lunes, 2 de abril de 2012

MOTIVOS PARA UNA DECEPCIÓN

Como muchos aficionados, me quedé muy decepcionado tras el mano a mano protagonizado ayer en Las Ventas por Iván Fandiño y David Mora. Básicamente la razón del desaguisado hay que buscarla en los toros enviados por Borja Domecq desde su finca de Don Tello. Los Jandillas, serios pero desigualmente presentados, dieron un verdadero recital de poca clase, falta de empuje y una alarmante escasez de casta. Quizás el quinto pudo ser el mejor de cuantos se jugaron ayer, pero cuando Iván Fandiño le obligó en dos buenas series por el pitón derecho, el toro se desfondó y echó el freno de mano sin remisión. La corrida era seria, sin duda, pero morfológicamente mal construida. No hubo ni un solo toro del que enamorarse por sus hechuras. Tengo para mí que el señor ganadero embarcó lo más apartoso que tenía en la finca sin detenerse en más miramientos. Culpa suya, pero culpa también de los apoderados de ambos toreros que tienen la obligación de ser más cuidadosos a la hora de dirigir la carrera de dos diestros que se han ganado a pulso el respeto de la afición y que merecen otra cosa en cuanto al elemento toro se refiere. Mis dudas con respecto a David Mora no paran de crecer. Las veces que lo he visto nunca ha terminado de convencerme (San Sebastián, Alfaro, Logroño, Madrid y Valencia). Tengo la sensación de que a su muleta le falta gobierno, mando, profundidad. Sin embargo, me rindo ante Iván Fandiño por muchas cosas: su valor (a veces rayando la temeridad), su concepto y su afán por lograr su sueño. El año pasado me impresionó en Madrid en la corrida del Dos de Mayo con aquel torazo de Carriquiri, y desde aquel día no ha hecho otra cosa que crecer como torero. Es cierto que puede faltarle cierta finura a la hora del embroque y al soltar las embestidas con los vuelos de su muleta, pero es uno de los diestros más auténticos de todo el escalafón. Personalmente, lo coloco muchos más peldaños por arriba sobre David Mora de lo que le quieren poner determinados cronistas.



o Contemplé la corrida por Canal Plus y los comentarios de Manuel Molés y Manuel Caballero llegan a rozar el esperpento sino es que ya no están instalados en el ridículo

2 comentarios:

Raúl dijo...

La tarde ayer les ha hecho daño a los dos. Con todo el lío del G10 hay muchos cronistas, empresarios y taurinos que están deseando auparlos a la cima.
Coincido contigo en lo de David Mora, pero tiene los mismos defectos que el año anterior. A Iván fandiño le veo más fondo.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Coincido en que fandiño está en un nivel superior a Mora. Tiene más fondo. Además yo a Mora le veo muchos fallos técnicos con la muleta.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)