lunes, 23 de junio de 2014

Desmayo, de Gonzalo Cordero de Ciria

1 comentario:

Félix Lobato dijo...

Muy buena recreación de una faena genial. El maestro Joaquín Vidal tituló su crónica "Soñar el toreo".
Por cierto el toro se llamaba Cañego, no Cañete.
Año 1994.
¡Qué mayores nos hacemos!

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)