domingo, 21 de diciembre de 2008

Miura, donde juguetean las especies










Acabo de encontrar en la revista francesa Terres Taurines esta bellísima fotografía. He ahí dos miuras imponentes; sardo el más adelantado, y parece castaño muy oscuro y albardado el que se protege tras el corpachón de su hermano. Apenas tres metros más allá, un espulgabueyes se frena sosteniéndose en el aire ante los morlacos. Y es una belleza la imagen: los toros como refrenados y el leve pajarillo sujetándose en el vacío. Aventuro que la hora es tardía, la noche está todavía lejana pero se adivina un atardecer anaranjado pero suave como el amarillento predio de esta parte de Zahariche. Miura tiene leyenda y encanto, belleza, potencia, amargura y genio... Qué nunca se pierda su esencia mítica, su descomunal algarabía donde juguetean las especies.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No se puede expresar con más belleza

loquepasasucede dijo...

Emocionante!!!

Raúl dijo...

Hola Pablo. Hablabas hace poco de los antitaurinos. Si te das cuenta, ni tan siquiera son capaces de reconocer la importancia de la simbiosis que existe entre el toro-la fiesta-el hombre y la naturaleza. En un equilibrio, que muy pocas actividades garantiza.

Un saludo y felices fiestas.

eljinetepalido dijo...

Es una belleza la imagen .. y el comentario. Ojalá tambien le quede a Miura casta, ojalá el ganadero la sepa rescatar y ojalá vuelva esta divisa a las grandes ferias. Complicado lo tiene.

(Ob Tulio)

Santiago dijo...

Pablo, has elegido una fotografía fascinante. La fuerza y la potencia frente a lo minúsculo y lo frágil. Tan diferentes y sin embargo tan bellas ambas especies...

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)