torista del abono, ya que se lidiarán en esa última semana las corridas de Baltasara Ibán, Partido de Resina, Miura, Cuadri y la de Adolfo Martín.
Además de Madrid, Diego Urdiales ya tiene cerradas varias corridas en Francia en verano, tanto en cosos donde ha triunfado como en los que hará su presentación. o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja.

1 comentario:

Félix Lobato dijo...

Toda la suerte del mundo para nuestro paisano.
Pero ojo, que ya comienza a tener detractores. Y no hablo de cualquiera. El crítico José Antonio Del Moral (creo que lleva un tiempo en esto) en su web detorosenlibertad lo ha criticado abiertamente varias veces incluso ha cuestionado su presencia en la feria de Fallas; que si lo han metido con calzador que si por presiones...
Tiene guasa la cosa pues gustos a parte, creo que es indiscutible que este torero se lo ha ganado todo en los ruedos y no en los despachos.
Para que veáis como están las cosas.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)