domingo, 2 de diciembre de 2007

Contra la barbarie

Se me antoja imposible tratar de describir un maravilloso concierto de flamenco cuando el dolor, el sonrojo y la indignación se amontonan en el corazón de los españoles. Se me antoja imposible, incluso baladí, recordar ahora que Enrique Amador ‘Musi’ es un pianista con talento mientras la sangre de dos servidores de la libertad rueda por una cuneta de Capbreton; mientras la vida continúa siendo algo sin importancia para un grupo de asesinos que lleva disparando a la democracia antes, incluso, de haber nacido.
Qué más da una soleá, unos tanguillos o unos zapateados. Qué importancia puede tener que el flamenco a ‘Musi’ le brote del corazón cuando las personas son vilmente asesinadas porque sí, porque no, o porque le da la gana a una pandilla de iluminados que dice actuar en nombre de un pueblo. El flamenco, la música, la cultura, son hijos del pueblo y parece un insulto que el mismo pueblo, la misma libertad, puedan ser evocadas para asesinar con la maldita rutina con la que lo hacen estos sicarios y todos los que les acompañan, disculpan o legitiman.
Me resulta imposible hablar de la preciosa e intimista rondeña que desgranó este Amador de Zaragoza; explicar la sutileza del discurrir de sus dedos por el teclado, sus pausas coloristas, la ternura de sus diálogos con la percusión o la brillante travesera de Simón Fernández.
Lo siento, pero no me pregunten si me gustó la taranta de ‘Konfu’ o el apoteósico baile de David Jiménez. No me pregunten si la guitarra sonó o no sonó como mandan los cánones. Todo palidece ante la barbarie, todo carece de importancia cuando el único grito que merece la pena ser entonado sólo tiene dos palabras: «¡Basta ya!».

o II ciclo flamenco de bodegas riojanas. Tercer y último concierto. Piano: Enrique Amador ‘Musi’. Percusiones y compás: Jesús ‘El Patas’ y Josúe Barrés. Guitarra: Rubén Jiménez. Flauta: Simón Fernández. Cante y baile: ‘Konfu’ Hernández y David Jiménez. Auditorio de Bodegas Riojanas, en Cenicero: Lleno. Viernes 30 de noviembre de 2007. Artículo publicado hoy en Diario La Rioja. La foto me la ha cedido gentilmente José Ramón Frías, corresponsal de nuestro periódico en Cenicero.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No me extraña que entusiasmara al crítico un concierto donde está Simón Fernández. Es una grandísimo flautista, riguroso y con criterio, además que el arte le sobra.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)