domingo, 8 de enero de 2012

Las figuras paralizan las ferias

La situación es tan rocambolesca que Simón Casas, empresario de Valencia, se pone en contacto con sus socios de Madrid -Matilla y Choperita- para contratar a Manzanares, El Fandi y Talavante y no puede ni empezar a negociar

El toreo vive un momento de convulsión inesperado tras la decisión tomada por el G-10 y un grupo más de matadores de toros de gestionar por sí mismos -a través de una empresa especializada llamada 'All Sports Media'- sus derechos de imagen en lo referido a las corridas televisadas. El fondo de la cuestión radica en que las ferias que emite Canal Plus las negocia directamente el operador televisivo con las empresas organizadoras de los ciclos, tales como Valencia, Sevilla, Madrid, Pamplona y Bilbao, entre otras. Los toreros pretenden ahora que sean las propias cadenas las que se dirijan a ellos para negociar y los operadores televisivos mantienen que ellos ya se han reunido con las empresas para formalizar la contratación correspondiente por ciclos feriales completos.
Los empresarios de las primeras ferias han empezado a intentar contratar a las figuras y no pueden hacerlo porque desconocen, en estos momentos, que les van a pedir los toreros representados por 'All Sports Media', tal y como es el caso de Valencia. Pero hay más circunstancias sorprendentes, entre ellas que varios de los componentes del G-10 estén apoderados por las mismas empresas con las que pretende negociar la empresa depositaria de los derechos de imagen. Uno de los casos más curiosos es el de Alejandro Talavante, apoderado ni más ni menos que por la empresa de Las Ventas, o José María Manzanares, al que dirige su carrera la Casa Matilla, que a su vez es empresaria de varios cosos y socia de la empresa de Madrid, que a su vez tiene relaciones con Valencia y Nimes. La situación es tan rocambolesca que Simón Casas, empresario de Valencia, se pone en contacto con sus socios de Madrid -Matilla y Choperita- para contratar a Manzanares, El Fandi y Talavante y no puede ni empezar a negociar. Javier Folque, representante de la empresa 'All Sports Media', asegura que mantendrá reuniones por separado con cada uno de los empresarios de las diferentes plazas donde se televisen los festejos: «Cada feria tiene su particularidad y se negociará diferente, de ahí que quiera tratar con los empresarios por separado». Talavante, uno de los casos más paradójicos, ha dicho en Twitter que «nosotros queremos que se televise, pero el sistema actual no está acorde a cómo creemos que se debe gestionar». Simón Casas dice que «tengo que anunciar mis carteles el 20 de enero porque tengo un contrato con la Diputación de Valencia que así lo estipula, y por tanto la semana que viene tengo que empezar a contratar y a cerrar carteles».

o Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja.

1 comentario:

rarepe dijo...

Que mal me suena al oido G-(poner dígitos)este y otros que andan por el mundo. El torero debe recibir sus dineros de la empresa que los comtrata. ¿ que quieren estos señores ? Han conseguido quitarle al toro ese punto de fiereza que el toro necesita para emocionar . por ello el toro ahora debe ser cuidado y antes habia que poderlo.Quitarle importancia a la suerte de varas y encima no hay casi quites, basando casi todo en la muleta.Pasan a cultura para estar mas proteguidos y al aficionado que le queda, como siempre pagar y callar...pues no

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)