miércoles, 25 de abril de 2007

Morante, me muero por tus huesos

Morante de la Puebla arrebatado. El tiempo detenido, el silencio de la maravilla; no hay quien toree mejor que tú porque tu sino es el precipicio, parecía decirse para sí cuando ensimismado consigo mismo paseaba las orejas en el círculo imperfecto de la Maestranza. Morante resucitado e irregular, Morante como un superviviente en el abismo de la ingratitud. Lo confieso: nunca había sido partidario suyo y ahora me muero por sus huesos; nunca me lo había terminado de creer –aunque me cegaran a veces sus fogonazos– y ahora me siento, no sé, como culpable por no haber sido capaz de descifrar su mensaje, de entender que bajo su caparazón de torero artista, de sucesor engreído de no se sabe qué cosas ante toros tantas veces arrasados, sencillamente latía el corazón de un hombre en busca de su destino, alejado diametralmente de los cursis que lo veneran por su fragilidad. Y es que Morante de la Puebla es torero, personaje y persona, contradictorio como el vino añejo que mueve sus moléculas cuando lo citan para transformarse en hilo de delicados aromas. Y qué dislate verle hundido torear para sí, con la cabeza entreverada, con la misma testa que antes le querían sesgar a los que un segundo después se hacían partidarios suyos para la eternidad, como yo mismo. Y daba no sé que verlo a porta gayola, pero no era una estratagema para anunciar nada: era el primer acto de la transfiguración. Morante herido de sí –se ha visto– es un toreo rabioso, un toreo que duele, un toreo macizo como ninguno. Por eso es capaz de irse al más allá del pitón contrario con la muleta escondida detrás; que se ofusca con muletazos maravillosos, legendarios, indescriptibles; con adornos tan lentamente prolongados que hacían crepitar el corazón. Era Morante de la Puebla destilado, reducido a la esencia, sin nada más que su desnudez y su voluntad, sin otro aditamento que su alma luminosamente escarnecida. Era Morante antes y después, y a pesar de los filólogos que han rebuscado en su mito palabras y adjetivos para definirle, todo era más sencillo: simplemente torero. (Foto de Matito, de Toros Comuncación)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

ESTOY DE ACUERDO

Quintaesencia dijo...

Pablo ya te lo dije mas de una vez despues de Morante HOY no hay nada, ayer si, mañana no se. Morante es la esencia, es el duende es la chispa, es lo mas puro, es la quintaesencia del toreo. Lo malo que es cuando quiere, cuando su cabeza no se cortocircuita, que se sube a nube particular, cuando sueña a ser torero viejeo, cuando se siente querido, cuando se le toca las palmas por bulerias.
El 6 de Junio queda ya muy cerca, ese dia espero que sea la explosion del Morantismo..........
Y ojo al dato señores(como dice algun seudo-periodista), hay ya sucesor de Morante,y tiene nombre, es Camero, de la Escuela Taurina de Camas dirigida por el inigualable Maestro "Almendro", tiene un nombre y es Oliva Soto.
Por cierto Pablo, se esta forjando una Asociacion Taurina en La Rioja, una Asociacion que va estar compuesta por Aficionados, y no por tratantes y comerciantes, una Asociacion que jamas le dara las gracias a la "Casa Chopera" por (cito textualmente)"evitarnos el sopor de aguantar el la ribera a Morante de la Puebla" (estas palabras carecen de comentario ya que se comentan solas)

Anónimo dijo...

Cuando le veais andarle a un toro, toreándole por la cara, sin un solo derechazo ni un natural, andándole siempre para delante, improvisando, cambiándose la muleta de mano, haciendo con el toro eses y ochos engarzados de forma interminable, con son y una gran suavidad, entonces habreis visto a Morante, yo ya lo ví y no se me olvida. Puntillero.

Niño Burbuja Morantista dijo...

Qué alegría que me das, Pablo, que ya empezaba yo a pensar que estaba loco.

Anónimo dijo...

morante de la puebla ya es padre de un niño llamado jose antonio segundo su peso a sido de 3k600 y es muy bonito besos

Anónimo dijo...

morante de puebla ya es padre de un niño llamado jose antonio segundo a pesado 3k600 esta estupendo lo a tenido en el maternal de sevilla besos

maria gama dijo...

Quando Morante está com o toiro, existe Arte na Arena.

gracias por visitar toroprensa.com

Blog de ideas de Pablo G. Mancha. (Copyleft) –año 2005/06/07/08–

Queda permitida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta bitácora, en cualquier forma o modalidad (Siempre y cuando se cite al autor)