lunes, 11 de abril de 2011

Una máxima figura le espetó a José Tomás: "Es que a mí me dan 10 millones en los pueblos". A lo que JT le contestó: "Y a mí veinte y no voy".

Una historia: En una reunión de los principales toreros antes de formarse el G-10 se cuenta que José Tomás expuso a las figuras allá reunidas que él pensaba que los toreros de los puestos altos del escalafón no debían ir a los pueblos. Una máxima figura allá presente le espetó: "Es que a mí me dan 10 millones en los pueblos". A lo que JT le contestó: "Y a mí veinte y no voy".

Todo esto viene a cuenta porque el domingo se celebró en Brihuega una corrida de toros mediática, clavelera y florera donde Morante, Manzanares y un desabrido Cayetano se las vieron ante una novillada escuchimizada, vergonzosa y superretocada de Jandilla. Lo habitual cuando las figuras se pasean por los pueblos a diez millones de pesetas (+o-) por barba -(10, 7 y 5, quizás)- y dejan tras de sí un delicadísimo paisaje de tierra quemada, de parajes desolados donde es imposible que en años pueda crecer la más mínima brizna de afición. A muy pocos kilómetros y supongo que a la misma hora, en Madrid, tres novilleros (Angelino de Arriaga, Francisco Pajares y Javier Jiménez) se las vieron con una novillada de impresionante seriedad (especialmente los tres últimos) de Sierra de Borja y Ana Muñoz. En los tendidos no había gente de clavel ni apenas primeros espadas de la crítica taurina, desplazados en masa a Brihuega a ver a Morante, Manzanares y un triste e incapaz Cayetano. El mundo del toro, una vez más, y para que nada cambie ahora que hemos pasado a cultura sigue al revés. Torazos impresionantes para los novilleros y basurilla impresentable para las máximas figuras. Ahítos de ilusiones los primeros y podridos de dinero los segundos.

Prefiero mil veces al Madrid del cemento en estas novilladas que las murallas atestadas de perfume, ajónjoli, hierbagüena y aftershave de un domingo de primavera en la Alcarria con toros de plastilina.

Foto: Campos y Ruedos
ANDRÉ VIARD, en mundotoro sobre el comunicado de las Peñas de Mont de Marsan (Francia). Diversas peñas taurinas de Mont de Marsan han protestado durante la presentación de los carteles de Mont de Marsan por la ausencia entre otros toreros de Padilla, Rafaelillo, Sergio Aguilar, Urdiales, Lescarret y Robleño. Este es el comuinicado que han enviado: "Estos toreros defienden a su manera el honor de un verdadero toro de lidia y saben, a veces a su pesar, no trasformar la corrida en pantomima. Esas ausencias, caso omiso de la presencia de Alberto Aguilar que apodera el propio Simon Casas, son la revelación indiscutible de lo que se quiere hacer en esta plaza: una pantomima".

2 comentarios:

Raúl dijo...

Se viene hablando últimamente mucho de si las figuras deben torear en los pueblos. Mi opinión es...depende. ¿De qué depende? del pueblo claro
Queramos o no, la gente se está moviendo por ver las figuras. Y nada más. Un ejemplo: Sanlúcar. Anuncia un Ponce-Morante-Juli, y hay gente que critica el cartel porque dicen que quita puestos a toreros modestos.

Ahora bien,yo pregunto, si la empresa de Sanlúcar anuncia a 3 toreros modestos, ¿Cuántos van a la plaza?¿200-300-400 personas?. No hay dinero ni para abrir las puertas
Y desgraciadamente, así está el asunto. Lo suyo es que en los pueblos hubiese novilladas y corrida de toreros de modestos, y la plaza se llenara de aficionados. Pero éso está lejos de la realidad. Y los mismos empresarios te lo dicen, "O anunciar a las figuras o no hay nada que hacer".

¿Brihuega? El aforo de la plaza triplica el censo del pueblo. ¿Cuántas gente iría si anuncias un Javier Cortés-Alberto Aguillar- David Mora?. El tema es complicado.

Otra cosa, y éso sí creo que hay que evitar, son plazas de pueblos superpequeños (Ledesma por ej.) que el alcalde tiene un capricho, y se gasta un pastón en anunciar una figura. Porque el tío, tiene el antojo de llevar a su torero preferido. Yo éso no lo veo bien.

lesaqueño dijo...

Yo por ley, prohibiria una corrida de toros en una plaza de 3ª. Casi sin excepcion. Solamente por una simple cuestion, por preservar un MINIMO DE DIGNIDAD.
Comprendo la cuestion de Sanlucar, pero si caemos repetidamente en eso, puede existir un riesgo inmenso de que esto se nos venga abajo.
Uno de los ridiculos mas grandes que he visto en mi vida, lo he presenciado en una plaza de 3ª toreando una figura. e
Eso no se puede admitir de ninguna de las maneras.
Para eso ahi estan los festivales, que es un coladero, pero bueno. Y los que anden muy entoraos, pues en casa de los ganaderos, que pueden entrenar "todas las suertes" sin que nadie les vea, y hacer todo lo que les venga en gana.
A la hora de la verdad lo unico que estan haciendo es abortando aficiones. Y en el campo, dejando sin casta y bravura hectareas y hectareas de "dehesa brava". Hierros y reatas con olor a tierra quemada, donde solo estan dejando "los recuerdos".
Viva la cultura. Que pena.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)