martes, 18 de mayo de 2010

TAURODELTA SE SUICIDA (en fin)

Foto: www.mundotoro.com

La Plaza de Las Ventas ha vivido con la novillada de Moreno Silva la peor tarde de los últimos años. En cuanto a corridas lamentables la memoria se muestra perezosa por el número infinito de decepciones. Más allá del juego de los novillos -hubo alguno más que aprovechable como el segundo o el tercero, e incluso el primero- o de la absoluta incapacidad de los jóvenes matadores para estar delante de los astados con la más mínima dignidad. El problema es la empresa y su absoluta falta de criterio para elaborar carteles; no los de las figuras o los de rejones, en los que han fracasado, sino en los que se ve el criterio de aficionados.


A) La corrida del domingo fue la peor planteada en muchas ferias de San Isidro. Toreros absolutamente incompetentes y faltos del más mínimo oficio para completar una terna mínimamente digna para San Isidro.


B) La novillada de Moreno Silva se la echan a tres coletudos incapaces, a tres novilleros sin oficio ni beneficio que hacen el mayor de los ridículos imaginables con televisión de por medio y ante una divisa exigente al máximo. ¿Se puede ser más incompetente como empresario? ¿Se puede aumentar más el desprestigio de la plaza señera del toreo? ¿Se puede decepcionar más a la afición? ¿Desairar al público? ¿A la historia?


C) Espero que la CAM tome buena nota de lo que está sucediendo en la feria para no renovar el contrato a esta empresa. Lo de hoy ha sido una dejación de funciones en toda regla y debería entenderse como un suicidio.


D) Paco Chaves, muy conocido a la hora de comer en su casa, debería haberse cortado la coleta hoy mismo, y Miguel Hidalgo hacérselo mirar.


Penúltima pincelada: El señor Manuel Molés sigue empeñado en la tele en hacer los carteles a Taurodelta y apostando por determinados toreros con un descaro increíble: "El Cid parece que se está recuperando; Daniel Luque también"; "parece que la sustitución de Manzanares va a ser un mano a mano"...


Y última: José Antonio del Moral y su inefable dominguín (Domingo Delgado de la Cámara) son cada día más vomitivos, insoportables, lánguidos, predecibles y porteadores.

1 comentario:

justo rodríguez dijo...

Hacía tiempo que no presenciaba un esperpento parecido...

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)