lunes, 12 de octubre de 2009

El torero que ha dicho «no», sólo para torear sin que le toreen

Diego Urdiales, en su mejor momento artístico, afronta este festejo como un reto personal que se entrevera con la gratitud hacia un coso en el que ha forjado en solitario el estilo de un toreo que ha cautivado aficiones como Madrid o Bilbao y que persigue un sueño: «Quiero demostrar todo lo que llevo en mi interior»

Si algo distingue a Diego Urdiales es el concepto. Su toreo, como su persona, sorprende y cautiva. No es ni mucho menos la imagen lo que le preocupa; su afán es nítido –siempre lo ha sido– y por eso ha tenido reservada para sí una sonrisa a pesar de las cuestas que ha tenido que sortear en una carrera profesional sembrada de espinas: algunas, desgracidamente en su propia tierra; otras, las más, derivadas de los encasillamientos. Muchos no le creyeron y cuando metió la cabeza en San Isidro y arrebató con su toreo clásico a un mastodonte de Carmen Segovia, le marcaron el camino como si fuera un estigma: «Tú, a las duras». Es decir, a las baratas, a las del atracón donde el toreo es exiguo, donde florece la hiel y los naturales son cortos y secos como un hachazo. Y Diego, que sólo quería torear, dijo no: más leña al mono, más incomprensión, «más dura será la caída», escuché decir por esos mentideros donde se habla y pontifica sin firmar ninguna afirmación, no sea que... Urdiales se había rebelado ante un sistema con el silencio (e indiferencia) de medios y cronistas. Algunos empresarios contestaban a Luis Miguel Villapando por sms, pero ya no ofrecían lo que Diego no quería. Se rompió el mito: un torero desde abajo dictaba su porvenir, único caso quizás en la historia reciente de una fiesta repleta de favores, contrabandistas y buenas palabras. «Yo sé lo que me juego y tengo que responder en la plaza», me dijo un día. Palabras y obras; hechos y razones: Madrid (tres orejas y un destino pegado a Las Ventas); dos años triunfador en Bilbao (ante el toro/torazo/toraco sin medianías); San Sebastián, Logroño... Y un concepto. Escribía el columnista de ‘Abc’, Ignacio Ruiz Quintano, que «Urdiales es el triunfador absoluto de la temporada 2009 en Las Ventas, porque la importancia de su tarea ha de ser valorada en función de los enemigos que ha tenido enfrente. Lo demás son ganas de convencerse de tonterías y de extasiarse con la decadencia...». Esta tarde Diego Urdiales hará el paseíllo de goyesco y azabache en su plaza. Un torero y seis toros: una Ítaca, el toreo bueno, el que siempre ha perseguido en este coso que ahora se nos va y en el que le dijo Antonio León: «Despacito Diego, despacito...».

o Diego Urdiales actúa hoy en la plaza de Arnedo en solitario en una corrida que tiene carácter benéfico y goyesco. Los toros son de las siguientes divisas: El Pilar, Núñez del Cuvillo, Carriquiri, Guadalmena, Cantinuevo, El Tajo y La Reina. Los beneficios del festejo, para el que ya están veedidas todas las localidades, irán a parar a la Asociación Española contra el Cáncer y la Asociación de Minusválidos de Arnedo y Comarca, Amac. Además, será la última de la actual plaza, inaugurada en 1903.

o Más información, en la web www.diegourdialesbenefica.com. Esta información la he publicado hoy en Diario La Rioja.

2 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Si esto fuera para todos igual, seguro que las figuritas salían en estampida y pocos serían los que aguantaran el arreón. Y entre estops pocos estaría Diego Urdiales, al que ya es hora de que se le haga juisticia, sobre todo en forma de contratos.

Chagua dijo...

Me alegro de haber estado en la despedida de esta plaza. Estuve en cierta ocasión, siendo muy pequeño, cuando toreó EL PLATANITO y no había vuelto.
Ayer se unieron unas cuantas circunstancias que me hicieron vivir una tarde inolvidable (junto a un señor grueso tocado con gorra campera y un puro de tamaño natural, muy entendido, con el que mantuve corta, pero sustanciosa conversación entre toro y toro)
saludos.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)