lunes, 28 de abril de 2008

La medida del maestro

José Tomás define una temporada en la que llegará como máximo a treinta tardes y en la que no tiene previsto actuar ni en Logroño, Bilbao ni Pamplona

José Tomás manda en el toreo con un poderío del que hace muchos lustros del que no se tienen noticias. Tanto es así que unos días antes de su atribulada contratación para Madrid se llegó a especular en diversos medios de Internet con una teoría conspiranoica según la cual varias de las familias empresariales más importantes del mundo taurino habrían pactado no contar con José Tomás para sus plazas debido a sus emolumentos y la inflación que provocaba en sus cuentas. Sin embargo, el gran problema de José Tomás no era ése: eran la televisión y las fechas. Salvador Boix, su apoderado, tiene órdenes directas del diestro de no sobrepasar las treinta corridas y medir el espacio y el tiempo entre cada una. Por ejemplo, al torear en San Sebastián no se dejará contratar para Vitoria, feria que se celebra una semana antes y con muy poca distancia entre ambas ciudades. Así, en el mes de agosto, en el que la mayoría de los principales toreros actúan prácticamente casi todos los días, José Tomás sólo hará el paseíllo ocho tardes, recorriendo la geografía española se arriba abajo y exigiendo toros y compañeros de cartel, por lo general de mucha menos categoría para poder hacer rentable cada tarde. El segundo parámetro es el de las fechas y por eso no vendrá a San Mateo. Tal y como sucedió el año pasado cortará su temporada el 21 de septiembre y la semana natural logroñesa discurrirá desde el sábado 20 al 27.

Escándalo de las entradas
Sin embargo, el diestro, que ha medido así cada uno de sus contratos, es consciente de lo que se mueve a su alrededor y de los escándalos que han comenzado a brotar con el mercadeo de sus entradas. Por ejemplo, el jueves salieron a la venta las localidades para sus dos corridas en Las Ventas y los boletos ofertados en las taquillas oficiales no superó los 280, contando, además con que el sistema de venta por Internet estuvo permanentemente caído. La plaza de Madrid afora 24.000 personas, y existen 18.000 abonados ¿Dónde están las 6.000 entradas restantes?, se preguntaban los aficionados ante las taquillas. La versión de la empresa es que a los abonados hay que sumar las 2.500 de jubilados y otras 1.200 que saldrán a la venta el mismo día. La suma, sin embargo, no termina de cuadrar. ¿Dónde están las 6.000 entradas?, volvían a preguntarse. (Artículo publicado hoy en Diario La Rioja).

1 comentario:

Abadía Vernaza dijo...

No sorprende que el "Mesías" no incluya Bilbao, Pamplona o Logroño en su temporada, y al fin de cuentas sus únicas 30 tardes sean las que ÉL quiere. No son más que suficientes 30 tardes. Para qué más, no nos hace falta

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)