sábado, 14 de febrero de 2009

Argentina y una siguiriya

A veces el flamenco es capaz de contener el alma, de parar por un instante la respiración y hacer brotar, sinuoso, un estallido de sensaciones que sin reparo alguno se entrometen en el corazón como de improviso, sin buscar explicaciones ni razones a una belleza honda, dramática, casi brutal.
Y algo así sucedió el jueves en el Salón de Columnas merced a una siguiriya cabal y redonda que dibujó Argentina en el ecuador de una actuación importante, pero en la que se adivinan matices y ecos que la juventud de la cantaora empaña con esa fuerza abisal que imprime a su cante, con ese querer llegar hasta la cúspide de todas las escalas.
Quizás por eso, cuando bajaba los tonos y se empeñaba en mascar los tercios más que en resoplarlos, aparecieron, por momentos, los ecos de una mujer que con matices recuerda por su voz un pelín rota y afillá al eco de soberbias cantaoras, al latido de voces tan hermosas y necesarias como Carmen Linares. Tanto es así, que lo mejor de la noche llegó en el trayecto de los cantes más paraos, como la soleá, como la malagueña y esa mentada siguiriya enorme y rotunda con la que labró momentos intensos de singular belleza. Y no había crispación, ni gritos, tan sólo ese flamenco desnudo de todo que es capaz de atravesar el alma regustándose en ese decir las cosas como a susurros, en esos tercios melismáticos que parecen no acabarse nunca.
Argentina es una cantaora con compás, se mueve con soltura en tangos, bulerías y bamberas, pero su voz se articula con mucha más delicadeza cuando rebusca dentro de sí ese dolor hondo del cante grande. Y cuando en el flamenco te encuentras con una siguiriya así, o con la toná, es un regalo irse por Huelva con la concurrencia feliz y toda ella puesta en pie.

o Tercer concierto de la XIII edición de los Jueves Flamencos del Teatro Bretón. Cante: Argentina. Toque: Eugenio Iglesias. Lugar: Salón de Columnas del Teatro Bretón (lleno). Jueves 12 de febrero. Esta crónica la he públicado hoy en Diario La Rioja y la fotografía es de Rafael Manjavacas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena Pablo, preciosa crónica. Yo también estuve allí.
(El próximo concierto te saludaré)

Mónica H.

Anónimo dijo...

Pablo, lo has clavao

Ramón Arrieta

Anónimo dijo...

No es redonda, pero sí joven. Creo que puede tener mucho futuro en el flamenco.

Raimundo Amadur

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)