lunes, 22 de abril de 2013

JOSÉ MERCÉ DIO GATO POR LIEBRE

José Mercé volvió a hacer una faena de aliño en Logroño. Si el año pasado el lugar escogido había sido el Teatro Bretón, en esta ocasión el escenario fue Riojafórum. Fue un concierto breve y raro. Y explico lo segundo porque lo primero en el fondo lo acabé agradeciendo: empezó cantando una zambra, en concreto la mítica ‘Salvaora’ de Manolo Caracol, acompañado por un pianista (José Ramón Mestre, según el programa de mano) del que jamás se volvió a tener la más mínima noticia en el resto del concierto. Vino José Ramón y fuese ido a las entrañas de los camerinos como si estos se lo hubieran engullido para los restos (jamás he visto cosa igual). Acabó la brevísima zambra; se encendió la luz del auditorio y se reinició instantes después el concierto sin teclado pero con Diego del Morao al toque. Y menos mal que estuvo el hijo de Moraíto porque fue él, sin duda, la piedra angular de una actuación rácana del gran cantaor de Jerez, que se fue por malagueñas, por soleá y un suspirito breve de fandangos con la única compañía de la sonanta. A partir de ese momento, llegó el compás, la percusión (yo esperaba también al pianista, ésa es la verdad) y la noche entró en una dimensión ‘pop’ en la que se escuchaban muchos más los jaleos, los ayes y los oles que la voz del propio Mercé, que parecía como sumida allá en el fondo en un sonido laberíntico y desasistido de la más mínima emoción. Mercé es reincidente en estas cuestiones en Logroño y por eso no es justo que venga a nuestra ciudad en un plan tan cómodo. Por esta plaza, conviene que lo sepa José o que se lo hagan saber desde su eficiente gabinete de prensa, han pasado los más grandes del flamenco y se han dejado el alma. Es cierto que le aplaudieron, que le corearon, pero no hubo ni un bis ni apenas nadie que lo pidiera. Se encendió la luz y todo el mundo salió escopeteado hacia sus vidas porque sabían que en el fondo no había pasado nada. Qué lástima que un gran cantaor como él deje noches tan mediocres y aburridas como ésta.

o Mi única llave Cante: José Mercé. Toque: Diego del Morao. Formación: José Ramón Mestre (piano); Güito (percusión); Negro, Rafa y Marce (coros). Lugar: Riojafórum (Logroño, sábado 20 de abril de 2013). Esta crónica la he publicado en Diario La Rioja.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Creo que ya hace años que nos da gato por liebre. Opinión de un aficionado.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)