domingo, 19 de abril de 2009

Cumbre de maestros

Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura dirimen hoy en La Maestranza la supremacía del rejoneo: hondura y clasicismo frente a pasión y fulgor

La Maestranza va a ser escenario esta tarde de uno de los duelos más esperados de la tauromaquia. Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura cara a cara en Sevilla: lugar de residencia del segundo pero una de las plazas talismán del estellés, no en vano se cumplen ahora diez años del histórico rabo de Pablo en una matinal sevillana en la que literalmente hizo llorar a los tendidos maestrantes con su toreo a lomos de ‘Martincho’, ‘Cagancho’, ‘Chicuelo’ y ‘Aldebarán’. Pablo ha triunfado infinidad de veces en esta plaza y para la tarde de hoy llega pletórico, prueba de ello es su recién terminada campaña mexicana y los asombrosos resultados de su primera incursión en Europa, ya que el lunes en Arles, además de cotar cuatro orejas (Ventura se hizo con tres y un rabo) y por encima de cualquier estadística, volvió a bordar el toreo con caballos extraordinarios tales como ‘Chenel’, ‘Silveti’, ‘Pirata’, ‘Ícaro’ y el novísimo ‘Caviar’, que lo estrenó de salida y con el que cuajó un primer tercio sencillamente maravilloso. Frente a Pablo se sitúa Diego Ventura, que posee una cuadra tan amplia como espectacular, y que el número de trofeos que acumula en sus actuaciones resulta sorprendente. Y Ventura arrolla.

o Y el jueves, el mano a mano. Una de las corriadas más esperadas de la Feria de Abril de Sevilla es el mano a mano que van a protagonizar el próximo jueves Morante de la Puebla y Manuel Jesús ‘El Cid’ frente a la ganadería de Victorino Martín. El festejo está repleto de numerosos alicientes por la calidad de los toreros y los toros, pero todo se multiplica con la concurrencia de los tres elementos. Morante de la Puebla se trata de un torero especial por diversos motivos, está dotado de un gran acento estético, pero desmiente muchos tópicos por su contrastado valor y por su acendrada técnica. Sin embargo, jamás ha toreado este tipo de toros, los morlacos de Victorino Martín, una ganadería en un momento extraordinario que tiene una forma de embestir muy especial a la que pocos toreros son capaces de acomodarse. Precisamente, su compañero de cartel es uno de ellos y posiblemente el matador que mayores cotas artísticas haya logrado con los astados de la A coronada. ‘El Cid’, digamóslo claro, está obligado a triunfar a pesar de la dificultad inherente a estos toros. Morante, sin embargo, puede sobrevivir a la tarde con dos tandas, con esos muletazos suyos que arrebatan por su encomiable belleza. Todo el toreo mirará el jueves a Sevilla: la tarde del mano a mano.

o Información publicada hoy en la página temática de toros de Diario La Rioja.

3 comentarios:

eljinetepalido dijo...

Te veo muy exigente con el Cid y no tanto con Morante. Para mí gusto el mejor torero actual es el Cid, y si se acopla a un victorino, lo entiende, lo somete, al natural, etc, etc, no hay otro igual.

(no obstante ojalá triunfen los dos, tengo ganas de ver la corrida, hay que reconocer el mérito de Morante de torear estos toros)

Anónimo dijo...

¿Qué hondura y, todavía menos,qué clasisicismo si Pablo ha traido al rejoneo el agarrar impunemente una rienda en cada mano? Lo clásico es llevar las riendas en la izquierda, sólo en la izquierda, y no agarrrarse a ellas como si condujera una mobilette. Estoy harto de leer que el rejoneo de hoy "ha alcanzado cotas insospechadas hasta ahora", las riendas en la izquierda y luego hablamos.
Saludos.Puntillero.

Anónimo dijo...

Creo que a los dos se les debe exigir el maximo, si no van a dar el maximo y pretenden engatusar al publico con un par de tandas hondas que se queden en su casa.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)