sábado, 2 de enero de 2010

Antitaurinos

Siempre los había respetado, incluso comprendido a muchos de ellos; sin embargo, han llegado a un punto de ofuscación y fascismo que es sencillamente intolerable su lenguaje, su pretendida superioridad moral, su chulería y su profundo desconocimiento sobre lo que hablan.

No vengáis por aquí (es decir a este blog) para insultar porque vuestros comentarios no serán publicados, aunque visto cómo escribís, vuestras atroces falta de ortografía os definen y dejan bien a las claras el nivel de vuestra educación y la falta misma de tolerancia con la que vivís no es más que una pretendida anarkía-punki-radical-antisistema y pseudoecologista que sólo alberga una pose social y barata, chunga, vacía de contenidos que se resume en una retórica acartonada previsible, esquemática y raquítica.

¡Dejadnos en paz!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No merece la pena dar voz al que no escucha simplemente déjalo pasar, las modas ideológicas caen por su propio peso
Muak
Tata

Carmen dijo...

Las veces que he intentado hablar de toros, he acabado metida en un galimatías violento que trataba de todo menos de ello. Acorralada en la barrera contra la virulencia extremista de los que enarbolan una sospechosa autoridad moral.
Un diálogo muy muy complicado. Te felicito por tu blog, en él se aprende con criterio.
Gracias.)

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)