martes, 29 de mayo de 2007

Novillos chungos y Miguel Ángel Cañas, infinitamente más malo que Capea

José María Lázaro se salva de la quema por poco, pero se salva. Los dos que le precedieron... a galeras!!! Sobre todo ese Miguel Ángel Cañas que deambuló por el ruedo sin el más mínimo atisbo de torería. Veo cada año un gran número de novilladas, con y sin caballos, por la tele, de corto, de luces, económicas; las veo en directo, acreditado, pagando e invitado; las veo por internet y me las graban en la tele. Las veo y las veré de mil formas distintas. Pues bien: hacía décadas que no me había topado frente un torero tan malo. Miguel Ángel Cañas es peor que 'El Capea', mucho peor; es peor incluso que Padilla y más malo que 'El Litri'. Y lo más lamentable de todo es que parecía un marajá; ni se inmutaba cuando pinchaba o le tropezaban los trastos; sobre todo con su bendito segundo, que en sus manos a puntito estuvo de convertirse en una alimaña. Benjamín Gómez es sencillamente malo; malo sin perseverar, sin gustarse en ser malo y, además, sin malicia. El hombre lo intentó, puso voluntad, coraje aparente... y al lado de Miguel Ángel Cañas, la verdad es que su figura se engrandece casi hasta el infinito. Y el triunfador: José María Lázaro se encontró con dos buenos novillos e intentó torear: se ambarulla, descarga la suerte, no conoce el temple, torea para las afueras y cortó una oreja que pudieron ser dos... Los novillos de La Quinta: de dulce, empalagosos, flojos, descastados, nobles, sosos, tristes, abúlicos, borregos, insolventes, mansitos, agotados... Qué no me vengan con cuentos: una novillada lamentable y chunga. Eso sí: el peor de los novillos en lo suyo fue mucho mejor que Miguel Ángel Cañas como torero, que en toda la tarde no hizo nada que justificara su presencia en San Isidro ¿De quién seá amigo? ¿Quién lo habrá enchufado?
(PD. Acabo de pensar que Lázaro tampoco se salva).

o Foto de Juan Pelegrín en el que el tal Miguel Ángel Cañas ensaya una gurripina por alto. A lo largo de la corrida también le apuntamos los siguientes muletazos: la caranzoña, el tiripín, la acucharina, el rebujón y la manguzá de frente y por detrás.

5 comentarios:

Niño Burbuja dijo...

¡Qué arte! (el tuyo, no el de Cañas, of course)

Anónimo dijo...

EN MI VIDA, Y MIRA SI ES LARGA, LEI UN CRONICA, COMENTARIO O PALABRAS SUELTAS MAS MALO SOBRE TOROS, SIN NINGUN TIPO DE RESPETO SIN CRITERIO SIN NADA DE LO QUE A MI ENTENDER ES UN COMENTARIO DE TOROS. PARA MI HA SIDO UN VERDADERO DESAGRADO LEER ESTE COMENTARIO TAN MALSONANTE.

Anónimo dijo...

que poco respeto el del personajillo que pone verde a un novillero que se entrega con toda la ilusión. Una tarde mala la tiene cualquiera y si es verdad que ve tantos toros como dice, sabrá que miguel angel cañas en un buen novillero y que deberian haberle dado ya la alternativa porque se la merece. Habría que ver al que le desacredita de esa manera delante de un toro, seguro que no volvería a hablar de la manera que lo ha hecho,que poca vergüenza.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario anterior, por curiosidad, y despues de ver esta verguenza de cronica, he buscado por internet distintas cronicas sobre cañas en otras tardes y tengo ganas de verlo torear para quedarme con el buen sabor que seguro me deja, he escuchado que es un novillero serio, cuajado y muy preparada para la alternativa. alguien me podria decir donde torea?? muchas suerte desde aqui Miguel Angel Cañas, y a la gente que como este "personajillo", deciden faltarte el respeto asi por una sola tarde, ni caso. Estos no tienen criterio ni afición.

Pablo G. Mancha dijo...

Gracias por leer Toroprensa. Lo siento si les he ofendido pero sigo lo que vi y sentí esa tarde. A lo mejor Miguel Ángel Cañas es un excelente novillero. Quizás, pero por lo visto en Madrid aquella tarde no. Lo siento. Como ven he pasado por encima de sus insultos y descalificaciones. No obstante, gracias por leer Toroprensa

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)