viernes, 30 de mayo de 2008

La torería de Luis Bolívar engrandece un buen toro hasta la desmesura de la vuelta al ruedo

Un corridón sencillamente imponente. Así ha sido la corrida que Joao Folque de Mendoza envió ayer a Las Ventas: amplia, bien armada, dura, correosa, encastada, más bravucona que brava, pero siempre interesante y con mucha emoción, con toros duros de patas, que han rematado en tablas, que han descuajeringado burladeros, desmontado piqueros y desconcertado a más de un banderillero. Ahora bien, de eso a la bravura va un importante trecho y por eso creo que la vuelta al ruedo al tercero fue un ejercicio de desmesura motivado por un público demasiado impresionable. Estoy convencido de que si Luis Bolívar no es tan generoso con ese tercer astado y le ofrece ese sitio y esa distancia del maestro César Rincón, el toro hubiera pasado mucho más desapercibido y nadie, absolutamente nadie, le hubiera pedido la vuelta al ruedo. Rachido empujó de verdad sólo en el segundo puyazo, pero en la muleta no se entregó nunca, y aunque repitió con gran emoción, me temo que lo hizo, en gran medida, por el planteamiento del colombiano, que se quedó muy quieto, que ligó al principio y que administró después el compás para que la faena no decreciera en intensidad. Gran toro, más de público que de aficionado, porque aunque le adornaron muchas virtudes careció de dos que me parecen fundamentales en la bravura: la humillación y la entrega. Y gran torero este Luis Bolívar, muy asentado, muy valiente y entregándose de verdad en el platillo y con la muleta siempre por delante. Lástima el golletazo indecoroso con el que abrochó la faena. Después en el sexto, un toro que no regaló nada en absoluto, se jugó la vida literalmente, a pesar de los gayumbazos del astado portugués, de sus cabezazos a destiempo y de la impresionante voltereta que le propinó. Me encantó Luis Bolívar, que dejó en Las Ventas el aroma del toreo aquel de César Rincón, basado siempre en las distancias, la colocación, el valor y la inteligencia. Eso sí, tiene que mejorar con la espada, y mucho.

o No me gustó Sánchez Vara: brusco, efectista, mal colocado y dando la sensación de buscar argumentos en el ruedo para que los toros no embistieran: se trata de un torero muy limitado. Y Luis Miguel Encabo... No he visto el cuarto, pero el inicio de faena al primero ha sido primoroso. Los doblones de salida, preciosos y las dos primeras tandas, macizas y muy de verdad. La faena se vino abajo al natural porque el toro se venía siempre muy cruzado. Acusó ser el primero y estar tan visto en Madrid.

o Me imagino que Joao Folque estará tan contento como unas castañuelas; pero se engaña si piensa que la corrida ha sido brava. No. Aunque sí encastada y muy bien presentada; potente y poderosa, lo que se dice una auténtica corrida de toros. (La foto es de Iván de Andrés y la he sacado de www.burladero.com).

o La empresa de Las Ventas confirma que Diego Urdiales actuará hoy en San Isidro.
Diego Urdiales actuará esta tarde por segunda vez en la feria de San Isidro. El torero riojano es el elegido por los empresarios de la plaza de Las Ventas para sustituir a Javier Valverde en la penúltima corrida de la Feria de San Isidro, en la que se van a lidiar astados de Adolfo Martín y en la que están anunciados José Pedro Prados ‘El Fundi’ y Alejandro Talavante. Urdiales, al ser el segundo diestro más veterano de la terna, lidiará los cornúpetas que se jueguen en segundo y quinto lugar. La decisión de los responsables del coso más importante del mundo se tomó exactamente cuando dobló el último de los palhas de ayer y tras no lograr ninguno de los tres matadores cortar ningún trofeo. Sin duda, la oreja y las dos grandes faenas que cuajó en la tarde de su debut en San Isidro se han convertido en un pasaporte extraordinario para verse situado dos tardes en Madrid y con la posibilidad de dar un golpe de efecto memorable en su carrera como matador de toros.
La ganadería de Adolfo Martín, una de las predilectas de la afición de Las Ventas, fue formada por uno de los hermanos de Victorino Martín y comparte similar encaste: Albaserrada. El torero riojano ha tentado varias veces en la finca de Adolfo y conoce perfectamente la forma de embestir de estos astados. No en vano, ‘Molinito’ y los toros de la corrida de hoy comparten similar origen. Además, hace unos días el propio ganadero declaró que no le había sorprendido el triunfo de Diego Urdiales en San Isidro: «Lo he visto en esta plaza hace dos años con la corrida del conde de la Maza y estuvo tan bien o mejor que el otro día, lo que sucede es que una oreja en esta feria tiene un enorme peso», comentó Adolfo Martín, propietario de los toros que se lidiarán hoy. (Artículo publicado hoy en Diario La Rioja).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y qué es la bravura???

Pablo G. Mancha dijo...

La bravura es un conjunto de cosas muy amplias. Hay toros encastados y fieros que pueden ser mansos porque buscan las tablas o porque no pelean bien en el caballo o que se aquerencian. La bravura es la unión de múltiples circunstancias y por ello es tan difícil conseguirlas. Para un servidor un toro bravo ha de tener un poco de todo esto: fiereza, entrega, nobleza, ir a más, no dejarse nunca ganar la pelea, irse hacia arriba, fijeza...

Un saludo anónimo

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)