jueves, 27 de octubre de 2011

NO LES CREO, NO PUEDO LLORAR

Desde que nací ETA estaba aquí. Mis padres trataron de explicarme las razones de su barbarie con la misma escasa fortuna que yo lo hago con mis hijos. Más o menos dicen representar a una especie de pueblo oprimido por una supuesta potencia colonial que somos usted y yo, que fue Suárez y que ahora son Zapatero, Pedro Sanz y hasta Pilar Rahola, que aunque no lo quiera admitir, también ella es un poco metrópolis desde la disparatada perspectiva bilduetarra. Pues bien, hace una semana tres tipos encapuchados, a guisa de Ku Klux Klan pero tocados con bilbaína (así llamaba mi abuelo manchego a la boina), salieron en la tele, emitieron un comunicado contradictorio, cambiaron la palabra 'permanente' por 'definitiva', y el país casi por completo estalló en una especie de turbamulta celebrando el asunto dando por vencedora a la Democracia. Yo también me alegré -aunque confieso que todavía no he roto a llorar- pero albergo para mi cuello un cenagal de dudas. Me da la sensación de que detrás de toda esta historia hay un guión pactado y firmado en una hoja de ruta que no acierto a comprender y que tuvo uno de sus primeros hitos con la legalización de Bildu por el Constitucional antes de las elecciones del 22 de mayo. ETA, en su comunicado, hizo «un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo que tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada». Es decir, que si no hay «diálogo directo» para resolver las consecuencias de lo que ellos llaman «conflicto» a mí se me abre un mar de dudas. Por eso no lloro, no puedo llorar más que por los casi novecientos muertos y las miles de familias desoladas.

o Este artículo lo he publicado hoy en Diario La Rioja en una serie que aparece los jueves y que se titula Mira por dónde.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo tampoco puedo asegurar nada, porque eso nadie lo sabe, ojalá sea verdad, pero de la misma forma que no se puede decir con rotundidad que ETA no volverá a matar, tampoco se puede asegurar que si lo volverán hacer.
Yo lo que si he podido observas, sobre todo en los medios que no tragan a Zapatero es que este comunicado no ha sentado bien, que es distinto a que no sea creíble y es que para muchos de los que presumen de ser muy ESPAÑOLES que sea precisamente el Gobierno de Zapatero el que consiga terminar con el terrorismo de ETA no ha sentado ni chispa de bien. Es duro lo que voy a decir, pero por sus formas de hablar y de argumentar parece como si preferirían que siguieran disparando. Eso si es verdad que es para llorar, sobre todo cuando se ve en esas televisiones tan plurales y democráticas las caras de todos los contertulios (del mismo color ideológico) con su presentador al frente despotricando a todo aquel que le molesta políticamente hablando.
Y lo más triste y que es todo un sin sentido es que todas estas personas que se alegran mientras esté Zapatero, de que el paro suba, de que la economía este mal, todas estas gentes también presumen de cristianos, son de los que se dejan ver por las iglesias dándose golpes de pecho. ¡¡ Que hipócritas!!.

Saludos cordiales

Francisco León

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)