domingo, 28 de octubre de 2007

Albert Boadella, José Tomás y el decálogo del toreo

Albert Boadella dice que José Tomás habla poco y que cuando lo hace mete la pata y después lanza su decálogo de razones por las que ama a la fiesta, a la que calificó como un rito y una metáfora de la vida

«José Tomás habla poco, pero las pocas veces que habla mete la pata. Es una pena, porque yo lo aprecio, pero es un comentario fuera de lugar e injusto, sobre todo esta temporada. Enrique Ponce dice una cosa esencial: una cornada es un error. Pero José Tomás debe haber dicho esto por la poca práctica que tiene en hacer declaraciones, porque puede pensar lo que quiera, pero también hay que tener el don de la oportunidad y cuidar las formas». Así se tomó el dramaturgo catalán Albert Boadella –que acaba de publicar el libro ‘Adiós a Cataluña’, con el que ha logrado el premio Espasa de Ensayo– las declaraciones realizadas por José Tomás en México en las que acusaba a Enrique Ponce de tener un concepto de mínimo riesgo en su forma de comprender el toreo. Boadella participó con Ponce en un singular mano a mano en Sevilla en el que ambos compararon el toreo y las artes escénicas. Por su parte, el matador de Chiva no quiso pronunciarse sobre las declaraciones de José Tomás: «Prefiero no entrar ahí, siempre lo he venido haciendo así y prefiero no hablar del tema». En dicho acto, moderado por el periodista José Enrique Moreno, Boadella encontró como gran nexo de unión entre el toreo y el teatro al público, «porque tanto la corrida como la obra teatral se realizan ante unos espectadores, que de no existir, ninguna de las dos tendría el mismo sentido». También dijo que «No es bueno un torero que tenga mucho teatro, como tampoco lo es que el actor sea muy realista». Por su parte, Ponce sí que vislumbró algunas relaciones, «sobre todo en los preliminares, como el acto de vestirse de luces o en el mismo paseíllo, donde el torero interpreta su propio papel de torero». Sin embargo, lo más sorprendente fue el decálogo del toreo de Boadella en el que explicó las razones por las que ama a la fiesta de los toros y argumentó que «no puede ser divertido un acto que conlleva el peligro de la muerte. El toreo está más cerca de ritual religioso que el teatro. Hay un protocolo inmutable, como en el rito religioso. El mismo torero, vestido según una costumbre inveterada, es un sacerdote que oficia el sacrificio». Dijo después que la base del teatro es la sorpresa, «porque puede ocurrir cualquier cosa. En la tauromaquia todo es diferente». Y entre sus muchos asertos quedaron sentencias como, «cuando el torero es bueno no hay lugar a la comedia ni a las bromas». (Artículo publicado hoy en la página temática de toros de Diario La Rioja).

El decálogo del toreo según Boadella
o uno: El toreo no tiene un creador.
o dos: El toreo es una metáfora de la vida.
o tres: El toreo no es un espectáculo, es un ritual.
o cuatro: El toreo es poesía.
o cinco: El toreo es efímero.
o seis: El toreo no busca la modernidad, es siempre clásico.
o siete: En el toreo prima el mérito y el esfuerzo.
o ocho: El mundo de los toros venera la naturaleza
o nueve: Es un arte popular.
y diez: Tiene antitaurinos porque no hay arte que sobreviva sin detractores.

1 comentario:

javi dijo...

El toreo es el toreo

http://javi-eltoreo.blogspot.com/

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)